CRISIS EN VENEZUELA

El presidente Vázquez tiene el diálogo cortado con Maduro

Defendió la posición uruguaya para contemplar al pueblo venezolano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cada vez son mayores las condenas al régimen venezolano. Foto: Reuters

Tabaré Vázquez y Nicolás Maduro tienen la línea cortada. La última vez que los mandatarios hablaron fue por teléfono cuando Vázquez se comunicó con Maduro para pedirle que agilitase el pago de una deuda de Venezuela con productores lecheros. Sin embargo el gobierno uruguayo mantiene su decisión de evitar una condena explícita al gobierno caribeño.

A su vez el presidente de la República defendió la posición de su equipo en la pasada Cumbre de jefes de Estado del Mercosur, argumentando que "el gobierno actúa con seriedad y con responsabilidad" y no alentado por diferencias internas del Frente Amplio, como dijo el canciller brasileño en su cuenta de Facebook.

"Hace mucho tiempo, mucho (que no hablo con el presidente de Venezuela). Yo creo que la última vez fue en una reunión que tuvimos en Brasil (julio de 2015) previo al acuerdo de compra de productos lácteos y de arroz por parte de Venezuela", dijo el presidente Vázquez.

Luego aclaró que nunca recibió las disculpas por los dichos del venezolano acusando a la Cancillería uruguaya de coordinar acciones con el gobierno de Estados Unidos para intentar derrocarlo.

En ese sentido puntualizó que si bien la relación no está rota: "Por el momento con lo que acabo de decir, que hace mucho tiempo que no conversamos con el presidente Maduro…".

Espera.

A pesar de eso el gobierno uruguayo mantiene su posición de tender la mano al pueblo venezolano.

Al menos por ahora la administración de Tabaré Vázquez está expectante de lo que ocurra en Venezuela en las próximas horas, dijo una fuente del gobierno a El País.

"El gobierno actúa con seriedad y con responsabilidad. Nos podemos equivocar y nos hemos equivocado como se equivoca cualquier ser humano, pero cuando cambiamos una posición es porque tenemos los argumentos que se nos brindan sólidos y fuertes como para que cambiemos una posición", dijo Vázquez a la prensa en la tarde de ayer.

El presidente considera que la rigidez de los conceptos no es buena. Por eso él sostiene que los comentarios del canciller brasileño en los que opinó que la posición del gobierno uruguayo se debe a tensiones al interior del Frente Amplio fueron equivocadas. "La rigidez de los conceptos no es buena cosa, por tanto yo no estoy de acuerdo con esas apreciaciones del señor canciller y apruebo lo que manifestó públicamente nuestro canciller", sostuvo el presidente.

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, también cuestionó a su colega brasileño. En una entrevista concedida a Telemundo de Canal 12, dijo que el gobierno uruguayo está actuando responsablemente en torno a la situación venezolana.

Honoris causa.

Por otro lado el presidente dijo a la prensa que no quedó molesto en la forma que los medios de comunicación que asistieron a la cumbre en Mendoza cubrieron el acto en el que le otorgaron la distinción Honoris Causa en la Universidad de Cuyo.

Según la agenda oficial estaba prevista una conferencia del mandatario con los medios uruguayos al finalizar la cumbre. Sin embargo la convocatoria fue cancelada. Desde Presidencia se comunicó a los medios presentes que el mandatario estaba molesto por la poca cobertura que había tenido el acto en la Universidad. Ayer Vázquez aclaró que esa no fue la verdadera razón por la que canceló la conferencia.

"Ese día yo había hecho dos conferencias de prensa. Una cuando llegué al aeropuerto y una cuando recibí esa distinción, y no entendí necesario hacer una tercera, si ya había dicho todo lo que tenía que decir. Hablé de la marihuana, hablé de Venezuela, hablé de todos los temas que se me preguntaron, como hago siempre que tengo una conferencia. No puse ningún límite para nada. Por tanto habiendo hecho dos conferencias de prensa yo no veía la necesidad de hacer una tercera", dijo.

El presidente agregó que estaba en conocimiento que en esas conferencias no había prensa uruguaya. "Sé que se ha argumentado que en esas conferencias no estaban los periodistas uruguayos. Había un mundo de periodistas, yo no podía interrogar si eran argentinos, brasileños, y de última si no estaban no era responsabilidad mía. Así que ustedes me conocen también y creo que el pueblo uruguayo me conoce: yo nunca he hecho uso y abuso de algunas condiciones que me son favorables, nunca tuve pretensiones de nada, siempre he tratado de ser frontal, liso, llano y no vanagloriarme de nada, por tanto no entiendo por qué se quiere unir a que no hubo cobertura, que la hubo, a una actitud mía que no tuvo nada que ver", dijo Vázquez.

En ese sentido el mandatario dijo que quizás ocurrió un error de comunicación interna.

No firmará plebiscito sobrela ley de inclusión financiera.

El presidente no va a firmar. Tabaré Vázquez tiene decidido no prestar su apoyo al plebiscito para derogar la ley de "inclusión financiera" (conocida popularmente como de bancarización) por dos motivos. En primer lugar porque está convencido que es una buena ley. Pero en segundo término porque cree que detrás de quienes impulsan esta consulta popular hay intereses por evitar mayores controles a las transacciones financieras. La iniciativa cobró relevancia política tras la decisión del senador y excandidato a la presidencia por el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, de hacer campaña para recolectar firmas.

El mandatario dijo ayer que no se está informando correctamente ya que no es cierto que la ley sea obligatoria, y aclaró que el Poder Ejecutivo ha sido flexible para que se puedan cumplir los pasos. "Esta ley permite que mucha de la evasión impositiva que había y que aún existe pueda ser combatida y disminuida", explicó. Vázquez dijo que si bien puede haber gente con posturas "totalmente honestas", también "puede haber atrás una intencionalidad de algunos actores que no les sirve que haya un contralor estricto del cumplimiento que todos los ciudadanos tenemos de pagar las obligaciones impositivas", dijo Vázquez.

Continúa el diálogo por la política petrolera.

El presidente Tabaré Vázquez continúa las conversaciones con la oposición para definir la creación de un proyecto de ley sobre hidrocarburos. El primer mandatario sostuvo que el martes recibió la respuesta del Partido Nacional y que espera las de los otros partidos. "Todavía no pude estudiar a fondo sus alegatos. No hemos tenido respuesta de otros partidos pero consideramos, como lo dijimos cuando nos reunimos con los presidentes Julio María Sanguinetti, Jorge Batlle, José Mujica y Luis Alberto Lacalle, que el país necesita tener una ley al respecto", dijo. Vázquez indicó que "no sería demasiado prudente esperar a que existan hidrocarburos en el mar y suelo uruguayos". Agregó que sería mejor "tener por lo menos discutido en profundidad un proyecto de ley sobre hidrocarburos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)