ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Prevención del cáncer


@|Necesidad e incongruencias nacionales. 

No hay comprensión ni participación en el tema señalado. 
Está bien atacar el flagelo a nivel pulmonar, interpretando el alto riesgo derivado de fumar, el cáncer y afecciones concurrentes.
Ahora, es incoherente haber abierto un camino a fumar marihuana.

Quienes avalaron su uso no reconocen los riesgos del problema cáncer, ni de las desgracias que incluye esa droga; una sumatoria de efectos deletéreos que no se toman en cuenta, para cumplir un uso político.
En la historia de la humanidad, la incidencia del cáncer de pulmón fue baja hasta fines de la Segunda Guerra Mundial, luego el flagelo creció exponencialmente. Recordar las películas de la época donde todos fumaban, hasta los que iban a morir… Se incitó su uso ante un problema no resuelto, pero, se puede prevenir junto a otras afectaciones que determina.
Las consecuencias de esta frecuente enfermedad, gravada de muy alta letalidad perjudica gente en etapa activa de su vida, con consecuencias personales, familiares y del entorno. A lo que se agrega otra droga. Una antología del disparate, donde no existe persona libre de padecer, debacle que incluye terminar en el cementerio. 

Por lo tanto, necesitamos de autoridades que así lo entiendan y lo hagan presente en la población. No facilitarlo. ¿Hay consciencia sobre lo que se comete? Parece que NO.  

Por lo tanto, la propuesta es a quienes mandan entiendan del riesgo y den la lección al pueblo. Ridículo no hacerlo y por otro lado, hablar del combate al tabaco mientras estimulan el uso de una droga psicoactiva. ¿No es mantener el vicio de fumar e incrementando riesgos? 

Ergo, consciencia en los gobernantes, una política de conscientización correcta, que no hay, en lugar de empeorarla. Basta de títulos y gastar papel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas