Fenómenos naturales

¿Cómo se forman los huracanes y dónde pueden suceder?

Con vientos que pueden llegar a los 350 kilómetros por hora, los huracanes son tormentas que pueden resultar catastróficas.

Huracán. Foto: Pixabay
Huracán. Foto: Pixabay

"Extremadamente peligroso". Así definió el Centro Nacional de Huracanes estadounidense al huracán Michael que a pocas horas de tocar el estado de Florida -Estados Unidos- fue subido a categoría 4 (en una escala de 5). ¿Pero qué es y cómo se forma un fenómeno de este tipo?

Todos los huracanes son ciclones tropicales, pero solo se les llama así si se forman sobre el Océano Atlántico y el Océano Pacífico, en el hemisferio norte, explicó a El País Madeleine Renom, presidenta del Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet). 

Para que un huracán se forme se debe tener en cuenta la temperatura del océano, las cortantes de vientos y las corrientes ascendentes y descendentes que también marcan la intensidad del fenómeno, indicó y agregó que estos factores también marcan su intensidad. 

La NASA explica que los huracanes son como motores gigantes que usan aire cálido y húmedo como combustible. Este aire se eleva, se enfría y genera que el agua que hay forme nubes y a partir de ahí todo un sistema de aire y nubes que gira, crece y que se alimenta por el calor del océano.

A diferencia de lo que ocurre con los tornados, los huracanes se pueden seguir desde su comienzo y por tanto se puede prever cómo se va a desarrollar la situación. Esta característica permite que -en caso de ser necesario- se alerte a la población, indicó Renom.

"El huracán viene de días y tiene una predictibilidad mayor en cómo se forma. Es algo más grandote y más fácil de seguir", explicó la presidenta de Inumet.

Su peligrosidad radica en que llega incluso a tener 400 o 500 kilómetros de diámetro, se va desplazando lento -puede durar una semana tras tocar tierra- y a que en su nivel más alto llega hasta los 350 kilómetros por hora.

A esto se le suman las precipitaciones que pueden ser de hasta 120 mililitros por hora. "Por eso genera inundaciones repentinas y el apilamiento de agua en el océano", dijo Renom.

En zonas donde los huracanes son moneda corriente, los procedimientos para prevenir ya están establecidos. Además de evacuar, muchas casas ya están preparadas con refugios especiales, acondicionados con los elementos necesarios para protegerse. 

¿Por qué los huracanes tenían solo nombre de mujer?

En un comienzo los huracanes tomaban el nombre del santo del día en que tocaran tierra. Es por esto que el 26 de julio de 1825,  "Santa Ana" azotó Puerto Rico y que "San Felipe" lo hizo el 13 de setiembre de 1928.

Los nombres de mujer se oficializaron en la Segunda Guerra Mundial y en Estados Unidos se convirtió en una práctica oficial en 1953. Si bien no está totalmente claro por qué fue así, la tradición marítima de referirse al océano como una mujer puede estar relacionada, informó el medio ABC

En 1979 esta tradición se revirtió luego de que la feminista Roxcy Bolton empezara una campaña en rechazo a que se asociara a las mujeres con desastres naturales. 

Actualmente los nombres de los huracanes son decididos por la World Meteorological Organization y van en orden alfabético -sin incluir a las letras Q, U, X, Y, Z, por ser pocos los nombres que empiezan así-.

Cada seis años los nombres se pueden reutilizar a menos que haya sido el referente a una tormenta catastrófica. En este caso el nombre se quita y no puede ser usado nuevamente.

La lista para este año y los cinco siguientes se puede consultar aquí

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º