VIDEO

Caos e incidentes en acto de los sindicatos contra Macri

Movilización coincidió con la comparecencia de Cristina K en un juzgado.

Buenos Aires fue ayer un caos. Primero la comparecencia de la expresidenta Cristina Kirchner en los juzgados de Comodoro Py, que obligó a un gran despliegue de seguridad en la zona de Retiro. Luego el impresionante acto convocado por la CGT contra la política económica del presidente Mauricio Macri, que terminó al caer la tarde en medio de incidentes entre los propios sindicalistas. Esta movilización fue la que hizo intransitable ayer el centro de la capital argentina.

"¡Poné la fecha! ¡Huelga general!", demandaron con cánticos a voz en cuello manifestantes a los líderes de la CGT, al cierre de la gigantesca movilización. Los airados reclamos derivaron en empujones y algunas corridas en la cabecera de las columnas. "La fecha ya está puesta. Si este gobierno no rectifica la política, los primeros días de abril va a haber un paro de 24 horas", advirtió Héctor Daer, secretario de la Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor de las centrales obreras convocantes.

El secretario de Derechos Humanos de la CGT, Julio Piumato, acusó a "grupos identificados con el kirchnerismo" por los incidentes al cierre de la marcha.

Macri sostiene que la economía argentina "está mejorando", pese a que las cifras, incluso las oficiales, dan cuenta de que sigue la recesión, con caída del consumo, de la industria y las exportaciones. La única excepción son las dinámicas exportaciones de granos y de arándanos, dijo Macri ante el Congreso el 1° de marzo.

Al compás de bombos y tamboriles, el centro de la capital argentina se cubrió de un mar de banderas y grandes cartelones de cada sindicato.

La concentración se produjo mientras los docentes de la educación pública y los hospitales cumplieron el segundo día de una huelga de 48 horas por reclamos salariales. Fue una demostración de fuerza a la que se sumó todo el arco sindical, organizaciones sociales y políticas opositoras. De todos modos, cuando el ex jefe de gabinete del kirchnerismo, Aníbal Fernández, quiso subir al palco del acto, se lo impidieron.

En 2016 el PIB argentino cayó 2,3% con un tibio repunte en el último trimestre tras cuatro consecutivos de caída. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ratificó el rumbo económico. "Si el gobierno no hubiera tomado las medidas que adoptó, la pobreza sería del 80% como es hoy Venezuela", se defendió.

"El gobierno nacional ve un retrato social y económico que la mayoría no ve", reprochó el sindicalista Juan Carlos Schmid, del triunvirato que conduce la CGT, al criticar el optimismo de Macri frente a una realidad "con suspensiones, despidos y pérdida del salario".

Hasta ahora la CGT se había mostrado conciliadora con el gobierno, pero sindicatos más combativos reclaman desde hace tiempo una huelga nacional. La desocupación roza el 10% con miles de despedidos por cierres de fábricas y la pobreza alcanza a uno de cada tres argentinos.

La CGT busca torcer el brazo del gobierno que trata de encorsetar los ajustes salariales a la pauta inflacionaria para este año, fijada en 17%.

Los sindicatos reclaman un 30% para recuperar parte del poder adquisitivo perdido en 2016, cuando se pautaron ajustes salariales en torno al 24% y la inflación llegó al 40%.

Justo en esta jornada, se divulgó el índice oficial de la capacidad instalada de la industria, que se situó en un muy reducido 60,6% en enero.

Hugo Timón, 46 años, trabajador de un taller industrial de San Martín, llevaba en su mano una bandera del sindicato metalúrgico con la leyenda "Defendamos la industria nacional".

"Tenemos que hacernos ver, no buscamos voltear a Macri, pero sí que reconozca que esto va mal, muy mal", sostuvo.

Cristina.

El otro hecho en Argentina ayer fue la comparecencia de Cristina Kirchner, la tercera vez que concurre como indagada: presentó un escrito, se negó a responder preguntas ante el juez Claudio Bonadio y se mostró como víctima de una persecución política. "Descabellada imputación", "inusitada gravedad institucional", "garantías constitucionales afectadas", "violación sistemática de todos los derechos y garantías que establece la Constitución Nacional" y "obstrucción sistemática del derecho de defensa" fueron algunas de las frases utilizadas por la exmandataria en su escrito de 16 carillas.

Bonadio investiga si Cristina Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia Kirchner recibieron retornos en forma de alquileres por las propiedades de su sociedad Los Sauces. La acusación es por asociación ilícita.

La expresidenta dijo que por "la descabellada imputación" en su contra "corresponde" que se dicte su sobreseimiento.

Según la exmandataria, sus hijos y ella son "objeto de una persecución judicial y mediática que no registra antecedentes" en la Argentina "al menos en los períodos democráticos". En base a AFP, LA NACIÓN

Sin fotos y la referencia a la perrita "Lolita".

Cristina Kirchner evitó ayer saludar al juez federal Claudio Bonadio durante su indagatoria por la causa Los Sauces, pidió que ningún empleado del juzgado le sacara fotos y utilizó la ironía para responder algunas preguntas de rutina vinculadas a sus datos personales. Cuando una funcionaria que estuvo a cargo del trámite de indagatoria le preguntó con quién vivía, la exmandataria le respondió con humor en medio de un clima tenso: "Con mi perrita, Lolita". "Me refiero a personas", refutó la secretaria y evitó consignar en el acta la respuesta alusiva a la mascota. Cuando ingresó al despacho del juez, la exjefa del Estado pidió que los empleados judiciales no le sacasen fotos durante la indagatoria, según la agencia Télam.

La movilización convocó a buena parte del arco opositor a Macri. Foto: EFE
La movilización convocó a buena parte del arco opositor a Macri. Foto: EFE

DESCARGOS DE CRISTINA - ACUSACIÓN AL JUEZ Y DENUNCIANTE.

"Sociedad rutilante".

Según la expresidenta, la diputada Stolbizer y el juez Bonadio conforman una "sociedad rutilante" cuyo "objeto" es "inconfesable por ilegal": "perseguir" a sus hijos y a ella.

Bonadio.

Cristina Kirch-ner lanzó una larga lista de acusaciones contra Bonadio: "obstruyó de manera sistemática el derecho de defensa, ordenó la realización de pericias sin notificar a las partes, practicó decenas de allanamientos sin justificación alguna (...)".

La investigación.

La exmandataria señaló que la causa "devino en una investigación sin un objeto determinado, tal como lo exigen las normas procesales" y que la imputación es "genérica, ambigua y difusa".

"Décadas".

En un capítulo titulado "Los Sauces SA", destinado a una "explicación pormenorizada sobre la situación de la sociedad", la expresidenta explicó que "desde hace décadas" tanto su marido como ella "invirtieron gran parte" de su "capital en bienes raíces".

"Comparación".

Cristina Kirchner subrayó que la "prueba más cabal del marco de absoluta legalidad" de Los Sauces S.A. "sea su comparación objetiva con varias de las empresas del Grupo Macri". Mencionó "los Panamá Papers" y dijo que de las empresas del actual presidente "en realidad lo único que se sabe de ellas es que están radicas en el exterior, más precisamente en paraísos fiscales".

"Insólito".

Según la expresidenta, el "argumento del retorno al revés" es "insólito". Puntualizó: "Ahora no se dice que los empresarios de la obra pública le retornaban sus ganancias a la familia Kirchner, sino que los Kirchner les regalaban dinero a las empresas de Lázaro Báez".

Lavado.

La exjefa de Estado sostuvo que la imputación de lavado de dinero "no solo resulta absolutamente falsa" sino que "pone al descubierto el grado de temeridad y malicia con que han procedido la denunciante Stolbizer y el juez Bonadio".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)