BÚSQUEDA

Chile, EE.UU. y Reino Unido colaboran con Argentina para encontrar submarino perdido

La Armada de ese país aún no pudo establecer contacto con la tripulación. 

El submarino desaparecido cerca de Chubut. Foto: Tandanor.
El submarino desaparecido cerca de Chubut. Foto: Tandanor.

Los gobiernos de Chile, EE.UU. y Reino Unido ofrecieron a Argentina apoyo logístico e intercambio de información en la búsqueda del submarino ARA San Juan que llevaba 44 tripulantes a bordo y con el que se perdió contacto en su trayecto desde el puerto de Ushuaia a la Base Naval en Mar del Plata.

La Armada Argentina informó hoy que se iniciaron "operaciones para retomar comunicaciones" con el submarino ARA San Juan, con el que se perdió "enlace" en el mar argentino a la altura del golfo de San Jorge, en Chubut.

"La última información fehaciente y oficial es que aun no se encontró al submarino. Dejó de haber comunicación y se inició un protocolo para forzar el enlace de las comunicaciones", explicó el capitán de navío Enrique Balbi, jefe del Departamento de Comunicación Institucional de la Armada.

"No hay ningún indicio grave que se tenga del submarino, simplemente se dejó de tener comunicaciones", aseguró esta mañana en declaraciones a la prensa. "Aún no se ha podido contactar al submarino", sintetizó Balbi.

La última posición conocida del ARA San Juan es en el golfo de San Jorge, a 240 millas náuticas, 432 kilómetros de la costa. Una aeronave Tracker de la Base Aeronaval Comandante Espora y una de la Escuadrilla de Vigilancia Marítima B-200 de la Base Aeronaval Punta Indio volaron ayer a la tarde y durante la madrugada en búsqueda del submarino.

Además, la Armada ordenó "a todas las estaciones de comunicaciones terrestres" a lo largo del litoral argentino "la búsqueda preliminar y extendida de las comunicaciones y escucha en todas las posibles frecuencias de transmisión" del submarino.

Intensa búsqueda

El submarino desaparecido cerca de Chubut. Foto: Tandanor.
El submarino desaparecido cerca de Chubut. Foto: Tandanor.

A más de 48 horas, se cree que el submarino, un TR-1700 con propulsión diésel-eléctrica y capacidad para 37 tripulantes, podría haber tenido un problema en el suministro de energía.

"Ayer a las 22 se concretó una cierta cantidad de tiempo de la última comunicación del submarino, entonces la Armada, a través del Comando de Fuerza de Submarinos, inició el procedimiento de un plan: se desplegó el destructor Sarandí", detalló Balbi.

El submarino fue construido en Alemania en 1985 y llegó a Argentina en 1986. Tiene 66 metros de eslora, siete metros y medio de manga y es un submarino convencional, diésel-eléctrico. El ARA San Juan fue sometido en 2008 a una "reparación de media vida", una obra difícil y compleja para la que fue necesaria una preparación de dos años de trabajos de ingeniería en las instalaciones del Complejo Industrial Naval Argentino (Cinar) para poder llevarla a cabo. Un comunicado de aquel momento afirmaba que los arreglos extenderían la vida del navío por 30 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)