ENTREVISTA

Verónica Piñeyrúa y los desafíos de una "Mentalera" en su nuevo dial y horario

La conductora de "Mentaleros" charló sobre cómo vivieron el cambio de radio, cómo es hacer "Por la carretera" y sus planes para este año

Verónica Piñeyrúa.
Verónica Piñeyrúa. Foto. Archivo

El 2 de marzo, Verónica Piñeyrúa junto a sus habituales colaboradores, Diego Waisrub y Leo Pacella estrenan una nueva temporada del programa radial Mentaleros, ahora en Radio Urbana. Se trata de un cambio de dial que los tomó por sorpresa a los conductores que rápidamente encontraron en esta radio su nuevo lugar y en un nuevo horario. El programa ahora irá por las noches, lo que trae nuevos desafíos para este simpático trío. Sobre los cambios que se vienen para Mentaleros en este nuevo horario, el diferencial que han encontrado para hacer en el programa Por la carretera que emite los domingos a la noche Canal 10 y los proyectos para este año, charló Verónica Piñeyrúa con Sábado Show.

A lo largo de las nueve temporadas que Radiomental (ahora Mentaleros) estuvo al aire en Azul FM, lograron encontrar un público fiel gracias al estilo de humor de sus conductores. Primero con Rafael Villanueva y Diego Waisrub en la conducción; más tarde cambiaría su nombre por el actual Mentaleros y con Waisrub, Verónica Piñeyrúa y Leo Pacella. Ellos tres lograron entretener las mañanas radiales con una impronta divertida donde se abordaban todos los temas con mucha simpatía. Aunque entre fines del año pasado e inicios de este, todo cambió. Desde el próximo 2 de marzo el programa integrará la grilla de Urbana. En esta entrevista, Verónica Piñeyrúa cuenta cómo se vivió la transición entre las radios, su relación con Waisrub con quien también conduce Por la carretera y cómo es ser profesora de educación física y conductora.

Diego Waisrub, Verónica Piñeyrúa.
Diego Waisrub, Verónica Piñeyrúa. Foto: Archivo

—Terminaron el año en una radio y empiezan ahora en marzo en otra. ¿Cómo vivieron esas semanas de transición?

—Nos tuvo todo el verano en vilo porque se arreglaba, no se arreglaba la plata, es todo un tema. El 30 de diciembre nos dijeron no salen más y el 31 nos teníamos que despedirnos porque el primero de enero salíamos para Punta del Este a trabajar en Por la Carretera, imaginate lo que fue. Así que ese día arreglamos todo y en enero empezaron las negociaciones con las radios; y de hecho, el día que nos confirman que pasamos a Urbana nos enteramos que Azul no se vendió. Parece joda, no sé qué pasó pero nosotros ya estamos acá, estamos felices de estar en el Grupo Magnolio y no es que nos fuimos mal de Azul, porque estaba todo más que bien, teníamos un tremendo espacio pero bueno, ya está. Los cambios son buenos, nosotros también lo creemos así, hay que pelearla y ya está.

—Y en estos años han ido creando una audiencia fiel a su estilo de hacer radio.

—Seguramente. Estoy segura que es un programa fuerte, un programa que ya tiene su público, también público extranjero que ya nos dijo que nos van a seguir escuchando, así que bueno.

Verónica Piñeyrúa
Verónica Piñeyrúa. Foto: Archivo

—Hacer humor ya de por sí es raro en radio, y hacerlo de noche va a ser un buen cambio para ustedes.

—Sí, siempre decíamos que teníamos que tener un programa de noche porque yo soy bocasucia y digo muchos disparates, y Leo Pacella también; y si tenemos un programa de noche la vamos a romper decíamos. Ahora se dio. Por algo se dio.

—¿Cómo están con el cambio de radio para Mentaleros?

—Estamos re contentos. Nos tomó por sorpresa, porque nos avisaron el 30 de diciembre que nos quedábamos sin trabajo porque se vendía la radio. Fue una locura salir a ver dónde podíamos ir, porque aparte todas las radios ya tenían su grilla armada completas. Entonces hablamos con distintas personas y pudimos ir arreglando el tema de tener una radio, pero el problema era el horario porque lo único que tenían libre era la noche. Y nosotros preferimos eso a no tener nada. Ahí empezaron las negociaciones. Personalmente creo que todos estamos contentos porque el grupo de Magnolio está muy fuerte y entrar ahí para nosotros es un privilegio y un prestigio. Ellos están muy bien, son gente que trabaja muy bien, tienen mucha cabeza y son gente que además se preocupan por los empleados; lo ves eso. Estar ahí para nosotros es divino

—¿Por qué decías que el problema fue horario?

—Porque nuestro público era el de la mañana, pero creemos que también hay un público en la noche. Tenemos que cambiar parte del contenido y un montón de otras cosas, pero creo que se puede y de a poco se va a ir ganando otra gente. Gente que capaz que nos sigue escuchando y gente que está ahí, en la vuelta y no escuchaba nada.

Verónica Piñeyrúa y su Premio Iris. Foto: Darwin Borrelli
Verónica Piñeyrúa y su Premio Iris. Foto: Darwin Borrelli

—Hoy en día, con las posibilidades que da el streaming de escuchar los programas de radio en cualquier momento, no habría problema con el horario.

—Sí, obvio. Lo que pasa es que mucha gente nos decía que éramos su compañía para las mañanas, pero bueno, más allá de eso estamos pasando raya, estamos contentos pensando en todos los contenidos que se vienen y lo más importante para nosotros es que pudimos seguir todos juntos. Eso para nosotros era fundamental. Desde la productora, Daniela Corleto, pasando por el operador, Camilo Nuñez que es un operador presente, de esos operadores que te quedabas solo con él y hacías el programa igual; el es parte del programa. Leo Pacella y Diego Waisrub también. Al mantener eso nos da una tranquilidad, porque como nos llevamos rebién, no queríamos perder eso.

—Con Diego Waisrub también estás en Por la Carretera.

—Sí, por eso es que tenemos una relación tan unida, o nos matábamos o nos queremos, por suerte nos queremos. En Por la carretera estamos Diego, Daniela y yo y desde hace tres años que trabajamos sin parar y la verdad que nos llevamos divino y es un placer poder seguir haciendo el programa, porque además nosotros nos divertimos mucho. El programa ha ido mejorando año a año porque son experiencias y de a poco fuimos cambiando cosas y quedó bueno.

Normas Reedus y Verónica Piñeyrúa. Foto: Instagram de Verónica Piñeyrúa
Normas Reedus y Verónica Piñeyrúa. Foto: Instagram de Verónica Piñeyrúa

—El programa logra traer la playa a la televisión no mostrando los sociales o lo típico del verano. Al cambiar eso, lograron hacer un programa fresco y sobre todo divertido.

—Sí, nosotros salimos de lo que es eso, Diego y yo sobre todo estamos por fuera de ese mundo y como que tenemos otra manera de ver las cosas, otra forma de encarar las notas para hacerlas divertidas y no preguntar lo mismo siempre. Al encararlas de otro lado le hacés una pregunta que nadie se espera y la gente se ríe, vamos por ese lado, buscando otra manera de hacer televisión. Para no estar como con los jugadores de fútbol que les preguntan “y, cómo viste el partido”, te van a decir todos lo mismo. Por eso hacemos juegos en la playa, intentamos divertirnos y por eso en Por la carretera estamos re contentos también. Creo que se ve reflejado en la pantalla el grupo humano que tenemos también, que es fundamental.

—Que ustedes se divierten, eso se ve reflejado en la pantalla.

—Sí. Se por suerte se nota y la gente se piensa que estoy de novia con Diego, que estamos enamorados, no entienden que somos amigos. En realidad algunas veces hemos hecho alguna joda, pero lejos de eso quiero aclararlo porque hay gente que me pregunta hasta el día de hoy: “dale, hay algo entre ustedes”, y nada más diferente que él y yo. Somos como el agua y el aceite, y lo quiero pero nada más que como a un amigo. Siempre están los que no creen, igual nosotros nos cagamos de la risa.

Verónica Piñeyrúa. Foto: Julmart Bueno
Verónica Piñeyrúa. Foto: Julmart Bueno

—Si bien no es poco hacer radio y televisión, ¿hay más proyectos para este año?

—Mirá, por ahora no. Con esto de la radio estamos a full porque aparte es otro proyecto que tenemos que salir a vender y ahora estamos en todo esto de salir a vender el programa y con eso creo que ya está. Si sabés de algo en la tele avisame (risas). Igualmente yo soy profesora de Educación física y trabajo como profesora, así que nada, por ahora de tele nada hasta el invierno. Ojalá que sí.

—¿Cómo se maneja el mundo de la profesora de educación física con la conductora de radio y televisión?

—Y bueno, yo bien. Trabajo en un colegio y soy desfachatada en la televisión pero los chiqulines mucho no se dan cuenta. A veces me dicen te vi en la tele o en una revista pero bien de bien. Y el colegio responde bien a eso, porque podrían decirme que no salga a decir lo que digo; por ahora lo puedo llevar bien. Y espero que sí porque es mi profesión. Fijate que empecé a trabajar en la televisión hace cinco años y soy profesora desde hace 20 años, trabajé toda la vida como profesora. Tengo 42 años y me recibí con 22 años.

—Con razón sos tan flaca y atlética.

—Risas. Hay que hacer mucho ejercicio aeróbico, caminar, correr, cinta, todo; y dejar de comer harinas, azúcares, todo eso hay que dejar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados