ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Solución a cincuentones

Fallo con soberbia


@|Hoy los cincuentones “deberían” estar contentos. Hubo humo blanco y cobrarán los legítimos aportes realizados durante su vida laboral.

Lo que hubo es mucho humo y no del blanco. Otra vez la ciudadanía es rehén del gobierno y de su soberbia.

Un grupo que se estima en 70.000 trabajadores realizaron un reclamo, más que justo, sobre la liquidación de sus jubilaciones donde desaparecían los aportes realizados con anterioridad a 1996. La ley los obligó a incluirse en el régimen previsional mixto o de las AFAP y ahora surge esta diferencia que podría calificarse de “estafa”. Tan evidente era que el mismísimo Presidente prometió una solución y la hizo llegar al Parlamento vía proyecto de ley con las firmas, además, de Astori y Murro. Y acá empieza el lío pues los números van danzando al ritmo navideño y saltamos de US$ 2.500 millones a US$ 3.600, a que esto no lo votamos o renuncia Astori, a que le damos el 80% contestan del otro lado, a que decidan al jubilarse, y nada marcaba ponerse de acuerdo. Hasta el Presidente del FA Javier Miranda, cuando aún no había acuerdo, salió a decir que “el gobierno debía ejercer como tal y también como oposición, pues la oposición no ha presentado ni un solo proyecto, repito, ni uno solo”. La fratricida lucha intestinal del Frente Amplio es culpa de la oposición. Esta máxima supera los niveles conocidos de soberbia.

Y cuando surge la solución, lo primero que dicen todos los entrevistados del gobierno es que al final se mantuvo la unidad del FA y hubo acuerdo. Señores, lo más importante era encontrar una salida, no mantener la unidad “falsa” de los grupos que gobiernan. Ni se les ocurre entablar una charla con los demás partidos con representación popular. Con la soberbia de siempre siguen creyendo ser los dueños del poder total.

Y el Ministro de Economía, muy suelto de cuerpo, dice que esta solución permite ahorrar US$ 1.300 millones para destinar con otros fines, por ejemplo, salud, seguridad y educación. Lo que se olvidó Astori es que los US$ 1.300 millones no están, no existen y ese era el problema. Me ha quedado una imagen de total inseguridad transmitida por el Ministro, igual a todas las mentiras que no ha ido diciendo en el último decenio.

¿Y el Pit Cnt? Bien gracias. Se dedicó a marcar diferencias entre unos trabajadores pobres y humildes por los cuales vale la pena realizar 1000 horas de paro, y otros que como gana entre $70.000 y $ 140.000, son de otra categoría y que se arreglen solos. Los trabajadores son todos iguales independientemente del ingreso que tengan.

Eso sí, compartieron mesa con Murro para traer, tirado de los pelos, una reducción en las comisiones que cobran las AFAP (no digo si es justo o injusto), nada tenía que hacer ese tema aquí. Pero este grupo está empecinado en embestir contra las aseguradoras privadas y ya tendrán roces con Astori que cree que son de utilidad pues son las grandes compradoras de la emisión de deuda uruguaya.

La oposición presentó su proyecto, también con acordes navideños, sabiendo que no serían escuchados, por lo tanto lo mandó por carta al Presidente y éste desde la cima dijo “llegó tarde, la bancada ya acordó”.
Resultado: a “los cincuentones” (¿nadie dijo que es un término despectivo?) les quitan el 10% de sus aportes realizados, le dan 2 años para decidirse, les devuelven el derecho a los ya jubilados y a todos los demás nos dan una manito con menores comisiones.

La mano que nos podrían dar es gobernar sin tanta soberbia, creyendo que solamente el FA sabe cómo se deben hacer las cosas pues ellos han refundado al Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas