LA CARRETERA MÁS PELIGROSA DE RÍO NEGRO

"En esta ruta nunca sabés si regresás vivo a casa"

La Ruta 25 ha sido escenario de seis accidentes recientes; en un solo día vieron volcar 4 camiones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cuando dos camiones se enfrentan en el tramo de Young a Menafra, uno debe ceder. Foto: D. Rojas

Vecinos y transportistas se quejan por el deterioro de la Ruta 25 en su recorrido por el departamento de Río Negro. En las últimas tres semanas se produjeron seis siniestros, aunque oficialmente Caminera tiene un solo reporte.

La Ruta 25 tiene una extensión de 70 kilómetros a su paso por el departamento de Río Negro, desde el empalme con la Ruta 24 hasta Algorta. El tramo medio, entre las localidades de Young y Menafra, de más de 23 kilómetros, mantiene el esquema de una ruta antigua, angosta, sin pintura y sin calzada. Durante décadas solo fue atendida con bacheos que se pierden con las primeras lluvias. Hay varios tramos donde solo queda tosca tal como si fuera un camino vecinal.

"Vivo en Menafra y circulo por acá todos los días. Así como está la ruta, es una bomba de tiempo. Vialidad tapa pozos pero no más que eso", advirtió Enzi Dávila que todos los días viaja a Young.

Algunos tramos se han vuelto intransitables. El pavimento ha quedado tan recortado que cuando se enfrentan dos camiones, uno debe detener su marcha.

"En un solo día llegaron a volcar cuatro camiones, yo mismo los vi y es una cosa insólita", denunció el vecino. El domingo pasado la ruta volvió a figurar en los partes de accidentes, cuando un camión cargado de madera volcó a causa del estado de la calzada.

Corredor forestal.

La Ruta 25 es una de las arterias principales del corredor forestal en el litoral del país. Por allí transitan cientos de camiones durante día y noche para abastecer las plantas de celulosa de UPM y Montes del Plata y también los camiones cargados de granos en tiempos de cosecha. "En su mayoría circulan camiones y toda la maquinaria agrícola que trabaja en la zona. Así como está, nos complica a quienes circulamos en camionetas y autos porque cuando nos enfrentamos en la ruta, los camioneros no pueden tirar para abajo porque vuelcan, y somos nosotros los que tenemos que salir a la banquina, que prácticamente no existe. Los días de lluvia, ni hablar; ahí hay que tener mucho más cuidado porque los camiones vienen bien por el medio porque temen morder un pozo y volcar", advirtió Dávila.

"Les preguntaría a las autoridades cuándo van a arreglar esto porque hace tiempo que nos llevan a cuentos", declaró indignado el vecino que sale todas las mañanas a trabajar y llevar a sus hijos a estudiar, y vuelve de noche a Menafra.

"Es un peligro", afirma. "Salimos todos los días sin saber si vamos a volver vivos a casa".

"Desastrosa".

Jorge, uno de los tantos choferes forestales que inexorablemente transitan por esa zona de Río Negro, expresó que esa carretera "es desastrosa".

"Está intransitable, el pavimento está angosto, tiene mucha caída y para nosotros se nos complica mucho, pero más para los vehículos pequeños que aparecen de frente", indicó el transportista.

"Le pedimos a las autoridades que se pongan a mirar un poco para estos lados del país. Se invierte mucho para el turismo —lo que me parece bárbaro—, pero se debería considerar también a los uruguayos que cumplimos este tipo de trabajo y nos encontramos con este serio problema", dijo.

"Nosotros tenemos familia y cada día que salimos nos encontramos con algún compañero que ha tenido un accidente. Esto debe corregirse", reclamó Gonzalo, otro chofer que circula cargado con madera.

Obras.

El anuncio de la suspensión de la construcción del ramal ferroviario Algorta-Fray Bentos, cayó como un balde de agua fría entre autoridades locales, operadores y vecinos que prevían cómo la inminente construcción de la vía hasta el puerto de Fray Bentos iba a descongestionar el tránsito de cargas por rutas que están al borde de colapsar.

El ministro de Transporte, Víctor Rossi, declaró a radio Visión de Fray Bentos que "a las cosas hay que pelearlas", por lo que se buscan alternativas para viabilizar el proyecto que ya estaba adjudicado a una empresa que se haría cargo de reflotar el ferrocarril.

Rossi anunció asimismo la reparación de las rutas 20 y 24. "La Ruta 20 está llamada a ser una ruta de jerarquía", dijo, y reconoció que el tránsito de madera la destruyó. "Será necesario hacer una reparación a nuevo porque (esa ruta) va a unir las zonas de influencia de las dos plantas de UPM".

También anunció que antes de fin de año comenzarán las obras de reparación de las rutas 21 (Soriano) y 24 (Río Negro) por el sistema de las PPP.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)