INTERNA FRENTEAMPLISTA

El sector de Darío Pérez pone en jaque a la interna oficialista

Cuestionan a Sendic y reclaman “investigar sin cortapisas” en ASSE.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diputados: los "rebeldes" retomarán el diálogo con el Frente Amplio.

A fuerza de "rebeldía", el diputado Darío Pérez (Liga Federal) consiguió imponerse en la interna para que el Frente Amplio apoyara la comisión investigadora sobre la gestión en ASSE. No ahorra críticas al vicepresidente Raúl Sendic, asegura que en Venezuela "hay una dictadura" y pretende evitar que a la coalición de izquierda le pase lo mismo que al Partido de los Trabajadores en Brasil (PT).

La Liga Federal es por lejos el sector más polémico dentro del Frente Amplio, con dos diputados y ningún cargo en el Poder Ejecutivo logró ingresar hace pocos días al Secretariado de la coalición. También consiguió que el Ministerio de Economía incluyera en la Rendición de Cuentas su propuesta para gravar los juegos de azar.

El estilo de hacer política de Pérez, que incluye fuertes cuestionamientos a Sendic, choca en la interna de la coalición. La postura del sector es "transparentar todo" y si existen "equivocaciones decirlo y si hay otro tipo de hechos, que terminen en la Justicia". Fue este el criterio que primó en la Liga Federal para apoyar la investigadora de ASSE o cuestionar a Sendic.

"Criticar a un compañero no es fácil, siempre hay un dilema y si en lo correcto tiene que caer un compañero, mala suerte", subrayó Pérez a El País. Concretamente habla del vicepresidente y de su gestión en Ancap. "No pertenezco a ninguna organización que haya estado en Atlanta y no me dedicó a hacerle bullying a nadie; pero tengo sentido de la crítica", opinó en respuesta a las declaraciones del presidente Tabaré Vázquez y del propio Sendic que aseguró que existe una campaña en su contra.

A Sendic no le cuestiona haber mentido con el título de licenciado, sino la gestión en Ancap. "Consideraba impensable que una empresa gobernada por alguien de izquierda, más allá de que hubo complicidad de la oposición, pueda tirar dinero en una fiesta, en un picnic, o un cóctel, o una enorme cantidad de dinero en publicidad", opinó.

Consultado por la razón que lo motivó a impulsar la investigadora de ASSE, se mostró como defensor del "derecho a investigar sin ningún tipo de cortapisa cualquier actividad o gestión de nuestro gobierno".

La idea es evitar casos de corrupción como los registrados en Brasil, que involucran a los más altos dirigentes del PT, entre los que está el expresidente Luiz Inácio "Lula" Da Silva. "No hablo de la misma magnitud, no veo los mismos elementos, estamos por suerte bastante distantes, pero no quiero que se pierda el gobierno (...) porque aún con nuestros errores hemos logrado cosas buenas para el Uruguay", señaló. Para él, "nadie está vacunado contra la corrupción". "Quiero seguir caminando con la frente en alto en Uruguay y decir con orgullo que soy frenteamplista, no estar esquivando, porque eso me da vergüenza", señaló el diputado.

Pérez no solo es crítico con el Frente Amplio, sino con la izquierda de la región. Considera "detestable" lo que sucede en Venezuela, gobierno al que no duda de calificar de "dictadura". Según dijo, "no se pueden justificar 90 muertos y no se puede justificar uno. La única cosa noble que le quedaría a (Nicolás) Maduro sería citar a elecciones generales y exponerse a la decisión del pueblo".

Tecnócrata.

Pérez dijo que su sector "estás más cerca de los problemas de la gente" y presta mucho más atención a los reclamos ciudadanos. En ese marco, cuestionó el cierre de sucursales del Banco República en el interior y apuntó directamente al presidente del organismo Jorge Polgar.

"Un tecnócrata como el señor Polgar, del Banco República, está cerrando muchas sucursales en el interior y cajeros. Se olvida que un 50% de la población del Uruguay no accede con tanta facilidad a la inclusión financiera y todavía sigue teniendo la necesidad de tener un ser humano del otro lado del mostrador", afirmó.

El hecho de no tener cargos dentro del gobierno, le permite "hablar sin ataduras" y opinar en todos los temas. "Como dice nuestro diputado de Treinta y Tres (Sergio) Pato Mier no tenemos ni un portero en el Banco República", afirmó en referencia a la libertad con que se mueve el grupo.

Esta no es la primera vez que la Liga Federal marca distancia del resto de los sectores del Frente. En la legislatura pasada, el sector votó en contra de la anulación de la ley de Caducidad y fustigó la legalización de la venta de marihuana en farmacias y del aborto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)