CONFLICTO EN EL SUPERGÁS

Paros, frío y alta demanda provocan escasez de garrafas

Hoy hay una reunión clave en el MTSS; asamblea general se dividió ayer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
RIOGAS: esta planta trabajó normalmente ayer. Foto: F. Ponzetto

Las medidas de paro resueltas ayer y la elevada demanda por las bajas temperaturas generaron un faltante de garrafas de gas en Montevideo y en el interior del país, según informó a El País el vocero de la patronal de transportistas, Eduardo Castro.

Desde el gremio se reconoció que podría haber escasez en algunas zonas de Montevideo.

Castro, quien transporta y vende gas en la ciudad de San José, dijo que ayer se le había terminado el stock de garrafas de 13 kilos.

"La gente llega a mi local con dos garrafas y explica que no vinieron antes porque no habían cobrado. A mis clientes, a quienes conozco desde hace muchos años, les debo decir que no tengo más garrafas de 13 kilos", relató.

Un relevamiento realizado ayer por la Asociación de Fleteros del Gas detectó que en las plantas de envasado de Megal, Acodike y Ducsa no estaban cargando recipientes de 13 kilos ni había camiones en dichas plantas.

Solo la planta de Riogas envasó normalmente. Pero los camiones no salieron de la misma.

En un comunicado de prensa, Riogas señaló que, en el marco de la situación de conflictividad que afecta a la industria del supergás, sus trabajadores realizaron las tareas de envasado y carga de camiones en la mañana de ayer. Sin embargo, dichos camiones "no llegaron al mercado debido a la medida sindical asumida por los fiscales de Gasur, que tienen la responsabilidad de controlar el ingreso y egreso de camiones de la planta de envasado", dijo la compañía. Enseguida agregó: "La situación, ajena a Riogas y a nuestros trabajadores, impidió también dar ingreso a nuevas unidades vehiculares en horas de la tarde para continuar con el proceso de envasado y carga de camiones".

Un monitoreo realizado ayer por El País entre las empresas de ventas minoristas de gas mostró que ninguna tenía garrafas de gas para vender al público. Es muy probable que la situación no se normalice hoy. Extraoficialmente se supo que los trabajadores de Acodike comenzarán a envasar gas a las 5:00 de hoy, mientras que los operarios de Megal y Ducsa se declararon en asamblea permanente y no trabajarán en dichas plantas.

"La asociación de transportistas de gas está preocupada por las bajas temperaturas y la escasez de gas. Las personas no podrán calentarse ni cocinar si se mantiene esta situación que se agrava minuto a minuto", explicó Castro.

Enseguida agregó: "Si no hay una salida rápida, el problema se agudizará el fin de semana donde no habrá envasado de garrafas".

Hoy habrá una negociación clave en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra). Si no hay acuerdo, el gobierno definirá las condiciones salariales del sector. "Nosotros ya advertimos que no hay margen para dar más. Que el gremio haga lo que quiera. Y que laude el gobierno", dijo Castro.

El transportista expresó que las patronales del sector "somos rehenes" de un sindicato que negocia en un momento que es más fuerte que nunca: el invierno".

"También son rehenes la población, los pequeños comercios que venden garrafas, los hogares de ancianos que las usan para calefaccionar y las casas de comida. Tiene que intervenir fuertemente el gobierno para evitar este tipo de situaciones", expresó Castro.

Discusión.

El sector gas está dividido en tres ramas: envasado, distribución mayorista y fleteros. Los trabajadores del sector envasado ganan sueldos que oscilan entre $ 50.000 y $ 80.000; gozan de horas extras triples; doble aguinaldo en junio y en diciembre y doble salario vacacional, entre otros beneficios.

El sindicato del gas pretende trasladar esos beneficios para los operarios de los sectores distribución y fleteros. "Ahí hay personas que ganan entre $ 15.000 y $ 17.000. Son sueldos sumergidos", dijo a El País el integrante de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercios y Servicios (Fuecys), Raúl Ferrando.

En estos Consejos de Salarios, la estrategia del gremio apunta a lograr el doble aguinaldo para la totalidad de los trabajadores del sector, un reclamo impensable en otras ramas de actividad en el momento que vive el país.

A las 10:00 de la mañana de ayer, el sindicato del gas se reunió en una asamblea general. Las mociones eran dos: ir a un conflicto por la falta de avances en las negociaciones o esperar la reunión con la patronal del sector que se hará hoy en la Dinatra.

Guillermo Giraldez, dirigente de los trabajadores de Riogas, dijo a El País que la directiva del sindicato propuso seguir negociando y concurrir a la reunión de hoy en el Ministerio de Trabajo. "Creemos que lo más conveniente es negociar y adoptar medidas en última instancia. Los trabajadores del sector envasado están dispuestos a no tener crecimiento salarial a cambio de que se contemple la situación de los sueldos más sumergidos" de los sectores distribución y fleteros, dijo Giraldez.

Una plataforma reivindicativa con variosreclamos sorprendentes

En febrero de este año, comenzaron las negociaciones entre las patronales y los empleados del gas. La plataforma reivindicativa del Sindicato Único de Trabajadores del Supergás (SUTS) para este Consejo de Salarios incluía el doble medio aguinaldo, el puesto hereditario para uno de los hijos, un club deportivo con piscina para el núcleo familiar, servicio fúnebre y el valor diario de un taxi desde la casa del empleado hasta su puesto si entra antes de las 6 de la mañana.

En la plataforma del gremio a la que tuvo acceso El País, los reclamos del sindicato también incluyen un uniforme de características ignífuga (similares a los usados en la Fórmula 1), desayuno en el lugar de trabajo (una taza de café y tres bizcochos), el beneficio de garrafa (el pago progresivo del valor de un garrafa de gas) y el 20 % del presentismo. Con el correr de los meses, muchas de estas exigencias fueron quedando de lado, dijo una fuente gremial a El País, entre otras exigencias. En la Inspección de Trabajo, el gremio pretende que el trabajo en el sector se declare insalubre. Ello permitiría a los trabajadores jubilarse en la mitad de tiempo.

Garrafita de tres kilos se transforma en salvavidas

Según el directivo de la Asociación de Fleteros del Gas (Aflegas), Eduardo Castro, los enfrentamientos entre las patronales del sector gas (envasado, distribución mayorista y fleteros) y el gremio de trabajadores se arrastran desde hace varios años. "El sindicato usa el producto (las garrafas de gas) como llave para lograr ciertas cosas", señaló.

A juicio del directivo de Aflegas, muchos uruguayos deberán aplicar estos días una estrategia básica: trasegar la garrafa de un lado a otro de la casa. "Cuando se termina la garrafa de la estufa, se echa mano a la de la cocina o viceversa. Finalmente, la garrafa se usa solo para cocinar", dijo el empresario. Otros, en la emergencia, apelan a un "salvavidas": la garrafa de tres kilos. "Esa estrategia no sucede en todos los hogares", dijo Castro en alusión a que los uruguayos no se caracterizan por ser precavidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)