ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Wilson: quienes no lo conocimos


@| A mi generación no nos enseñó nada, por el simple hecho de que no lo conocimos. Quienes vienen de familias donde si lo conocieron sus padres y abuelos o quienes habíamos escuchado de un caudillo como el y decidimos leer sobre su gestión, lucha y liderazgo entendemos que Wilson Ferreira nos dejó un legado a todos, y un pedido expresó a todos los blancos “Mantener al Partido Nacional organizado”. 

Hoy lo que llamamos “Wilsonismo” tiene muchos matices, hay quienes lo vuelcan hacia la izquierda y quienes lo mantenemos dentro del Partido Nacional porque el espíritu democrático, el desarrollismo y el nacionalismo están en las raíces de nuestra fuerza política y no en otros partidos.
El Wilsonismo para nosotros los jóvenes es un legado que vamos adaptando a nuestra realidad, por eso existen ciertos matices y distintas visiones del mismo. Pero algo que va en líneas generales es que en la vida política hay que tener coraje a la hora de tomar decisiones. El Wilsonismo no mide costos, eso es lo que nos transmite su figura. Una persona que se revelaba ante el totalitarismo y lucho para que el Uruguay vuelva a ser una democracia plena.

Todo esa lucha por el retorno a la democracia para Wilson claramente tuvo costos políticos, el exilio, el ser un preso político y hasta estar proscripto en las elecciones del 84. “Que mezquino sería andar midiendo costos políticos, es nuestra responsabilidad” decía el. Aún así Wilson a pesar de todo lo que le había pasado siguió y en su regreso entendió que lo que es bueno para el país es bueno para el Partido Nacional antes de pasar facturas del pasado se dedicó a colaborar con el retorno de la democracia y que estén dadas las garantías para que Uruguay sea un país donde se respeten las libertades.
Fue un ejemplo de Nacionalista que es lo que hoy nos embandera a muchos jóvenes como Wilsonistas. La historia lo recuerda como lo que fue: un caudillo, fue digno de estar a la altura de otros caudillos blancos, hijo de su tiempo con una valentía heroica respetada por todo el sistema político de ayer y hoy.  

Wilson cumple 100 años, el ya no está pero su legado continúa, adaptado al 2019 pero con el coraje y la valentía que tuvo el de poner al país primero. Para mí fue el mejor ejemplo de que ser blanco es la mejor manera de ser oriental.

Este año nos toca transmitirle eso a todos los uruguayos. Para eso debemos cumplir con tener al Partido Nacional organizado y unido que viene demostrando estar preparado y listo para gobernar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas