PROYECTO DE NUEVA TERMINAL 

Puerto de Buquebus divide las aguas en el Frente Amplio

Artículo de la Rendición de Cuentas para enajenar predio sobre la rambla fue retirado por falta de acuerdo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
200 millones de dólares es la inversión prevista para el puerto de Buquebus. Foto: F. Ponzetto

el artículo que autorizaba al Poder Ejecutivo a enajenar el "predio Mauá", en la rambla de Montevideo a la altura de la calle Andes, fue finalmente retirado de la Rendición de Cuentas por la falta de acuerdo en la interna del Frente Amplio sobre la inversión de US$ 200 millones propuesta por Buquebus para hacer su terminal de pasajeros.

El artículo 72 autorizaba al Poder Ejecutivo a enajenar los inmuebles ubicados en esa zona "a quien resulte adjudicatario en el llamado a licitación pública que proyecta efectuar para la construcción de una Terminal Fluvio Marítima".

Agregaba que dicha enajenación "se realizará en concepto de contrapartida por las obras portuarias terrestres y marítimas objeto del llamado que deberá construir el adjudicatario y en los términos y con las condiciones y gravámenes que determine el pliego".

Desde la bancada del Frente Amplio se había lanzado hace más de un mes una alerta por parte del diputado Felipe Carballo (Lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic), advirtiendo que el proyecto no puede estar fuera del control de la Administración Nacional de Puertos.

Carballo dijo ayer a El País que dentro de la bancada se llegó a un acuerdo para hacer una modificación en el artículo aclarando que "las obras marítimas y terrestres quedaban en manos del Estado una vez que estuvieran culminadas".

"Hasta ahí estábamos dispuestos a acompañar la propuesta. Retiramos la palabra enajenar y pusimos ceder, que es mucho más amplia y le daba la potestad al gobierno de avanzar en materia de concesiones, haciéndolo por PPP (Participación Público-Privada) o por el propio Estado. Pero hubo un conjunto de sectores dentro de la bancada del FA que entendió que eso no era suficiente, que había que limitar directamente la concesión. No querían darle directamente la potestad al Poder Ejecutivo para que dispusiera de esos terrenos", indicó. Según el diputado Carballo, estos sectores son el MPP, el Partido Socialista, el PVP y la Liga Federal.

Consultado sobre si fue un error haber incluido este artículo en la Rendición de Cuentas, el legislador de la Lista 711 dijo que "se pretendió de muy buena fe avanzar en el tema", aunque esto no funcionó.

"Si el Poder Ejecutivo quiere seguir avanzando, va a poder hacerlo, aunque no va a poder enajenar sin la autorización del Poder Legislativo. Para hacer una concesión no es necesario que el Ejecutivo le pida autorización al Legislativo, es-to se viene haciendo hace un montón de tiempo; está todo el puerto concesionado", señaló.

"No tenía razón de ser este artículo en el Presupuesto, porque si se votaba negativo, le atabas las manos definitivamente al Ejecutivo para seguir avanzando en cualquier tipo de propuesta", agregó Carballo.

El proyecto de Buquebus cuenta con el respaldo de la Intendencia de Montevideo y del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Pero a nivel departamental también ha tenido voces discordantes, como la del edil y exintendente Mariano Arana, quien entendió que el lugar escogido para hacer la multimillonaria inversión no es el más adecuado.

"El proyecto fue considerado de interés y por tanto se puso en marcha el proceso de iniciativa privada", declaró en abril a El País el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi.

Apoyo en la oposición.

El senador Gustavo Penadés, integrante de la Comisión de Presupuesto Integrada con la de Hacienda, dijo ayer a El País que tanto el Partido Nacional como el Partido Colorado estaban dispuestos a votar el polémico artículo 72.

"Vamos a insistir en sala porque consideramos que es un profundo error desestimular una inversión de esa magnitud, más en este momento. Es una locura, absolutamente incomprensible. Son cuestiones más bien de carácter ideológico. Hay una situación de insurgencia generalizada en algunos grupos del Frente Amplio", declaró Penadés

En tanto, el diputado colorado Germán Cardoso dijo el jueves en la sesión de la comisión que "aquí hay una enajenación y, según lo que se establece en el artículo, habrá una licitación y se establecerán con posterioridad los pliegos".

"Para hacer las cosas con seriedad y para que el Parlamento pueda tomar una decisión se debería comenzar por la elaboración de los pliegos, y con la realización de estudios en cuanto a si es pertinente la concreción de un puerto en ese lugar y, luego, tomar una decisión con toda la información requerida", agregó.

"A nuestro entender, es importante analizar la nueva ley de ordenamiento territorial porque tiene algunas normas que pueden entrar en conflicto con lo propuesto en este artículo", concluyó Cardoso.

El proyecto.

A mediados de abril, el gobierno aprobó el proyecto del empresario Juan Carlos López Mena para construir la nueva terminal de Buquebus junto al dique Mauá.

La iniciativa incluye un moderno hotel, una construcción vidriada con forma de pirámide y numerosos estacionamientos. También incorpora el rezagado proyecto del "Museo del Tiempo", que no se ha podido concretar por falta de recursos.

El secretario general de la Intendencia, Fernando Nopitsch, dijo a El País que se trata de una inversión de unos US$ 200 millones (aunque el ministro Rossi entiende que finalmente podría ser mayor).

"Es una obra importantísima. Se llama a licitación porque hay un proyecto, una escollera de 1.500 metros, se ganan cerca de 70 metros al mar. Es una inversión muy importante, que realmente cambia a Montevideo", sostuvo Nopitsch al referirse a la iniciativa que, de concretarse, será la más importante intervención urbana realizada en la capital en lo que va del siglo XXI.

El hecho de presentar la iniciativa le conferirá a Buquebus una ventaja cuando se haga el llamado a licitación, algo que se encuentra establecido por ley. En casos similares, la bonificación ha sido de un 5% para la empresa sobre sus competidoras.

"La ley establece claramente un premio que favorece al que presenta un proyecto, es muy común que se le ponga un valor no solo al proyecto sino muchas veces a los inmuebles donde se desarrolla la iniciativa privada, de modo de poder estar en condiciones de transferirla en caso de que sea necesaria", explicó Rossi

El hecho de que haya un anuncio de inversión de Buquebus es una de las cosas que divide a los sectores del Frente Amplio, donde hay quienes sostienen que se pretende hacer un llamado a licitación "a medida"; o con nombre y apellido: Juan Carlos López Mena.

La obra de Buquebus supondrá el abandono por parte de la empresa de la vieja terminal portuaria, que desde hace algunos meses es administrada por la ANP.

En un encuentro mantenido con El País en Buenos Aires en julio del año pasado, López Mena dijo que "ninguna empresa va a venir a invertir dinero en una terminal si toda la ganancia se la tiene que dar al Estado. Buquebus le paga al Estado un canon por el arrendamiento de la terminal. Paga el 100% de los costos que tiene y que incluyen limpieza, seguridad y mantenimiento. Pero la tasa de embarque se la queda la ANP; o sea que la terminal no es un negocio en sí mismo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)