TRABAJO

Impacto del COVID-19 llevó a frenar, y deteriorar luego, la recuperación del empleo

El mercado laboral tuvo un nuevo deterioro en mayo frente al mes anterior debido al agravamiento de la crisis sanitaria de los últimos meses.

Trabajadores en una construcción en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto
Trabajadores en una construcción en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto

En mayo el mercado laboral volvió a sufrir el impacto de la situación sanitaria provocada por el COVID-19, luego de que en abril se mantuviera prácticamente estancado, y los datos mostraron un deterioro.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer las cifras correspondientes a mayo que, entre otros aspectos, reflejaron un aumento de la tasa de desempleo -mide las personas desocupadas respecto de la Población Económicamente Activa (PEA)- que se ubicó en 10,2% luego de haber estado dos meses en 9,7%.

Según los datos procesados por El País en mayo hubo 180.170 personas desempleadas, lo que implicó 8.267 trabajadores más en relación al desempeño de abril y 15.369 más si se compara frente al mismo mes del año pasado.

Los datos de mayo también reflejaron una caída en la cantidad de personas ocupadas. En este sentido, la tasa de empleo -mide el porcentaje de personas empleadas en relación a la Población en Edad de Trabajar (PET)- fue de 54,5% en mayo, cuando el mes anterior había sido de 55%, por lo que implicó una caída de 0,5 puntos porcentuales. Según cálculos de El País, en mayo de este año hubo 14.550 empleos menos que en abril, mientras que hubo 57.669 más que en mayo de 2020 (cuando las restricciones de movilidad por la pandemia eran más fuertes).

La caída en la cantidad de personas empleadas se visualiza también al ajustar por estacionalidad y cambios irregulares, según indicó en su cuenta de Twitter el economista Aldo Lema. En este sentido, señaló que “desestacionalizadas, las tasas de empleo y desempleo retrocedieron a niveles de febrero de este año” y explicó que se debió “probablemente” al deterioro de la situación sanitaria.

En tanto, la tasa de actividad -que mide la PET que está ocupada o busca empleo- fue 60,7%, lo que significó una leve baja puesto que en abril había sido 60,9%. Si se analiza sin los efectos estacionales, la tasa de actividad se ha mantenido relativamente estable en torno al 61%, según Lema.

En diálogo con El País, el gerente del Área de Consultoría Económica de Grant Thornton, Nicolás Cichevski afirmó que los datos de mayo “fueron peores” a los esperados por la consultora y señaló que “confirmaron que la recuperación del mercado laboral se frenó con el deterioro de la situación sanitaria de los últimos meses”.

En relación a la cantidad de personas presentes en sus lugares de trabajo -lo que excluye a quienes están ausentes en seguro de paro o con sus actividades suspendidas por el COVID-19-, Cichevski indicó que “cayó nuevamente y se ubicó en el nivel de septiembre de 2020 con cerca de 90.000 ocupados presentes menos que previo al comienzo de la pandemia”.

Según afirmó el gerente, en relación a mayo de 2019, unas 45.000 personas perdieron su empleo, a los que se le deben sumar 48.000 trabajadores ausentes.

Trabajador de la construcción. Foto: Archivo El País
Trabajador de la construcción. Foto: Archivo El País

“Si bien no tenemos cifras a nivel de sectores del INE, en base a los datos del mercado formal de trabajo del Banco de Previsión Social, casi la totalidad del incremento en el número de beneficiarios de seguro de paro respecto al mes de abril fue atribuible a los sectores de Enseñanza, Comercio y Alojamiento y servicios de comida. La situación sanitaria y el fin de la temporada de turismo interno explicarían ese impacto”, analizó Cichevski.

Las cifras del mercado laboral de los últimos meses “dan cuenta de un pobre desempeño” explicado “probablemente” por la afectación a causa del agravamiento sanitario, según indicó la socia de Exante, Florencia Carriquiry a El País. De acuerdo con los datos de dicha consultora, actualmente hay entre 35.000 y 40.000 ocupados menos que en comparación con la situación pre pandemia.

En esta línea, según Carriquiry “si el desempleo no ha subido más es porque también bajó en los últimos meses la búsqueda de empleo, con una mayor población desalentada ante la coyuntura de la pandemia” y no porque se hayan creado más puestos de trabajo.

Desde CPA Ferrere afirmaron que las cifras del mercado laboral “no implican una gran sorpresa” dado que el dato de mayo “se enmarca en un freno a la recuperación del empleo observado durante los últimos meses, al tiempo que tanto abril como mayo fueron muy negativos en términos sanitarios”.

Así lo afirmó la economista de dicha consultora, Camila Ramírez, quien además explicó que el deterioro “es consistente, asimismo, con lo observado en el número de beneficiarios del subsidio por desempleo, que en mayo se incrementó por segundo mes consecutivo”.

Ramírez señaló que la recuperación del mercado de trabajo “continúa siendo un importante desafío para la política económica durante este año” y manifestó que si el deterioro persiste será un “factor de especial relevancia de cara a la próxima ronda de Consejos de Salarios”.

La mejora en las cifras de contagios de COVID-19 de las últimas semanas así como el avance de la vacunación llevan a Exante a prever una recuperación económica para el segundo semestre, así como “cierta mejora del mercado de trabajo”, aunque según indicó Carriquiry sería “probablemente de forma lenta”.

Las proyecciones de Exante apuntan a que recién sobre finales de 2022 Uruguay estaría recuperando niveles de empleo similares a los que tenía previo a la pandemia.

¿Deterioro transitorio?

De acuerdo con el gerente del Área de Consultoría Económica de Grant Thornton, Nicolás Cichevski, “buena parte de los 30.000 ocupados ausentes que se adicionaron en los últimos tres meses retornará a su empleo”. Sin embargo, pese a que parte del deterioro reciente del mercado laboral “puede considerarse como transitorio, la creación genuina de empleo continúa sin mostrar signos de reactivación”. En la medida en que comiencen a levantarse las medidas restrictivas adoptadas para combatir la pandemia, “esperamos un aumento de los ocupados presentes vía el retorno de los ausentes a sus actividades”, indicó Cichevski aunque admitió que “no está claro que el número de ocupados totales aumente significativamente durante el segundo semestre”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados