EL EPÍLOGO DE UNA EPIDEMIA MORTAL

África se libra del brote del ébola

Cortaron la cadena de contagios de la enfermedad que causó miles de muertes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Médicos Sin Fronteras trabajan en una de las zonas afectadas por el virus del Ebola. Foto: Reuters

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró ayer el fin del brote de ébola que se prolongó durante dos años en África occidental, pero advirtió que hay riesgos de que se vean más casos en los próximos meses.

"Todas las cadenas de transmisión (del virus) conocidas han sido detenidas en África occidental", dijo el director de Gestión de Emergencia y Respuesta Humanitaria de la organización, Rick Brennan.

Por primera vez desde que se detectó el primer caso de esta epidemia, en diciembre de 2013, todas las cadenas de contagio han quedado interrumpidas en los tres países afectados por la epidemia, que además de Liberia han sido Guinea-Conakri y Sierra Leona.

"Hoy es un buen día... felicitamos a los pueblos, gobiernos y al personal sanitario que hizo frente al mayor y más complejo brote de ébola que se haya visto y al que respondieron conjuntamente los países afectados y la comunidad internacional", dijo Brennan.

El anuncio se realizó al cumplirse los 42 días desde que la última persona infectada en Liberia dio negativo en dos ocasiones consecutivas al test que revela la presencia del virus en la sangre, lo que ha permitido declarar a este país libre de ébola.

Guinea-Conakri fue declarada libre de ébola el pasado 29 de diciembre y Sierra Leona, el 7 de noviembre.

Sin embargo, la OMS considera que "el trabajo no está terminado" porque los tres países "enfrentan un alto riesgo de pequeños brotes adicionales" de la grave enfermedad.

Tras poner bajo control la enfermedad se registraron 10 casos —cuatro en Liberia, tres en Guinea-Conakri y tres en Sierra Leona— que no formaban parte del brote original, que dio lugar a la peor epidemia de ébola desde que se descubrió esta enfermedad, hace más de 40 años.

La epidemia causó más de 28.000 casos de personas infectadas, de las que 11.300 fallecieron, y provocó un grave impacto económico y social en los países afectados.

Brennan reconoció que probablemente esas cifras están subestimadas. La epidemia causó el colapso de los servicios de salud en Liberia, Guinea-Conakri y Sierra Leona, que estaban mal preparados para una emergencia de tal magnitud.

Cuando la epidemia se desató y durante varios meses, la tasa de mortalidad se situó en el 80 %, pero cuando la OMS comenzó a apoyarlos masivamente y se instalaron gradualmente los centros de tratamiento para ébola en los tres países, esta tasa se redujo al 60 % o menos.

Cuando pasó lo peor.

En los peores momentos de la epidemia, los países más afectados temieron el colapso. El ministro liberiano de Defensa, Brownie Samukai, declaró ante la ONU que "la propia existencia de su país" estaba amenaza por una enfermedad que se propagaba "como un incendio forestal".

"Algunos días recogíamos más de 40 o 50 cuerpos", recuerda Naomi Tegbeh, una sobreviviente que se hacía cargo de aquellos cadáveres que eran más contagiosos.

El centro antiébola de la ONG Médicos Sin Fronteras en Monrovia tuvo que duplicar su capacidad de acogida, pero en el punto álgido de la epidemia, se vio obligada a rechazar a varios pacientes por falta de sitio.

En octubre de 2014, las autoridades de Liberia emitieron una consigna única para los cuerpos de los fallecidos, fuera cual fuera el motivo de su muerte: "¡Quémenlos a todos!".

23.000 niños desamparados

Cerca de 23.000 niños que han perdido a uno o ambos progenitores o a sus cuidadores a causa de la epidemia de ébola que ha asolado Guinea, Liberia y Sierra Leona durante casi dos años continúan necesitando apoyo, advirtió Unicef. "Muchas personas continúan sufriendo, especialmente los niños cuyas vidas han quedado aún más vulnerables", indicó el organismo.

PREGUNTAS CLAVE SOBRE EL ÉBOLA

¿CUÁNTAS VÍCTIMAS?

La epidemia del Ébola, que comenzó en Guinea en diciembre de 2013, dejó al menos 11.315 muertos entre los 28.637 casos registrados, según un balance de la OMS.

Las víctimas se concentran en tres países vecinos: Guinea (más de 2.500 muertos), Sierra Leona (más de 3.900) y Liberia (más de 4.800), recuentos que la OMS considera están infravalorados.

¿DE DÓNDE VIENE?

El virus fue identificado en 1976 en Zaire, hoy República Democrática del Congo, y se llama así por el nombre de un río del norte de este país.

La primera de las cinco variantes conocidas del virus alcanza una mortalidad de hasta el 90% en humanos.

¿CÓMO SE TRANSMITE?

El virus circula entre los murciélagos frugívoros (que comen fruta), que son considerados como huéspedes natural del virus aunque no desarrollan la enfermedad. Otros animales, como grandes simios, antílopes o puercoespines, también pueden transmitirlo a los seres humanos. Puede propagarse por moco, semen, saliva, sudor, vómito, heces y sangre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)