ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Proyecto de ley

¿Aún existen diputados?


@| Hace unos días el senado de nuestro país dio media sanción a un proyecto de ley que reforma el Servicio de Retiros Militares. Tanto en su elaboración por parte del Poder Ejecutivo, como en su tratamiento en comisión, no se tuvieron en cuenta para nada el asesoramiento del propio Servicio de Retiros ni a los mandos de los afectados. Más tarde y ante la interrogante periodística al Comandante en Jefe del Ejército (CJE) sobre como afectaría dicha norma de aprobarse en diputados, indicó que de mantenerse la actual redacción aprobada en el Senado, condicionará al personal de menor ingreso a percibir la mitad de lo que hoy recibe, habiendo cumplido más años en la fuerza, y agregó que, como comandante, y jefe responsable de miles de efectivos, le cabe la consideración de tener expectativa sobre cambios en la cámara baja.  

El senador Juan Castillo, contradijo al jerarca. Sostuvo que entre quienes se oponen, hay mucha desinformación sobre la reforma, y dijo que “los sectores o escalafones más bajos no van a tener ninguna repercusión”. Afirmó que los mandos militares deben cumplir con su rol y limitarse a acatar las decisiones del sistema político sobre la reforma del servicio de retiros y pensiones militares.  

De acuerdo a lo anterior parecería que el CJE debería cumplir con el proverbio japonés que dice “No ver el mal, no oír el mal, no hablar el mal” inspirado en las esculturas de tres monos tapándose los ojos, orejas y boca cada uno, siguiendo la metáfora, el senador comunista debería recordar que son tres los comandantes con lo cual el sordo podría trasmitirle por voz lo que ve al ciego y este al mudo lo que escuchó del ciego, con lo cual el mal sería igualmente puesto en evidencia. Hechos como este y otros que van en igual sentido, tratando de debilitar las FF.AA. hasta llegar a su desaparición, nos hacen recordar actitudes de la senadora Moreira, los ministros Murro y Astori culpando al gasto en Defensa por el déficit presupuestal, olvidando las pérdidas por hechos delictivos en Ancap, Alur, Pluna, Fondes, regasificadora, etc., así como el clientelismo político en la administración pública. Creo que si Arotxa quisiera reflejar esto en sus excelentes caricaturas, lo haría dibujando una piñata representada por Guido Manini Ríos (simbolizando a las FF.AA) colgado y con las manos atadas, la boca tapada y una venda en sus ojos, abajo, y al contrario de lo que sucede en las piñatas, sin vendas en los ojos, para ver donde pegan, y largos palos a Castillo, Astori, Costanza y Murro. 

Esperemos que al final de esta historia de la reforma del Servicios de Retiros y Pensiones de las FF.AA. podamos decir que “aún hay Diputados en la República Oriental del Uruguay” y prime la independencia de poderes sobre la arbitrariedad y la igualdad de todos los ciudadanos en un Estado de Derecho. 

PD: Extraído del Arte de Mandar de André Gavet: “No tenéis por qué engañar jamás a vuestra tropa. Si sucede que en tal o cual situación de guerra, un jefe juzgase necesario ocultar a sus hombres todo lo critico de la situación, sucederá muchas veces que el peligro saltará a la vista de su tropa sin que el disimulo haya surtido el efecto apetecido...” “Uno de los mejores medios de dar firmeza al carácter moralmente obligatorio de la autoridad del jefe es manifestarnos nosotros mismos lealmente adictos a nuestros deberes para con nuestros subalternos".
“El espíritu de sacrificio y de abnegación personal del jefe es la condición moral de la autoridad de su acción de mando. Mientras se tiene la conciencia de que el jefe está penetrado por el sentimiento del deber nacional, se le sigue ciegamente; parece que llevara en sus manos la bandera. Por el contrario…”.

Señor General de Ejército Don Guido Manini Ríos puede estar tranquilo con su consciencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º