MOMENTO CRÍTICO

Sin supergás en plena ola polar

El paro de 24 horas, el frío extremo y la elevada demanda provocaron desabastecimiento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Faltante: camiones cargados cada vez con menos garrafas. Foto: M. Bonjour

En momentos en que se prevén temperaturas polares y fuertes vientos para el sur del país, la mayoría de los puestos de Montevideo carecen de garrafas de gas. La situación también es crítica en San José, Colonia y Canelones.

"En el sur no hay gas por ningún lado. El problema se debe a que las entregas a los minoristas son mínimas. El suministro de supergás no se regularizó después del conflicto", dijo a El País el directivo de la Asociación de Fleteros del Gas (Aflegas), Eduardo Castro.

El jueves 7, las patronales de los sectores Distribucción y Fleteros, y el Sindicato de Trabajadores del Supergás (SUTS) firmaron en el Ministerio de Trabajo un convenio salarial que finalizará en el 2018.

"Estimábamos que luego del acuerdo con los trabajadores, la distribucción de gas se regularizaría en siete días. Sin embargo, vino el paro de 24 horas del Pit-Cnt y eso extendió el problema", explicó Castro.

Como forma de ilustrar la enorme demanda que enfrenta hoy el sector del supergás, Castro narró que, en un momento de faltante y días fríos, las garrafas "vuelan" de los puestos de ventas. "En mi local de San José, en días como estos, llegué a vender 100 garrafas en 70 minutos", expresó.

El problema de distribución de supergás es de tal entidad que obligó a las autoridades de Riogas a adoptar, en la tarde de ayer, una medida extrema: envasar garrafas en doble turno en el feriado de mañana lunes.

Esa medida se complementa con la decisión de envasar ayer en doble turno, y hoy domingo en un solo turno. En el sector del gas trascendió ayer que Megal podría adoptar una decisión similar.

Fuentes empresariales dijeron a El País que la resolución de Riogas de envasar en los próximos días es atípica. "Esa decisión surge en función de la demanda. Este ha sido un invierno peculiar, muy frío. En Riogas saben que hay posibilidades de vender. Sin embargo, la llave de todo el negocio es el sindicato. Tendrán que negociar con ellos. El sábado y el domingo los trabajadores cobrarán horas extras triples. Es posible que lo mismo ocurra el lunes", agregaron.

La demanda insatisfecha ha llevado a que muchos camioneros deban circular 18 horas en las rutas.

Montevideo.

"La demanda viene bastante fuerte y no hay mucho supergás. Actualmente se está abasteciendo el 60% de la demanda que hay, porque para el resto no hay garrafas. Después del paro, el viernes y el sábado se trabajó muchísimo y más porque ayer fue quizás uno de los días más fríos del invierno". Con estas palabras el directivo de la Asociación de Distribuidores de Supergás (Adisup), Martín Machado, relató el panorama del sector.

Ayer habían entregado 500 garrafas a la sucursal de Acodike, ubicada en Durazno 1092 y, de acuerdo a Machado, tenían una demanda aproximada de 1.000.

El local cerraba a las 22:00 horas, pero a las 16:00 debieron descolgar el teléfono debido a la imposibilidad de atender todos los pedidos.

En la víspera, los locales de Acodike en Montevideo recibieron 8.000 garrafas, "cuando un día como hoy se deberían entregar 12.000", explicó Machado. Diariamente la planta envasa unas 50.000 garrafas para todo el país, pero de acuerdo al directivo "se estarían necesitando 70.000 para cubrir con todos los pedidos".

"No se llega nunca a poder vender lo que demanda el cliente, porque no hay un stock suficiente en la planta, ni siquiera con las horas extras que realizan, hoy en día, muchas de las personas que trabajan allí", dijo. Enseguida agregó: "La producción no alcanza al abastecimiento de Montevideo ni del interior".

Hoy la sucursal de Acodike permanecerá cerrada y mañana se trabajará media jornada por dos motivos: "porque es feriado, y porque no habrá el abastecimiento necesario", subrayó Machado.

El dirigente del Sindicato de Trabajadores del Supergás, Guillermo Giráldez también considera que la demanda invernal supera por lejos la capacidad de envasado de las plantas.

"El envasado de las plantas no puede cubrir la demanda. No se trata de un problema puntual sino que es algo histórico. Reitero, la infraesetructura no alcanza para producir todo el supergás que demanda la población cuando aprieta el frío", dijo el gremialista.

Además de problemas logísticos en el envasado, la cadena de producción carece de suficientes camiones para trasladar la producción, dice Giráldez.

"Ya está vendido el gas que se envasa. Deberían intervenir los ministerios para que habiliten provisoriamente a camiones a que trasladen gas", sostuvo Giráldez.

El sindicalista aludió a que las empresas no pueden pagar todo el año los seguros que requieren los camiones por 15 días de alta demanda de gas.

Incontrolable.

En la calle Paysandú al 1551, un cartel con el aviso "No quedan garrafas de 13kg" recibía a los clientes que llegaban al local de Riogas.

"Nos traen garrafas cada una hora, y en ese mismo lapso las vendemos todas", explicó la encargada del lugar.

Dijo que a las 16:30 horas tenían siete camionetas en las calles, con 12 garrafas cada una, cumpliendo con la demanda de los clientes, y hasta las 20:00 horas no le llegaría la próxima tanda, que según estimaba, serían 200 más.

Durante el día habían vendido aproximadamente 400 garrafas. "Hay una demanda incontrolable, no damos abasto e incluso hay algunos llamados que no atendemos porque no tenemos suministro", remarcó la encargada.

En Pocitos, la sucursal de Acodike ubicada en Scosería 2951 tenía garrafas disponibles. Incluso en la tarde de ayer, a las 16:30 horas aproximadamente, le había llegado un camión con 360 envases más, por lo que disponían de stock. La situación fue distinta el jueves, ya que debido al paro, no les llegaron garrafas por lo que únicamente pudieron vender las que les habían quedado del miércoles, que de acuerdo a Verónica, una de las empleadas del local, "fueron muy pocas".

Por otra parte, la sucursal de Megal, ubicada en Paraguay 1127, tenía garrafas en stock pero estaban con un atraso de dos horas en las entregas.

Hasta la tarde de ayer, habían vendido 300 garrafas. En caso de que se terminara el stock al finalizar el día, hoy el local permanecería cerrado.

Fuentes empresariales dijeron a El País que los stocks de los locales de la capital solo pueden afrontar media jornada en una fuerte demanda generada por los días fríos.

Por disposiciones municipales, los locales no tienen espacio para almacenar grandes cantidades de garrafas. Los puestos pueden guardar entre 1.000 y 2.000 kilos de supergás, lo que equivale a unas 150 garrafas.

Una telefonista de esa empresa dijo que era muy posible que parte de la población montevideana se quedara sin gas durante el fin de semana y el feriado de mañana. "La demanda es muy alta por las bajas temperaturas", indicó.

Un fletero de Acodike dijo a El País que solo le quedaba una veintena de garrafas en la caja de la camioneta y nada más. Agregó que la demanda estos días es "altísima".

Alerta amarilla.

El Instituto Uruguayo de Meteorología emitió ayer una alerta amarilla para el sur y este del país por fuertes vientos y bajas sensaciones térmicas. La alerta comprende los departamentos de Montevideo, Canelones, Maldonado y Rocha y rige hasta las seis de la mañana de hoy, cuando se actualizará. Se esperan vientos fuertes con rachas de 60 a 75 kilómetros por hora.

No se descarta que en las zonas costeras de Maldonado y Rocha las rachas de viento puedan ocasionalmente superar los 75 kilómetros por hora. También se anuncian sensaciones térmicas por debajo de los 0ºC.

Los fríos también dispararon el consumo de energía eléctrica. A las 18:30 horas de ayer, la temperatura era de 6 grados. La demanda de electricidad alcanzó los 1.743 Megawatts.

Hoy se prevé que el consumo de energía será similar debido a las bajas temperaturas.

Una historia que se repite incluso en verano.

La falta de garrafas de supergás no es un fenómeno que se da solo con la llegada del invierno, aunque en esa época es más notorio. Este año los problemas comenzaron en febrero, y algunas empresas que comercializan esos productos, alegaron que la falta de garrafas en esa época estaba vinculada con las medidas sindicales llevadas a cabo por los trabajadores del sector. Por su parte, el sindicato se deslindó de toda responsabilidad y alegó que el desabastecimiento se debía a la "competencia y lucha desleal entre las empresas para liderar el mercado".

Temperatura.

Bufandas, gorros y camperas son algunas de las prendas obligadas para salir a las calles y hacer frente al frío que se prevé continuará al menos hasta la jornada de hoy. De acuerdo al Inumet, se espera que haya fuertes vientos y sensaciones térmicas que podrían ubicarse por debajo de los 0° en las zonas sur y este del país. En tanto, en los hogares, frente a este frío la demanda de garrafas aumenta, por lo que las empresas comienzan a desabastecerse y no logran cumplir con los pedidos de los clientes.

Foto: M. Bonjour
Foto: M. Bonjour

Falta de garrafas en el sur del país.

En el sur del país ayer hubo faltante de supergás en varios departamentos. Propietarios de los locales comerciales indicaron a El País que el suministro de gas que recibían de Montevideo era muy inferior a la demanda.

"A muchos clientes que conozco desde hace muchos años, con pena les tengo que decir que no tengo más gas. No estamos hablando de gas para calefacción sino para cocinar", dijo un comerciante a El País.

Canelones.

En algunos puntos de Canelones, la situación es crítica. Hay locales comerciales que no tienen garrafas de gas para vender desde el martes 12. El local de venta de Riogas de Atlántida carece del producto desde hace dos días.

"Creo que se debe al conflicto", dijo un empleado del local. En Empalme Olmos no hay gas desde el martes 12. "Los distribuidores son quienes nos traen las garrafas. Ellos no tienen gas para traernos", dijo a El País el propietario de un autoservice, Alejandro González.

Consultado sobre si sus clientes preguntan qué sucede con el suministro de supergás, el comerciante respondió: "Se trata de un problema grande. La gente pregunta. Es posible que opten por otras opciones para calefaccionar (leña). Sería una lástima".

Colonia.

Distribuidores transmitieron al directivo de la Asociación de Fleteros de Gas, Eduardo Castro, que restaurantes habían cerrado en un momento donde había un buen flujo de turistas porque no tenían gas. En Ecilda Paullier tampoco habían garrafas. El comerciante Alejandro González tiene un puesto de Riogas en el barrio El General, de Colonia. "Supongo que acá algunos puestos ya no tengan más gas. Yo estoy al límite. Nos llegó poco. El suministro está resentido", dijo González a El País.

San José.

En la capital maragata también hay faltante de gas en muchos puestos.

El directivo de la Asociación de Fleteros (Aflugas), Eduardo Castro, expresó que el abastecimiento "es mímimo". Agregó que hay escuelas rurales que preguntan a los padres de los alumnos si tienen garrafas para cocinar. Luego de preparar el alimento para los niños, el padre lleva de vuelta la garrafa a su casa, según Castro.

Indicó que una situación similar ocurre con los vecinos. "Antes los vecinos intercambiaban azúcar. Ahora se prestan garrafas de gas", dijo.

Norte del Río Negro.

El reparto de gas es normal. No hay faltantes. Pero comerciantes de Soriano, Fray Bentos y Tacuarembó consultados por El País advirtieron que la demanda es sostenida por las bajas temperaturas, aunque estimaron que tienen stock suficiente para cumplir con los pedidos de los próximos días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)