ASTRONOMÍA

La teoría del gran impacto, la preferida de la ciencia para explicar cómo se formó la Luna

Luego de la llegada del hombre a la Luna se planteó una hipótesis sobre el origen del satélite que hoy es la más aceptada: se trata de la teoría del gran impacto, conocida en inglés como Giant impact hypothesis, Big Whack o Big Splash

La "Súper Luna" vista desde Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Foto: El País

El Programa Apolo, desarrollado por Estados Unidos en la década de 1960 en el marco de la carrera espacial con la Unión Soviética durante la Guerra Fría, realizó un total de 22 misiones: una fracasó, tres tuvieron éxitos parciales y 18 fueron catalogadas como éxitos. Entre esas 18 está la que causó revuelo mundial el 20 de julio de 1969 y fue la de la llegada del hombre a la Luna.

A 50 años de aquel pequeño paso de un astronauta que significó un gran paso para la humanidad, no se puede negar que la serie de misiones del proyecto Apolo significó un cambio importante en la idea que tenemos sobre el origen de la Tierra y la Luna.

El astrónomo uruguayo Gonzalo Tancredi explicó a El País que esto sucedió especialmente con la llegada de Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins a la Luna "a partir de la cantidad de rocas y materiales que se recogieron y se trajeron a la Tierra para sus análisis posterior".

"Fue algo que nos planteó una hipótesis alternativa que hoy en día es la más aceptada sobre el origen de la Luna", sostuvo el astrónomo.

Tancredi se refirió a la teoría del gran impacto, conocida en inglés como Giant impact hypothesis, Big Whack o Big Splash. Esta teoría es la más aceptada por los científicos para explicar la formación de la Luna y asegura que la misma se originó a raíz del choque de la Tierra y un protoplaneta.

"La Luna tiene una serie de particularidades con respecto a otros sistemas de planetas satélites. Es un satélite bastante grande con respecto a su planeta; su rotación y traslación es bastante importante con respecto a otros sistemas. La particularidad más relevante es que la composición química de la Luna es muy similar a la del manto terrestre; es similar no a la composición global de la Tierra, sino a la composición de la Tierra sacando el núcleo, que está constituido básicamente de hierro níquel, digamos de la parte intermedia de la Tierra", señaló.

Y agregó que "eso llevo a la hipótesis sobre el origen de la Luna como producto de un gigantesco impacto de un objeto del tamaño de Marte contra la Tierra. Esa gigantesca colisión produjo el desprendimiento de gran cantidad de material del manto de la Tierra y también de ese objeto impactor que luego terminó en órbita en torno a nuestro planeta; se reacumuló y formó la Luna".

Tancredi también señaló que otro dato importante en el marco de la llegada del hombre a la Luna es que el satélite de la Tierra "ha pasado por un periodo de muy intensa craterización, de un muy intenso número de impactos posteriores a su formación. Y eso es una serie de datos que surgieron a partir de los materiales traídos por las misiones Apolo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)