DEBATE POR LEY DE DERECHOS DE AUTOR

FEUU abierta a negociar por la "ley de fotocopias"

Colorados no votaron dos artículos para proteger a autores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
FEUU juntó 15000 firmas de apoyo a fotocopias Foto: Archivo El País

La Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) celebra la votación por unanimidad en el Senado a la mayoría de los cambios que propusieron en la ley de derechos de autor, pero se resigna a que en la Cámara de Diputados el proyecto pueda sufrir modificaciones. "No queremos vulnerar el derecho de autor", sostiene.

Tras las críticas recibidas por la Cámara del Libro y por algunos legisladores —que aunque votaron el proyecto tuvieron reparos sobre artículos puntuales—, la FEUU advirtió ayer que está abierta a negociar cambios al proyecto para llegar a "un equilibrio justo".

"Nuestra consigna es el equilibrio. Vimos muy bien que la propuesta haya sido votada. Creemos que podemos dialogar con todos", precisó a El País el secretario de comunicación de la FEUU, Marcio Mañana.

La crítica más dura a nivel parlamentario a los cambios a la ley de Derecho de Autor del año 1937, fue ejercida por el senador colorado José Amorín Batlle. Advirtió que se debería revisar dos aspectos: el primero de ellos tiene que ver con la derogación del literal E) del artículo 46 de la ley vigente. "En este caso se pretenden eliminar las sanciones para quienes se organizan comercialmente a fin de vulnerar los derechos de los autores. La iniciativa de derogar las sanciones para quienes se aprovechan ganando dinero a costa del trabajo ajeno, sin pagar por el esfuerzo de quienes trabajan, no es una solución de equilibrio", advirtió el senador en la discusión parlamentaria.

El otro punto, que justamente es por el que más reparos se expresaron desde la Cámara del Libro, es el artículo que permite la copia total o parcial de textos a nivel personal, sin especificar que el fin de esta práctica sea para estudiar.

Sobre esto, Amorín Batlle dijo que no estaba dispuesto a votarlo —de hecho no lo votó— y sugirió que se trabajara "para encontrar una compensación a los autores, a los artistas, a los que hacen obras de teatro y a los que ponen el intelecto para crear obras y vivir de ellas. Me parece que eso es lo que mantiene el equilibrio".

Mañana manifestó sobre este artículo que "lo que busca es regular prácticas usuales, que están reguladas en todo el mundo". E insistió: "Nuestro interés nunca fue meternos con los autores".

Sobre estos dos puntos tampoco existe un acuerdo por parte de la Comisión de Derechos de Autor del Ministerio de Educación y Cultura.

También desde el Partido Colorado, el expresidente Julio María Sanguinetti, en una columna que publica en Correo de los Viernes, advierte que "bajo el rótulo de democratizar la educación, se agrede en forma confiscatoria el derecho de propiedad intelectual de autores y editores, autorizando la fotocopia de los libros con destino a uso personal. La intención es plausible, pero la solución es horrorosa".

La polémica se inició en 2013 cuando la policía allanó la Galería Montecarlo, ubicada frente a la Facultad de Derecho, incautó 1.000 libros fotocopiados y 16.000 en formato PDF, y procesó a 17 personas que trabajaban allí.

Para la FEUU la prohibición de hacer fotocopias implica una contradicción con el derecho a estudiar. En este sentido redactó el proyecto de ley que para la Cámara del Libro es inconstitucional. Antes de que el proyecto fuera presentado por legisladores del Frente Amplio a la Cámara de Senadores, la FEUU recabó 15.000 firmas de apoyo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)