INFORME

Los altos ejecutivos también eligen pedalear hasta el trabajo

Por salud, ahorro de tiempo o bajar el estrés, gerentes y directores de empresas apuestan por las bicicletas como medio de transporte, pero reconocen que falta «cultura» e infraestructura.

Unos 13 kilómetros separa el hogar de Steve Cooper, CEO de la firma de Recursos Humanos Trueblue, del edificio corporativo de su empresa, en el centro de Tacoma (EE.UU.). Pero esto no es obstáculo para que tome su bicicleta y recorra esa distancia al menos dos veces por semana. Y no es el único. Yolanda Cuba, CEO de Vodafone Ghana y Rajesh Tiwari, un alto ejecutivo de Deloitte Consulting de India, también lo hacen.

Salud, cuidado del medioambiente, mejor gestión del tiempo, evitar el estrés del congestionamiento del tránsito, relax, y en algunos casos resolver problemas de la oficina son solo algunos beneficios que le encuentran los empresarios a esta práctica.

En Uruguay, si bien ir en bicicleta al trabajo comienza a ser más común, aún resulta raro ver esta práctica entre altos ejecutivos. «Está la idea de que por estatus hay que ir en auto», reflexionó Carlos Caviglia, gerente general de banco Itaú, sucursal Aguada.

Algunos lo adoptan porque ya era su deporte fuera de horario, pero lo cierto es que sumar infraestructura como duchas, vestuarios y estacionamiento para los birrodados funciona como un aliciente para que se multiplique esta actividad. No obstante, los consultados por El Empresario coinciden en que el «palo en la rueda» que evita que esto ocurra radica más en la «falta de cultura» en el tránsito de aceptar a las bicicletas como una más y que los 35 kilómetros «ciclables» de Montevideo son insuficientes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)