Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Cosas veredes

Los derechos humanos y los regímenes democráticos con separación de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, nacen y evolucionan en la experiencia anglosajona de Inglaterra, desde donde se expandieron por el Occidente libre y buena parte más del mundo. El tema tiene hitos relevantes como la Carta Magna impuesta por los señores feudales a Juan Sin Tierra en 1215, y la “Revolución gloriosa” de 1688, que derivó a la monarquía constitucional en la que el Rey reina, pero no gobierna.

Los derechos humanos y los regímenes democráticos con separación de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, nacen y evolucionan en la experiencia anglosajona de Inglaterra, desde donde se expandieron por el Occidente libre y buena parte más del mundo. El tema tiene hitos relevantes como la Carta Magna impuesta por los señores feudales a Juan Sin Tierra en 1215, y la “Revolución gloriosa” de 1688, que derivó a la monarquía constitucional en la que el Rey reina, pero no gobierna.

Son hechos icónicos del proceso histórico. En su seno se moldea el Parlamento, representante del pueblo, cuya misión es controlar los gastos del Estado y los impuestos para pagarlos. Y, no menos importante, para controlar que la autoridad superior respete los derechos fundamentales de sus súbditos.

Estas soluciones alumbraron a las revoluciones norteamericana y francesa, y fueron considerados por José Artigas como una de sus instrucciones del año XIII.

Hoy en nuestro país, donde el frentismo lleva gobernando Montevideo con gestión tan dispendiosa como ineficiente durante más de 10 años, ejercita el gobierno nacional con una bancada parlamentaria de autómatas que no saben qué leyes votan. La “entente” mandamás se molesta y duda ante los controles parlamentarios, imprescindibles para que Juan Pueblo que es quien paga sus ensueños y sueldos, sepa qué hacen con sus sacrificios los gobernantes.

Venimos de perder cientos de millones de dólares por mala administración, que podrían haber servido a escuelas, hospitales e infraestructura logística.

Ello a causa de los despilfarros del “Pepe”, continuador del gobierno correligionario que le precediera. Estamos en una realidad de descomposición intelectual, moral y social muy grave. Baste tener presente que nada menos que en el Paraninfo de la Universidad de la República, el liberticida y jefe fundacional de la cleptocracia insaciable que hambrea y reprime al pueblo venezolano, el comandante Chávez, fue homenajeado en un recinto que alguna vez fue templo de las inteligencias encendidas que hicieron de nuestra patria una envidiable libre república latinoamericana y mundial.

En el marco de estas circunstancias, cabe un ¡gracias diputado Trobo! En el ejercicio del contralor parlamentario y popular, dejó en evidencia que en una unidad de la Fuerza Aérea faltaban 18.000 municiones, noticia hecha pública por este medio de prensa. No son cartuchos para cazar perdices en la Semana de Turismo sino pesado arsenal, que si no hay tupamaros y terroristas nostálgicos, si los comunistas no se están armando en su acumulación de fuerzas y no falleció por razones del momento el buenazo contador Feldman, toda gente de armas llevar, no sabemos quién las tiene, ni adónde fueron a dar. El hecho -además- permaneció oculto 6 meses, y el gobierno, hasta la denuncia pública, no sabía del asunto. Es parte de nuestra decadencia moral.

Habría más noticias para este boletín, pero se irá cerrando con la carta a los Reyes Magos que hizo pública el presidente Vázquez, por miles de millones de dólares. No sé si es consciente de que en sus intendencias y anterior gobierno no se hizo nada relevante con resultado útil. Ahora hace anuncios y es de esperar que sepa que el viento de cola se apagó, y que Juan Pueblo sabe que de buenas intenciones el camino del infierno está lleno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados