REACCIONES ANTE INICIATIVA DE UNA EDIL

Teatralización sobre el suicidio causó taquicardias en la Junta

Actor fingió arrojarse desde las barras en sesión que molestó a varios ediles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Día de la Prevención del Suicidio mereció una sesión en la Junta. Foto: G. Pérez

Durante la sesión del 15 de septiembre, la Junta Departamental de Montevideo abordó el tema de la autoeliminación de personas, al haberse conmemorado cinco días antes el Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

Comenzó haciendo uso de la palabra la edila Fátima Barrutta, de la bancada de Edgardo Novick, con una presentación bastante atípica para las reuniones plenarias de la Junta.

Un grupo de tres actores ensayó en la altura de las barras una escena sobre una situación límite, en la que uno dijo estar dispuesto a tirarse al vacío y quitarse la vida. Al final, hubo interrupciones desde la sala, dialogados y algún aplauso.

Según narraron a El País ediles que estuvieron presentes durante la sesión, la actuación los tomó por sorpresa y en muchos casos molestó. Incluso a una edila le provocó taquicardia por la tensión que se vivió en esos minutos. Otra parlamentaria se sintió incómoda porque un familiar cercano se quitó la vida de esa manera. "Fue una falta de respeto para la gente y para la institución", opinó el legislador nacionalista Diego Rodríguez Salomón.

Barrutta prosiguió tras la actuación en las barras: "En esta instancia pretendemos reflexionar, y vean qué difícil es ponerse en la piel del otro cuando sufre, cuando no se lo escucha. Lo vivimos acá en este momento. Les agradezco a todos los ediles que, con su sensibilidad, se quedaron en Sala y trataron de entender el mensaje y el significado de todo esto".

Luego de un cuarto intermedio de cinco minutos, solicitado por el Frente Amplio, tomó la palabra la edila de la Concertación Cristina Ruffo. "La verdad es que voy a tratar de componerme, porque esto me ha tocado muy de cerca, no solo por lo vivido en forma personal, sino también por la triste realidad de algunos compañeros y amigos que han optado por esta salida. Realmente, estoy un poquito shockeada, así que les pido disculpas", sostuvo.

Sorpresa.

Muchos ediles dijeron sentirse "sorprendidos" por la actuación en las barras, que no había sido comunicada al cuerpo antes del inicio de la sesión. Una de ellas fue Jacqueline Chouhy (FA): "Confieso que me tomó muy de sorpresa lo que pasó aquí, y creo que por mi forma de ser y de pensar soy una persona que acepta lo innovador. En ese sentido, me parece que está bueno incorporar diferentes técnicas en las intervenciones, saludo eso, pero fue un momento muy duro porque no estábamos enterados de que se iba a realizar", señaló.

Como la totalidad de los ediles, Roberto Gossi (bancada Novick) adhirió a lo expresado en la sesión sobre la concientización del suicidio y el grave problema social que significa.

"Con lo que no estoy de acuerdo es con la representación que se hizo hoy en Sala, porque creo que fuimos sometidos a una violencia innecesaria. Ninguno de nosotros —adultos, conscientes, responsables— merecemos un acto de violencia como el que tuvimos que presenciar en forma inconsulta. Creo que no corresponde. Mucho menos corresponde cuando se avasalla la institucionalidad del Cuerpo, cuando la presidenta ignora lo que se va a representar, cuando se le concede la palabra en forma directa a un tercero que está integrando la Barra. Yo creo que eso es violencia; es violencia institucional. En lo personal, no preciso esa dosis de violencia para tomar conciencia de la importancia del tema, y creo que muchos de nosotros no la merecemos", se quejó el legislador.

Desde la bancada del Partido nacional, el edil Javier Barrios Bove consideró que "estuvo muy mal la edila que generó esto por lo que causó en las personas, por no avisar a su coordinador, porque no se avisó en la coordinación de bancada y porque no se pidió autorización. Tenemos que cuidar las formas. Este es un órgano colegiado que debe tomar decisiones colegiadas y que debe estar enterado de las cosas", agregó el edil de Alianza Nacional.

Luego, la edila del FA Graciela Villar cambió el tema y la Junta comenzó a debatir sobre el juicio político a la ahora ex presidenta de Brasil Dilma Rousseff.

LA MAYOR TASA DESDE 2002.

El peor año.

El edil Daniel Villaamil (foto), suplente de Alfonso Iglesias, dijo que 2015 fue el año en que se registró la mayor tasa de suicidios en Uruguay desde 2002: hubo 643 muertes. El año de la crisis hubo 690 fallecimientos por esta causa.

Hombres.

El mayor aumento fue en hombres, en un rango etario que va de los 20 a los 24 años. La tasa de suicidios es mucho mayor en los hombres que en las mujeres.

Jóvenes.

En el rango de 10 a 19 años también hubo un crecimiento. En lo que refiere a los adultos mayores, se percibe una leve tendencia a la baja desde 2003. Uruguay sigue con una de las tasas más altas en la región.

Causas.

Villaamil informó que nunca un suicidio se debe a una sola razón: hay factores biológicos, psicológicos, sociales, culturales y hasta ambientales. Los motivos son varios; el hecho, uno solo. "Es un flagelo muy silencioso que está entre nosotros y difícilmente podamos percibirlo, muchas veces disfrazado de normalidad, hasta que nos enteramos de ese punto final. Difícil de combatir; complicado de encontrar; triste de admitir", indicó.

Prevención.

¿Cómo se puede prevenir un suicidio? Una de las recomendaciones es la de pertenecer a un grupo. Otras son la inclusión educativa y laboral; las redes de apoyo —grupos religiosos o deportivos— y la estabilidad familiar. También es importante la disposición a buscar ayuda y el acceso a servicios de atención.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)