RESUMEN

Seis Sentidos

Noticias de la semana que involucran al gusto, el instinto, el oído, la vista, el tacto y el olfato.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Colocan cámaras en ballenas de la Antártida

LA VISTA.

Colocan cámaras en ballenas y develan su vida en la Antártida.

Con unas diminutas cámaras colocadas en el lomo de ballenas jorobadas y minkes, un equipo de científicos australianos y estadounidenses estudió sus hábitos alimentarios y su vida en la Antártica. Los dispositivos digitales no invasivos, que contienen sensores de movimiento y una cámara, se pegan al lomo del animal con una ventosa y permiten registrar sus movimientos, así como el tiempo y la profundidad de cada inmersión. Se instalan por 24 y 48 horas en cada ejemplar y luego son retirados para usarlos en otros y así monitorear a un grupo más amplio. Según los estudios, una gran cantidad de ballenas parecen congregarse en varios lugares, como la Bahía Wilhelmina, la Ensenada Cierva, la Bahía Fournier y el Canal Errera, para alimentarse durante semanas. La información obtenida de las cámaras permite reconstruir la forma en la que las ballenas se alimentan debajo del agua y determinar si los cambios en la población de krill por el cambio climático, la pesca comercial o la acidificación del océano pueden impactar a las ballenas en el futuro. En cuanto a sus hábitos alimentarios, los investigadores observaron que las ballenas jorobadas se alimentan generalmente al atardecer y durante la noche. Las imágenes mostraron incluso cómo se hinchan al alimentarse de los enjambres de krill.

EL GUSTO.

La mayoría empieza a comer el conejo de Pascuas por las orejas.

No es al azar. Al momento de elegir por dónde empezar a comerse el conejo de chocolate de Pascuas, 59% de las personas dice preferir las orejas. En tanto, 33% manifestó que no tiene una parte favorita para empezar y 4% dijo hacerlo por la cola o las patas. El sondeo, que se aplicó en línea y fue respondido por 28.113 personas, se viene haciendo desde hace cinco años. Durante ese período, la preferencia por empezar a comerlo por las orejas ha tenido incluso un aumento, tanto en adultos como en niños. Según informa el diario El Mercurio de Chile, el estudio fue realizado por la doctora Kathleen Yaremchuk, jefa del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Henry Ford, en Detroit, Estados Unidos, y fue publicado por la revista Laryngoscope con el curioso título de Estacionalidad de las amputaciones auriculares en conejos. "Fue interesante descubrir que en otros símbolos de la industria del chocolate, como en Papá Noel, no hay una preferencia clara", advierte esta especialista, que estudia hace años este tema. Incluso llama la atención, dice, que frente a la figura del viejito pascuero, las personas reportan que no se comen la cara.

EL TACTO.

Sensores delatan los movimientos que ocurren en el celular.

Uno de los consejos que a menudo dan los especialistas de seguridad informática es proteger el celular con un PIN o un patrón que se dibuja con el dedo sobre la pantalla táctil. Sin embargo, como informa El Mercurio de Chile, ciberexpertos de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, demostraron que es posible conocer la clave de un usuario, obteniéndola a partir de la información de los sensores del aparato. La lógica es sencilla: al digitar o dibujar sobre la pantalla, el teléfono se mueve según dónde se toca. Dicho movimiento es detectado por sensores, como el acelerómetro o el giroscopio, entre otros. Analizando los datos captados por estos instrumentos, los especialistas lograron descifrar, en un primer intento, un PIN numérico de cuatro dígitos, con 70% de precisión. El 100% de precisión lo lograron recién en el quinto intento.

EL INSTINTO.

El instinto no solo se hereda, también se puede aprender.

Parte de las conductas instintivas se aprenden y ese aprendizaje se daría por estímulos externos y por una condición innata. Como informa el diario El Mercurio, así lo aseguran en la última edición de la revista Science Gene Robinson, del Instituto Woese de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, y Andrew Barron, del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Macquarie, en Australia. "Cambios evolutivos en los genes pueden convertir una conducta aprendida en instinto. Al disminuir la dependencia de dicha conducta al estímulo externo que la hace aparecer, se favorecería el desarrollo neuronal", dice el trabajo.

Hasta hace poco se creía que los genes venían con información fija, pero en muchos casos, la expresión de ellos depende o cambia según los estímulos externos. Eso es la epigenética, el mecanismo a través del cual Robinson y Barron proponen entender el instinto.

EL OLFATO.

Especialistas capturaron aromas de diversos objetos.

Inspirados por el aroma del papel antiguo, unos científicos se sumergieron en una vieja mansión británica con el fin de preservar sus evocativos olores hasta la posteridad.

Como informa el diario El Mercurio, el equipo ha estado trabajando en la casa señorial de Knole, en el Sudeste de Inglaterra, capturando el olor de libros, guantes usados por aristócratas, discos de vinilo, e incluso las ceras para el piso. Los científicos sometieron los objetos a pruebas para tratar luego de recrear su olor en el laboratorio. Trabajaron con los archivos de esta histórica casa donde han residido destacados personajes de la historia cultural y política británica. La edificación cuenta con 365 habitaciones, 52 escaleras, 12 puertas de entrada y siete patios, lo que la convierte en una de las mayores mansiones del Reino Unido. "Los olores nos ayudan a conectar con la historia de una manera más humana", explicó Cecilia Bembibre, una estudiante de doctorado de la Universidad College de Londres que participó en el proyecto junto al analista químico Matija Strlic. El proyecto tiene como objetivo identificar olores con "valor cultural", así como "formas de documentarlos y, esperémoslo, conservarlos", dijo Bembibre. Strlic explicó que trabajar en la mansión fue crucial, porque los objetos estaban en su "hábitat natural".

EL OÍDO.

Se cumplen cincuenta años del primer disco de The Doors.

Empezaron a tocar en la década de 1960, pero en ese entonces, la única preocupación del grupo norteamericano The Doors, integrado por Ray Manzarek, John Densmore, Robby Krieger y Jim Morrison, era "conseguir un trabajo": "Queríamos tocar", dijo al diario El Mundo, Robby Krieger, guitarrista del grupo. "Un día, nos dijeron que si nos apetecía tocar en el Whisky a Go Go. Y para todos fue como: Oh, Dios mío. No estamos preparados para ello. Ni siquiera nos atrevimos a devolverles la llamada durante dos semanas. Hasta que finalmente lo hicimos y comenzamos a tocar ahí todos los días". Con el espíritu de esta década carga el primer disco de The Doors, que lleva el mismo nombre del grupo y fue editado en 1967 por el sello Elektra. Ahora Warner lo recupera con una edición especial remasterizada en mono y estéreo, que incluye un concierto en la sala Matrix de San Francisco. "En torno a 1968 o 1969, las cosas se dieron la vuelta completamente. Pero 1967 fue posiblemente el mejor año que haya habido jamás", sentenció Krieger sobre aquella época. Tras la muerte de Morrison en 1971, a los 27 años, los otros tres integrantes del grupo intentaron mantenerlo, hasta que probaron en solitario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)