LOS HIJOS

Deseos de madres en vacaciones

Esta semana, la periodista Ana Laura Pérez escribió cuáles son sus tres deseos como madre en vacaciones.

En síntesis, ella pedía: que no llueva ("Somos cinco, en un rancho de dos metros por dos metros con entrepiso"), que duerma la siesta ("Cada día es una nueva lucha por conseguir dos horas para leer el libro que llevaste") y que se terminen ("La idea de que esa sea tu vida los 365 días del año te da ganas de comerte vos la arena").

Seguramente los deseos de Ana son compartidos por muchas madres con niños pequeños, pero hice el ejercicio de sumar algunos deseos para las mujeres que, como yo, tenemos hijos adolescentes. El primero que me asaltó fue: "que todos los amigos que mis hijos invitaron no nos visiten el mismo día", porque las vacaciones de cuatro pueden multiplicarse por tres en un par de horas. Otro deseo que se me vino a la mente es: "que no inventen de ir a bailar porque el trasnoche de los más jóvenes obliga a que los padres ajustemos la alarma para ir a buscarlos" (y no hay nada que me recuerde más mis años que poner el despertador a la hora que hasta hace poco solía regresar). Y una idea más y que asalta estemos de vacaciones o no, es: "¡que me atienda el celular!", no sé cuál es la gracia en llevarlo si en el bochinche nadie lo escucha (y mucho menos lo atiende). Esos segundos de incomunicación son un drama. Cuando el aparato suena y suena y no contestan la imaginación de las madres es proporcional a la espera de noticias. Te invito a leer la columna completa de Ana en la versión on line de Eme de mujer y también a contarnos cuáles son tus deseos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)