VIRAL

Madre de niña coreana pide que no usen más a su hija como sticker en redes sociales

Jinmiran decidió escribir un mensaje en su perfil de Instagram advirtiendo que las fotos de su hija no pueden compartirse sin la debida autorización de sus padres.

Rohee, una pequeña de cabello corto y característicos cachetes, originaria de Corea del Sur. Foto: Captura Instagram @jinmiran_
Rohee, una pequeña de cabello corto y característicos cachetes, originaria de Corea del Sur. Foto: Captura Instagram @jinmiran_

Los ‘stickers’ se han vuelto una parte fundamental de las conversaciones en redes sociales. Estas pequeñas imágenes se utilizan en las charlas para bromear o expresar un montón de sentimientos y hacer las conversaciones menos ‘impersonales’. Entre el sinfín de stickers que abundan en las redes hay uno que se ha vuelto muy popular: el sticker de la niña coreana.

Y aunque las imágenes de la niña son bastante difundidas, usted podría tener que dejar de usar los stickers de la menor. Le contamos por qué.

Los stickers de Rohee, una pequeña de cabello corto y característicos cachetes, originaria de Corea del Sur, comenzaron a popularizarse en 2019, cuando su madre Jinmiran empezó a compartir fotografías de su pequeña en sus redes sociales al notar la expresividad de su rostro.

Sin pensarlo, Rohee se volvió rápidamente el rostro de cientos de stickers y memes y se viralizaron en las redes sociales.

Pero las redes podrían tener que dejar de usar los stickers de esta tierna niña debido a una advertencia lanzada por su madre.

Al ver la popularidad y la rápida difusión del rostro de su hija, Jinmiran decidió escribir un mensaje en su perfil de Instagram advirtiendo que las fotos de su hija no pueden compartirse sin la debida autorización de sus padres.

“No copie ni capture fotos sin permiso”, dice el mensaje de la mujer.

Además de este mensaje, la madre de la menor, según reportan medios internacionales, ha indicado que su hija está en proceso de firmar algunos contratos publicitarios. De ser así, los derechos de su imagen se verían comprometidos y las personas podrían enfrentar una demanda por utilizar la imagen de la pequeña.

Por el momento, el perfil de la madre de la menor en el cual se publican sus fotografías, que tiene más de un millón de seguidores, sigue siendo público y cientos de usuarios siguen compartiendo los virales stickers de la niña coreana.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error