ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Caos vehicular


@| El caos vehicular en la ciudad de MVD es cada vez mayor y más notorio. 

Abarca prácticamente todas las horas del día y todas las zonas importantes de la ciudad. Muchas veces es más práctico intentar circular por calles laterales que hacerlo con bulevares, avenidas o arterias de tránsito importantes.

En mi opinión, la Intendencia ha tenido una gran responsabilidad en este resultado, tanto por acción como por omisión.

- La calidad del transporte público ha empeorado notablemente. Buses y taxis no son solución eficaz y eficiente. 

- Cuando apareció una alternativa que era aceptada por la gente - "UBER" - le generó regulaciones y tributos que llevaron a que el servicio en cuestión dejase de funcionar adecuadamente y subiese su costo. 

- Ha tolerado que en las vías de tránsito circulen – además de los tradicionales autos, camiones, buses y similares – otros medios de transporte tales como motos, bicicletas, gente en “skate”, ahora patinetas y similares. 

- Los motociclistas no respetan ninguna norma de tránsito, “serpentean” por las calles, cometen permanentes irregularidades. Lo mismo sucede con los ciclistas, que además incumplen todas las normas de seguridad, y a veces actúan de a ratos como peatones. 

- La preocupación municipal se ha centrado en la instalación de radares y en el cobro de multas en lugares en los cuales la siniestralidad era escasa, estableciendo además velocidades máximas ridículas para avenidas, bulevares y ramblas.

- Los inspectores de tránsito raramente se ven en actitud de colaboración y de ordenamiento de la circulación. Están más preocupados de establecer sanciones con costo en áreas de “estacionamiento tarifado” y similares.

- La coordinación de los semáforos es absolutamente inexistente y se forman largas filas en lugares en que no debería ocurrir (casi todos los cruces importantes).

- Prácticamente no se han generado nuevas calles o avenidas. Los proyectos más notorios de reformas han sido un fracaso (“corredor Garzón” y similares).

- No existen lugares para estacionar en muchos barrios de la ciudad. El estacionamiento tarifado sube su costo pero no incide significativamente como solución de nada.

- No se han llevado a cabo campañas de prevención o de educación de los conductores. Cada uno hace lo que quiere. Se estaciona en doble fila; con el “pica pica” vale todo; no se utilizan las señales para anticipar los movimientos a realizar al conducir; las salidas de alumnos de locales escolares generan acumulación indebida de vehículos siempre; hay ferias en calles de relevancia para desagotar la circulación;  etc.

- Los conductores demuestran a cada momento su agresividad y su intolerancia. Cada uno “está en la suya”: que los demás “revienten”.

Últimamente se están llevando a cabo arreglos, que son “parches”, en algunas avenidas de la ciudad, que han complicado aún más las cosas, porque no se planifican con sentido común y no se realizan en horarios y en tiempos razonables.

Me pregunto: ¿Para qué está la Intendencia? ¿Nadie piensa en problemas y soluciones reales? ¿No se analizan opciones válidas en ciudades bien organizadas? ¿No se estudian alternativas con sentido común y adecuación técnica? ¿En qué se gasta el dinero que pagamos los conductores de vehículos para hacer uso de las vías de circulación de Montevideo?

Como en muchas otras áreas de su competencia, "déficit total".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas