INN COntent PARA REPÚblica microfinanzas

Siete consejos a la hora de elaborar un presupuesto

La planificación financiera es un proceso que ayuda a identificar prioridades, establecer metas, tomar decisiones y definir el uso que le querés dar a tu dinero.

Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País
Inn Content República Microfinanzas. Foto: El País

¿No tenés claro qué monto de tus ingresos debes destinar al ahorro? ¿No entendés en que se está yendo la mayor parte de tu dinero? ¿No podes decidir qué gastos deberías de reducir? La respuesta a todos estos problemas es contar con un presupuesto adecuado. En este sentido, República Microfinanzas presenta una serie de consejos sobre educación financiera a tomar en cuenta.

Ya seas asalariado o empresario, una buena planificación es lo que permite que, aunque tus ingresos sean bajos, puedas alcanzar metas que de otra manera serían imposibles de lograr. Gastar en cosas necesarias o en cosas que deseas, ahorrar para contar con dinero para emergencias e imprevistos, o invertir en cosas que te ayuden a generar otra fuente de ingresos. Todo ello es posible con una buena organización.

En este sentido, la elaboración de un presupuesto resulta fundamental. Puede ser una planificación semanal, mensual o anual, y debe mostrar un resumen del ingreso que tendrás en ese periodo y cómo gastarás e invertirás el dinero que entre.

Obviamente, contar con un presupuesto no asegura que tu negocio vaya a ser más o menos rentable, pero al menos te permitirá saber en todo momento si las cosas van bien o mal y así tomar decisiones oportunas y actuar en consecuencia.

Ahora, ¿Cómo se realiza un presupuesto? Este debe identificar los siguientes items: las fuentes de ingresos y los montos de ingresos, los diferentes tipos de gastos, y el total de ahorros. Tanto en números proyectados como reales. Estos son siete pasos para realizar un presupuesto en forma ordenada.

1. REVISA TUS METAS FINANCIERAS

Si no tenés definidas las metas a las que quieres llegar, planificar no tiene sentido. Estas metas deben ser: medibles, realistas, es decir, ajustadas a tus posibilidades; y relevantes para tu plan de vida y negocio. Además, deben tener un plazo concreto para la realización de una acción y no extenderse indefinidamente.

2. ESTIMA EL MONTO DE INGRESO POR FUENTE

Es de vital importancia registrar cuidadosamente el dinero que ingresa a tu negocio y hogar. Este ingreso puede venir de una o varias fuentes, por ejemplo: ingresos de tu negocio, ingresos por salarios, ingresos de otros integrantes del hogar, ingresos de alguna actividad secundaria, ingresos por rentas, etc. Para poder hacer esta estimación tenés que definir un período de tiempo reciente (una semana, un mes) que tomaras como parámetro y hacer una lista de todas sus fuentes y cantidades de ingresos durante este período.

3. CREA UNA LISTA DE TODOS LOS GASTOS Y LA CANTIDAD DE DINERO QUE NECESITAS PARA CUBRIRLOS

Es importante que conozcas cuáles son tus fuentes de gasto y la cantidad que estas salidas representan en tu presupuesto. Primero, hay que definir un período de tiempo reciente (una semana, un mes) para tomar como parámetro. Segundo, hacer una lista de todos los tipos de gastos y las cantidades de éstos durante este período (alimentos, vivienda, ropa, transporte, salud, recreación, etc.). Tercero, distinguir los gastos del negocio de los de la familia.

4. ASEGURATE QUE TUS GASTOS NO SON MAYORES A TUS INGRESOS

Cuando realizas un presupuesto puede ocurrir que gastes más de lo que entra. Ahí tendrías que ponerte en alerta y reducir tus gastos. También podrías encontrar maneras de generar ingresos adicionales. En el caso contrario, si tus ingresos son mayores que tus gastos puedes aprovechar y ahorrar más o incluso pensar en invertir ese excedente en algo necesario que pueda ayudarte a seguir creciendo económicamente.

5. INTENTA REDUCIR GASTOS

Algunas de las estrategias que puedes utilizar si tus ingresos son menores que tus gastos son:

—Consumir menos artículos no esenciales
—Gastar menos en eventos sociales y entretenimiento.
—Ahorrar lo suficiente para comprar en grandes cantidades ciertos artículos necesarios a un menor costo.
— Planificar con anticipación para intentar comprar cuando los precios son menores.
— Llevar menos dinero o ahorrar dinero en un lugar seguro, así no existirá la tentación de gastarlo

6. DECIDE CÚANTO VAS A AHORRAR

La decisión de cuánto ahorrar debe relacionarse con las metas financieras que te hayas establecido. Estas metas pueden ser de corto, mediano y largo plazo. Ej. ahorrar para un viaje, ahorrar para comprar un auto, ahorrar para una vivienda, etc.

Además de las metas financieras, siempre es conveniente ahorrar una determinada cantidad que pueda cubrir imprevistos en caso de que surjan. De este modo, en caso de que haya una emergencia no se desequilibrará la economía del hogar

7. REVISA LAS METAS Y HAZ LOS AJUSTES NECESARIOS

Es importante que periódicamente revises las metas planteadas para considerar si éstas siguen siendo tus deseos o necesidades prioritarias y, si esas necesidades cambiaron, poder ajustar las metas. Una planificación tiene sentido sólo en la medida en que periódicamente se revise, se contraste con la realidad y se realicen los ajustes necesarios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)