SUMINISTRO DE SUPERGÁS

Tras acuerdo, reparto de gas será normal en 7 días

Patronal obtuvo paz sindical; gremio logró doble aguinaldo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
DINATRA: sindicato obtuvo mejoras salariales para sueldos bajos. Foto: A. Colmegna

El sindicato del supergás no logró ayer la taza de café y los tres bizcochos para el personal que carga garrafas en los camiones en la madrugada. Tampoco el traje ignífugo similar al usado en la Fórmula 1. Ni el club deportivo con piscina para el núcleo familiar. Sin embargo, alcanzó dos de sus objetivos: el doble aguinaldo en el segundo semestre de este año para los trabajadores fleteros, y una recuperación por inflación de 11,73% para los salarios más bajos.

El preacuerdo firmado ayer entre las patronales del gas (distribución y fleteros) y el sindicato permitirá que, a partir de hoy, comience a normalizarse el envasado de gas en Montevideo. Sin embargo, el suministro se regularizará en una semana, dijo el distribuidor de Acodike Martín Machado en una rueda de prensa. "El gremio entendió que este no era el momento económico para dar mejoras", agregó el empresario.

Por su parte, el vocero de los fleteros, Eduardo Castro, dijo a El País que, por cada día de paro, se demora una semana en regularizar. "A eso hay que agregar la elevada demanda por las bajas temperaturas", agregó.

A juicio de Castro, con este acuerdo "triunfó el consumidor. Si hay que pasar por estas cosas (negociaciones difíciles) para solucionar los problemas de la gente, se pasa".

El vocero del sindicato del comercio (Fuecys), Raúl Ferrando, señaló a El País que el acuerdo firmado con los empresarios "es un buen convenio. Nosotros llevamos adelante la plataforma reivindicativa de los trabajadores del gas. A la patronal no se le cayó ni una idea que beneficie a los empleados".

Con el correr de los meses, el sindicato del gas dejó de lado las concesiones sorprendentes e inusuales y se concentró en conseguir mejoras para los salarios más sumergidos del sector distribución y fleteros (rondan los $ 15.000 según la patronal).

En cambio, en las plantas de envasado los salarios oscilan entre $ 50.000 y $ 80.000. Estos trabajadores también perciben doble aguinaldo, doble licencia vacacional y horas extras triples.

Ayer, en una reunión que duró casi ocho horas en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra), los trabajadores de distribución y fleteros de gas llegaron a un preacuerdo de convenio que tendrá una vigencia de tres años.

El convenio prevé un ajuste por inflación de 7,5% para el segundo semestre de este año, los que se sumarán a los 4,23% del primer semestre de 2016.

En el próximo año, los incrementos serán de un 10%, ya que se estima una inflación en ese entorno.

En el sector fletero de Montevideo, el gremio del gas logró el pago de una gratificación especial (una especie de doble aguinaldo): en octubre de 2016 ascenderá a $ 9.000.

Su valor será ajustado por IPC en octubre de 2017 y octubre de 2018.

También acordaron un aumento de un 15% para cuatro categorías de sueldos más bajos del sector fletero; canasta escolar y preescolar similar al sector envasado; trabajar media jornada el 24 de diciembre y el 31 de diciembre, inclusión de personas con capacidades diferentes, y en caso de asistir el día de cumpleaños se pagará doble, entre otras mejoras.

Los trabajadores de distribución encargados de envasar microgarrafas recibirán túnicas o delantales retarda llamas.

Acuerdan un ajuste por inflación de 11%

El dirigente del comercio (Fuecys), Raúl Ferrando, dijo ayer que el sindicato del gas acordó una pauta dinámica de ajuste de inflación de un 11%, la máxima dispuesta por el Poder Ejecutivo. "Este es un convenio bueno. Además tiene una cláusula de paz que sirve para ambas partes. Logramos que la patronal tenga que avisar con un mes de antelación si no puede atender las pautas del convenio. Nosotros tenemos que informar a las empresas días antes de iniciar un conflicto", explicó Ferrando.

El sindicalista dijo que algunas cláusulas sorpresivas de la plataforma gremial fue planteada en el marco de una negociación con la patronal. "El club con piscina fue dejado de lado enseguida que empezaron las tratativas. Hace dos días se hizo lo mismo con el pedido de la taza de café y tres bizcochos para los empleados que cargan garrafas en el frío y la intemperie", sostuvo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)