Delegado de Aduana paraguaya en Uruguay procesado por el caso

Juez sorprendido por la "exorbitante" megaestafa

En el último auto de procesamiento dictado por el juez de Crimen Organizado Néstor Valetti, por el caso de la megaestafa con tarjetas de débito, el magistrado utiliza varios signos de admiración para manifestar su sorpresa por el dinero con que se hicieron dos de los cuatro procesados en menos de un mes, y que "superaron la exorbitante cifra de US$ 450.000!!!", dice el texto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juez Néstor Valetti.

El caso, en el que hay tres procesados extranjeros —un paraguayo, un francés y un holandés, todos con prisión— ya ha cobrado atención internacional. En la prensa de Paraguay se presume que la Dirección de Aduanas de ese país podría intervenir la delegación aduanera en Montevideo, puesto que el máximo responsable, J. R. V. B., "está preso por esta causa", informó el diario ABC.

La prensa guaraní también informó que, en breve, otros ciudadanos de ese país podrían ser procesados en la misma causa judicial.

La llamada "megaestafa" con tarjetas de débito involucra a decenas de personas y comercios que aprovecharon una falla en el sistema de procesamiento de datos para defraudar más de US$ 40 millones, al menos desde finales del año 2013.

Los estafadores efectuaban en Uruguay compras en dólares y se les debitaban de sus cuentas los montos como si fueran pesos uruguayos.

Las ficticias operaciones detectadas con las tarjeta de débito por parte de dos ciudadanos franceses (uno de ellos está en prisión), solo en el período comprendido entre el 9 de enero de 2014 y el 6 de febrero del mismo año, alcanzaron la suma de US$ 456.070 dólares.

En el auto de procesamiento del juez Valetti se relata que solo el día 14 de enero de 2014 y en un lapso de 17 minutos, el francés B. "registró 14 operaciones comerciales, todas ellas por el mismo monto de US$ 1.500 (cada una); y luego de este, a escasos dos minutos de diferencia, su compañero N. realizó otras 14 operaciones comerciales, en 14 minutos", también por US$ 1.500 cada una. "Pero eso no es todo: dos minutos después, volvió a aparecer el insaciable B., realizando, esta vez, 15 transacciones comerciales más, en la misma empresa en 18 minutos, y por la fraguada cifra de US$ 1.500 por cada operación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)