Iniciativa del Ministerio de Industria también fue objetada por Economía

El MSP rechaza decreto que prohíbe el plomo en calzado

Un proyecto de decreto para prohibir la importación y producción nacional de zapatos para niños con plomo y cadmio, fue rechazado por los ministerios de Economía (MEF) y de Salud Pública (MSP), y va camino al olvido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Decreto preveía prohibir importación y fabricación de calzado con plomo para niños.

Los resultados de algunas muestras de zapatos importados analizadas en el LATU en 2013 revelaron la presencia de materiales tóxicos (plomo y cadmio) en cantidades peligrosas para los humanos. A raíz de ello, durante el pasado gobierno el Ministerio de Industria propuso un texto de decreto para impedir la comercialización de ese tipo de calzado para uso infantil.

"Resulta conveniente controlar el contenido de plomo y cadmio (...), así como brindar información a la población acerca de estas sustancias perjudiciales para la salud en el calzado", dice el texto del proyecto de decreto que rechazan el MEF y el MSP.

Para que este proyecto sea aprobado debe ser firmado por el presidente Tabaré Vázquez en acuerdo con los responsables de los ministerios involucrados. Dos de estas secretarías de Estado son contrarias al decreto, que regresará al Ministerio de Industria (MIEM) cuya titular, Carolina Cosse, deberá decidir si mantiene la propuesta de su antecesor Roberto Kreimerman, o la desestima.

Desde el MIEM se informó que hasta el momento, el expediente "no ha vuelto" a ese ministerio.

En el anterior gobierno hubo malestar por parte de algunas autoridades y de empresarios, por lo que consideraron una excesiva demora del MEF en tomar una posición respecto al texto del decreto. En Industria (entonces a cargo de Kreimerman) se entendió incluso que en Economía (cuyo titular era Mario Bergara) cajonearon el proyecto, ya que estuvo en secretaría de Estado meses sin que se expidieran.

Fuentes del gobierno informaron a El País que en los ministerios de Economía y Salud Pública consideran que este es un asunto comercial en que se enfrentan importadores con fabricantes locales, y no un tema de salud relevante. En el MSP se entiende que la prioridad en cuanto al plomo debe estar enfocada en que no esté presente, en cantidades riesgosas, en los juguetes de los niños.

Al año ingresan millones de zapatos a Uruguay sin ningún control respecto a su contenido de plomo y cadmio. En diciembre, el director del LATU en representación de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara, dijo que este "no es un tema económico" sino "de salud". Hizo hincapié en que "Uruguay no puede importar basura", por lo que son necesarios más controles

Proyecto.

El proyecto de decreto prohibe la fabricación, importación o comercialización de calzado para niños menores de 12 años que contengan un nivel de plomo o cadmio, mayor a 100 ppm (partes por millón).

Para el calzado para adultos, el texto prevé que cuando contenga cantidades de plomo o cadmio mayores a 100 ppm, deberá contener una etiqueta en un lugar visible que indique que el producto contiene esas sustancias.

El proyecto indica que las empresas fabricantes de calzado infantil para vender en plaza deberán presentar ante la Dirección Nacional de Industria (DNI) una declaración jurada que indique que el contenido de plomo o cadmio en el calzado a comercializar, es inferior a las cantidades ya señaladas.

Los exámenes realizados por el LATU en 2013 encontraron plomo y cadmio en cantidades peligrosas en calzado importado de bajo costo para niños y adultos, en especial de origen chino.

También se hallaron niveles de ambas sustancias en cantidades peligrosas en calzado de trabajo importado desde Brasil. En cambio, en zapatos de las marcas más reconocidas los exámenes no encontraron materiales tóxicos por encima de lo permitido.

Fabricantes nacionales lanzaron campaña.


La Cámara de la Industria del Calzado del Uruguay lanzó una campaña llamada "No contamines tu vida", en que llaman a asesorarse sobre los zapatos que se compran y elegir los que no contaminan. Desde esa cámara se informó a El País que sus asociados ponen la etiqueta "Libre de plomo y cadmio" en sus productos y que previamente envían muestras de los materiales que usan para que sean analizados por el LATU.

SABER MÁS

"Es inaceptable que la salud de los más pequeños se ponga en riesgo".


La Asociación Uruguaya de Químicos y Técnicos de la Industria del Cuero sostiene que es "inaceptable no solo que los cueros que se importan, como tales o en artículos manufacturados en el exterior, no cumplan con los requerimientos internacionales, sino que lo más grave es que se ponga en riesgo la salud de nuestra población en general y de los más pequeños en particular".

Consultada por El País, esta gremial expresa que las curtiembres locales "producen cueros con el máximo estándar de calidad que permite el estado del conocimiento actual", pero agrega que "hay en plaza zapatos hechos con cueros u otros materiales que contienen plomo y cadmio en cantidades que superan ampliamente los límites que se permiten en otros países".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)