EL TOBOGÁN

Hallan restos de una tercera persona que fue torturada

Fue integrante de la banda del Casabó y llevaba 13 meses desaparecido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mugre y vegetación: obstáculos para los investigadores. Foto: M. Bonjour

Las pericias que llevó adelante Policía Científica para determinar si los restos óseos encontrados en el barrio El Tobogán el pasado 18 de mayo pertenecen a dos jóvenes que se encontraban desaparecidos desde hacía nueve meses, culminaron con una sorpresa. Se hallaron huesos de una tercera persona.

Los jóvenes desaparecidos en agosto del año pasado eran Jorge Cotelo (18) y Emiliano González (19). Ambos cayeron en manos de una banda de delincuentes del Casabó, con quienes estaban enfrentados por pertenecer a otro barrio que se encuentra a escasos metros: La Paloma. Los relatos de cómo esta banda operó para asesinar a Cotelo y González fueron publicados por El País el pasado 12 de mayo, una semana antes de que la Policía encontrara los restos óseos.

La semana pasada, Policía Científica pudo confirmar que algunos de los huesos hallados pertenecen a una tercera persona que no estaba implicada en la investigación, y que tampoco se encontraba denunciada como desaparecida.

Se trata de Jorge Agustín Basualdo Novas, que tenía 34 años, y era apodado "el Pitín". El hombre integraba la banda del Casabó hasta que la adicción a las drogas lo llevó a un enfrentamiento con los delincuentes.

En una de las peleas, se enfrentó a "el Mono Juan", otro reconocido integrante de la banda, quien juró que lo mataría.

Los integrantes del Casabó pasaron por el frente de la casa de "el Pitín" en abril del año pasado y lo hicieron subir a un auto. Nunca más se lo vio.

Según relataron fuentes del caso a El País durante la investigación que se llevó a cabo hace más de un mes, "el Pitín también anda desaparecido, tenemos rumores de que tuvo problemas con los del Casabó, pero no sé que pasó con él".

Las fuentes tanto de El Tobogán como del Casabó, así como los investigadores apuntan a que "el Pitín" corrió la misma suerte que Cotelo y González, con diferencia de cuatro meses entre un caso y el otro.

La banda del Casabó está integrada por más de diez personas, aunque cuatro son los cabecillas: Alfonso Linares "el Manolo", Carlos Taborda "el Tulita", Osvaldo Scarano "el Gárgola", y Javier Chagas "el Oreja Donato". Este último se encuentra preso en Brasil por tráfico de estupefacientes, aunque se lo relaciona a diferentes homicidios. Uno de los que tuvo mayor repercusión fue el de la pareja de paraguayos asesinada en Ruta Interbalnearia en febrero de este año. El "Oreja Donato" no pudo declarar aún por este hecho, ya que primero debe cumplir su pena en el vecino país.

Un informante de El País dentro del Casabó había señalado que al "Pitín" se lo llevaron del frente de su casa "el Manolo" y "el Oreja Donato". Esta información, en su momento, no había podido ser chequeada.

A raíz de la confirmación de Policía Científica, respecto a que los huesos encontrados en El Tobogán son del hombre desaparecido hace 13 meses, las declaraciones que la fuente brindó a El País son una confirmación más de las prácticas aberrantes que solía llevar a cabo la banda del Casabó hacia sus víctimas.

Policía Científica pudo saber que parte de los huesos hallados eran de Jorge Agustín Basualdo Novas, "el Pitín", porque el hombre estuvo en prisión y quedaron sus datos disponibles.

El País se comunicó con un familiar de la víctima, aunque pocos fueron los detalles que prefirió brindar.

"Sí, son sus restos, pero no quiero hablar ni saber más nada de esto. Si antes no se pudo hacer nada, ahora ya está, ya murió, lo único que quiero es que descanse en paz", aseguró el familiar.

La Policía no tiene ninguna denuncia por la desaparición del hombre, ni información que le permita confirmar los detalles del homicidio. El factor común, en este caso, es el miedo.

Tanto el familiar como vecinos que fueron entrevistados por El País mencionaron en más de una ocasión que no se hacen las denuncias "de este tipo de cosas por miedo a que después nos toque a nosotros".

Investigación.

La Justicia sigue adelante con la investigación respecto a los enterramientos que se llevaron a cabo en El Tobogán.

En cuanto a los restos de Cotelo y González, las muestras de ADN no pudieron ser cotejadas para confirmar totalmente si los huesos encontrados pertenecen a los jóvenes desaparecidos.

El problema fue que los huesos estaban en mal estado. Los cuerpos, antes de ser enterrados, fueron rociados con combustible y prendidos fuego.

Ahora, la Justicia se aferra a la versión que brindó un recluso sobre los enterramientos.

El hombre en prisión, que ya declaró dos veces ante la jueza María Noel Odriozola, describió en dos ocasiones lo sucedido, y brindó detalles específicos en cuanto al lugar de los enterramientos que llevaron a que la Policía encontrara, en primera instancia, un conjunto de restos humanos.

Luego, la investigación se amplió cuando un vecino de El Tobogán describió ante la Justicia cómo se quemaban cuerpos de personas que eran rociadas con combustible. Este vecino, también nombró a los integrantes de la banda del Casabó como los responsables de los hechos.

El declarante se mudó del barrio por miedo a ser identificado por los delincuentes.

Más restos.

La especulación de que se encuentren más restos de cuerpos en el terreno de El Tobogán sigue latente. Según indicaron fuentes del caso a El País, "hay que aguardar las declaraciones de más personas que están vinculadas de algún modo con el caso, puede ser que existan más restos humanos en ese lugar, porque al parecer, esta modalidad era costumbre de los delincuentes de Casabó".

"El Tulita", "el Gárgola" y "el Manolo", ya declararon ante la Justicia por este hecho, aunque ninguno brindó información respecto a las acusaciones y a los homicidios que se les atribuyen.

Cuando comparecieron ante la jueza Odriozola se contradijeron en más de una ocasión. Chagas, alias "el Oreja Donato", que se encuentra preso en Brasil, es otro de los implicados que aún no pudo declarar por estos asesinatos, que hasta el momento, según se confirmó, son tres.

No descartan excavar nuevamente en El Tobogán

Los investigadores de la unidad Hechos Complejos del Ministerio del Interior no descartan tener que ir nuevamente a excavar en el barrio El Tobogán.

En caso de que en el transcurso de la investigación, que se encuentra en pleno proceso, haya otro implicado que señale más lugares donde se hayan hecho otros enterramientos de personas, la Justicia deberá determinar nuevamente la búsqueda en el terreno.

Se aguarda que esta semana más implicados declaren por el caso en el juzgado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)