EN EL BARRIO HISTÓRICO

Asesinan a ex militar de EE.UU. en Colonia

Thomas Clavey, un ciudadano americano de 56 años, fue asesinado en el Barrio Histórico de Colonia del Sacramento. La Justicia remitió a prisión a un cuidacoches por el crimen.

La Policía maneja que era un militar retirado, veterano de la Guerra del Golfo, quien venía alquilando un pequeño apartamento desde el año 2015, en la calle Ituzaingó 235 bis.

La embajada de Estados Unidos hizo saber que, con el objetivo de preservar la intimidad del ciudadano americano, no divulgará detalles sobre su vida.

Si bien la víctima tenía costumbres solitarias, los vecinos dicen que alguna vez comentó que llegó al país "buscando paz". No se le conocían familiares ni amigos en la zona. De vez en cuando recibía a un amigo, que según dijo la víctima a los vecinos, también era un veterano de guerra, que vive en la costa de Rocha.

Su cuerpo apareció el viernes pasado en avanzado estado de descomposición en su casa. El médico forense estima que su deceso se produjo un mes antes del hallazgo. Cuando la Policía ingresó al apartamento se encontró al cadáver rodeado de un gran desorden.

Los funcionarios judiciales y policiales se sorprendieron al ver que el sitio estaba desprovisto de muebles y enseres del hogar. Faltaban hasta las canillas.

Durante el procedimiento el juez Fernando Islas detectó la presencia de un chaleco de los que usan los cuidacoches. Por ello, solicitó a la Policía que indagara a los pocos que trabajan en la zona. Uno de los trabajadores ofreció una versión confusa y fue conducido ante el juez. Luego se solicitó la detención del hermano de éste, quien fue localizado el sábado en Montevideo y trasladado a Colonia.

Juicio.

El domingo pasado el Juzgado trabajó durante 11 horas sin parar. Una fiscal, dos abogadas, una actuaria, el juez Islas y decenas de agentes policiales bajo la supervisión directa del jefe de Policía, Rovert Yroa.

Con los elementos primarios sobre la mesa, el magistrado Islas comenzó la audiencia con las declaraciones por separado de ambos hermanos.

Ninguno se hacía cargo y ofrecían versiones contradictorias. El magistrado resolvió hacer un careo. Los hermanos se mantuvieron en su negativa hasta que el juez los enfrentó a sus propios testimonios.

Finalmente, el cuidacohes que estaba en Colonia soltó la frase que lo condenó: "Lo maté sin querer". Dijo que conoció al americano unos meses atrás y que alguna vez lo ayudó a guardar leña, tras lo que el veterano de guerra le obsequió una valija llena de ropa.

Al parecer, en determinado momento el americano le propuso hacer algo que el cuidacoches rechazó tras lo que se generó un enfrentamiento y el coloniense terminó dándole una patada en la cabeza al americano, según el testimonio que el procesado brindó al juez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)