La alcaldesa de Fraile Muerto y el Ejército hicieron 40 casas

Construyen viviendas con viejos cascos de estancias

En lo últimos años, más de 20 predios de zonas rurales cercanas a Fraile Muerto fueron vendidos para la forestación. Las empresas utilizan solo los campos para los plantíos, dejando intactas las instalaciones de los cascos antiguos de los establecimientos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Empresas forestales compraron estancias y donaron las viejas construcciones. Foto: Néstor Araújo

Casas habitación, galpones, piezas destinadas a los peones y las demás estructuras de 20 cascos de estancias fueron conseguidas como donación por la alcaldesa reelecta de la localidad, Graciela Echenique.

Con esos materiales organizó la construcción de casas, baños y mejoras en las viviendas de familias que carecen de recursos económicos para mejorar el lugar en que viven.

"Hicimos más de 40 casas con todas las donaciones de la empresa Cambiun, que compró miles de hectáreas de campos en estas zonas y entonces mediante amigos se consiguió que la empresa donara los materiales que había en las estancias deshabitadas", explicó.

Con el apoyo de efectivos del Ejército Nacional desarmaron las estructuras y aprovecharon los materiales.

"Los militares desarmaban las estancias, nosotros le proporcionábamos todas las herramientas, el transporte y la alimentación de ahí ellos nos traían todas las cosas al corralón municipal", dijo Echenique.

Lograron rescatar piques, chapas, portones tirantes de cedro, bloques, ladrillos, banderolas, puertas completas, marcos de hierro, caños y chapas de dolmenit, tirantillos, mesadas completas, cielo rasos tejas, y otros elementos de esas estancias abandonadas en Rincón de Urbana, Ramón Trigo, entre otras zonas.

De esa manera utilizaron los materiales de los viejos cascos de estancias para construir en la ciudad casas para las familias más necesitadas.

Enormes predios.

Cuando se pensaba en instalar un casco de estancia, los enormes predios permitían elegir los mejores lugares con una buena orientación y bonitas vistas. Hay edificios de dos pisos, con galpones, baños, carnicerías amplias y muchas instalaciones que aún permanecen abandonadas y casi ocultas entre miles de cuadras de montes de pinos y eucaliptos.

Muchas de esas estancias formaron parte del paisaje típico del departamento de Cerro Largo, algunas permanecen de pie de lo que fuera el casco principal de la estancia, incluso casas con estilo colonial o castillos como se les denominan, construcciones que datan del siglo XIX que pertenecía a la familias adineradas y que de alguna forma reivindica la rica historia local del territorio uruguayo, pero otras ya están en ruinas, explicaron historiadores y productores rurales.

Alcaldesa bajo fuego amigo.

La alcaldesa Echenique recibió las donaciones a su nombre, y no a nombre del municipio. Los ediles de la Junta de Cerro Largo la cuestionaron. En el año 2012, cuando 20 de las 40 casas prometidas ya estaban levantadas, todos los ediles comparecieron en Fraile Muerto y en un club social de esa ciudad interpelaron a Echenique.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)