VEA EL VIDEO

El arte convirtió La Barra en un paseo de ateliers y galerías para coleccionistas y curiosos

Cuando llegó la galería de arte Manzione, hace 30 años, a la Barra no había nada. Frente a lo que hoy es un transitado paseo de arte, restoranes y tiendas solo había un palenque en el que los peones ataban sus caballos para ir a la pulpería "a tomarse una grapita", cuenta Guga Languillete, directora de la galería. "Nos gritaban que nos quedáramos tranquilas que ellos nos cuidaban".

Hoy el eje que conforman La Barra de Maldonado y Manantiales se ha vuelto un paseo con galerías, ateliers o pequeños locales de arte. Le aportan ese aire de bohemia que tiene el lugar y que es uno de sus mayores encantos.

La galería Manzione sigue allí en la parte alta del balneario pero ya no está sola. Es, eso sí, una de las pocas galerías porque en la zona se ha desarrollado más el atelier o los lugares con muestras de dos o tres artistas que se juntan para mostrar su obra.

Más allá de esa clase de distinciones, que son importantes claro, entre La Barra y Manantiales habrá una treintena de espacios dedicados al arte. A eso hay que sumar las galerías que están instaladas en Punta del Este y emprendimientos en José Ignacio y Garzón, que están lejos pero convocan.

La mayoría de las galerías están solo abiertas en temporada y para días de lluvia como el de ayer, son siempre un buen paseo. Otros lugares como la Fundación Atchugarry están abiertas todo el año.

"A partir de unos años se ha hecho un polo y la gente puede recorrer la zona", dice Micaela Núñez que tiene su atelier en el Paseo de la Barra. "Y lo que se ve es muy diverso en calidad y trabajo".

"La gente que viene a La Barra es el público que precisamos los pintores", dice Ignacio Zuloaga que tiene su enorme salón de imponente frente que deja ver su colorida obra. "Porque es una zona que está en expansión, de poder adquisitivo alto y el florecimiento de la arquitectura hace que el arte se expanda". Muchos coinciden que la temporada no ha sido todo lo bueno que se necesitaba, han habido ventas.

En general, los locales venden obra que van de los 100 dólares a los 6.000, un rango que parece el más repetido. Lugares como Galería Sur, al final de La Barra tiene otro tipo de obra que incluye, por ejemplo, a Berni, Pedro Figari, Torres García o la importantísima muestra dedicada Miguel Angel Pareja que está actualmente en exhibición.

"Es un mercado difícil para el arte, más para la fotografía y aún más para la fotografía de fine art y procesos únicos que es lo que yo hago", dice Roberto Fernández Ibañez, que tiene un local dedicado exclusivamente a su obra en el Paseo de la Barra. "Es un público muy fugaz y muy apurado a pesar de estar de vacaciones".

Para Martín Castillo, director de la Galería Sur, el de Punta del Este y la Barra "es un mercado internacional fuerte donde viene gente de todo el mundo" y que consiguió romper el círculo del mercado interno". Cuando comenzó la galería, hace 30 años con su local en el puerto de Punta del este, trabajaba un 80, 90 por ciento con público argentino, "pero eso ha cambiado", dice. Ahora "hay un turismo conocedor del arte".

A muchos de los artistas y galeristas, les pasa lo mismo. Y lo que hasta hace unos años era solo clientela argentina, hoy se ha diversificado bastante.

"El gran porcentaje de compradores es argentino", dice Micaela Núñez, rodeada de sus imponentes cuadros de barcos. "En menor escala tenemos los brasileños especialmente a los de San Pablo a los que les gusta el arte". Otros mencionan a estadounidenses, italianos, franceses, suizos y hasta un miembro de la casa real saudita que estuvo en La Barra y se llevó una ganga. El arte tiene esas sorpresas.

Trabajar para el arte

Una de las más llamativas, quizás por su enorme frente de madera y por los colores de su obra, es el atelier de Ignacio Zuloaga (foto). "Ha sido una buena temporada", dice el artista y toca madera. Otros la definen como "atípica" y "difícil" Zuloaga tiene mucha obra "porque estoy trabajando todo el día". Su valor va de 120 dólares hasta varios miles en sus cuadros de mayor tamaño pero "este es un negocio de regateo", avisa y lo practica con clientes brasileños, argentinos y, dice, suizos. Muchos de los artistas de La Barra tienen allí sus propios talleres por lo que se los puede llegar a ver en acción.

MOMENTOS DE ARTE EN EL ESTE


La feria de las galerías en el polo


El formato de feria es lo más importantes del mundo del arte. La idea es reunir a galerías de todo el mundo en un lugar para que exhiban a sus artistas. Este año Punta del Este tuvo la suya. Organizada por la curadora Laura Bradier, la muestra trajo galeristas, artistas y conferencistas en un aporte sustancial para convertir a Punta del Este en un centro internacional de arte.

Remates con obra potente


El lunes la firma Castells organizó un remate de Arte Moderno & Contemporáneo en el Conrad. En subasta hubo obras importantes que, además, consiguieron compradores. Los mayores precios fueron para dos Miguel Angel Pareja, "Composición en líneas" y "Mujer, niño, pájaro", que se remató en 26.000 y 25.000 dólares. Un José Pedro Costigliolo por cuyo "Rectángulos" se pagó 20.000 dólares.

Se presentó libro de Alamón


Ayer, en la Galería Roosevelt Center se presentaba el libro El artista y su circunstancia (editorial Abrelabios) anunciado como "la mayor recopilación de información sobre la vida personal, obra y crítica del artista plástico Gustavo Alamón". El libro incluye más de 150 reproducciones (esos hombre robóticos que esconden tanto humanismo están allí) de uno de los grandes de la plástica nacional.

Un clásico del verano: Xippas


Como ya es costumbre, la galería Xippas presenta una muestra colectiva en al Torre Yoo de la parada 8 de la Roosevelt. Este año, se titula Cono Sur y reúne obra de Eduardo Basualdo, Cao Guimarães, Leandro Erlich, Jorge Macchi, Marco Maggi, Vik Muniz, Dani Umpi, Nicolás Uriburu, entre otros. La muestra está abierta de 12.00 a 15.00 y de 18.00 a 22.00 hasta el 28 de enero.

El atelier de Micaela Núnez está también en el Paseo de la Barra. Sus motivos marítimos son muy elogiados internacionalmente y es la base de su obra. Hay pinturas de gran porte y otras más pequeñas. Vale la pena.

Es la más antigua de las galerías de La Barra. Dan prioridad a lo uruguayo, dice Geraldine Manzione (foto). Hay obras de Iturria, Alamón, Ruano, García Reino y las acuarelas de Castagnet. Está en Ruta 10 y Calle 10.

Es el atelier del fotógrafo Roberto Fernández Ibañez en el Paseo de la Barra, o sea en el kilómetro 159 de la 10. Su fotografía es de autor (y muy buena) aunque hay algunas obras más convencionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)