MARÍTIMAS

Montevideo será el puerto hub regional

Parecen acertadas las decisones adoptadas por el actual gobierno.

Avanzan las obras de UPM en el puerto de Montevideo
Avanzan las obras de UPM en el puerto de Montevideo

Los problemas portuarios no son desconocidos y mucho menos están agotados en su discusión, ya que los puertos son organismos vivientes que merecen atención diaria, disponer de buenos canales de acceso, infraestructura dinámica para atender la constante evolución en el tamaño de los buques, terminales especializadas equipadas para brindar eficientes servicios a los buques, remolcadores de alta potencia y sistemas de gestión modernos totalmente digitalizados sin intercambio de papeles. Estos son principios que hemos venido manteniendo desde hace setenta años. Sin embargo, periódicamente surgen situaciones imprevistas que merecen especial atención.

Es en este contexto que vale la pena señalar que las autoridades del Instituto Nacional del Agua de Argentina han manifestado que la Cuenca del Plata y el Paraná sufren una bajante extraordinaria que afecta tanto a Brasil como a Argentina, con un panorama que no ocurría desde hace más de 90 años y si se consideran los dos últimos años, es la condición más crítica en más de 130 años.

Datos recabados de la publicación diaria de la Subsecretaria de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante de Argentina referidos a niveles en la Hidrovía Paraná-Paraguay permiten comprobar que desde enero de 2018 al 17 de julio de 2021 el nivel del agua en el río Paraná ha descendido notablemente. En particular, podemos informar que en nuestro querido puerto de Rosario el nivel entre esas fechas bajó más de 4 metros y no vemos que mejore en un futuro cercano. Es un serio problema que demanda la búsqueda de soluciones consensuadas, que satisfagan las necesidades de la región.

Nosotros creemos firmemente que ahora no habrá soluciones simplemente argentinas o bolivianas o brasileñas o paraguayas o uruguayas sino regionales.

Esta falta de agua impacta en múltiples actividades, entre otras el suministro de agua potable y la generación eléctrica, y afecta al medio ambiente. Pero también a la navegación de no sólo los trenes de barcazas provenientes de Paraguay, Brasil y Bolivia sino también de gran cantidad de buques graneleros que cargan en la zona del Gran Rosario miles de toneladas menos de lo habitual para poder navegar con seguridad por la Hidrovía. En efecto, se comprueba que cada buque tipo Handymax está cargando casi 8.000 tons menos y cada buque tipo Panamax carga unas 9.000 tons menos y en consecuencia deben complementar carga en Quequén, Bahía Blanca o los puertos del sur de Brasil, generando con ello “falsos fletes” que causan graves pérdidas al sector agroindustrial.

A estos efectos, el Licenciado Juan Carlos Muñoz, exitoso operador portuario de Paraguay y fuerte impulsor de la Hidrovía, nos decía hace años en una entrevista que cuando la carga de Paraguay no llega al puerto de Montevideo se afecta al desarrollo social, económico y político no sólo de Paraguay sino de toda la región.

Esto pone una vez más en la mesa de trabajo la privilegiada ubicación geográfica del puerto de Montevideo, única por sus características y realza la consecuente obligación que tienen las autoridades nacionales de adoptar las medidas que sean necesarias para hacer del mismo el anhelado hub regional. El gobierno nacional ha comprendido la importancia de este tema, lo elevó a la altura a que vuelan las águilas, porque a esa altura se debe analizar el tema y seguiremos apoyando su accionar. La principal de estas medidas es la profundización y el ensanche del canal de acceso al puerto a fin de hacerlo apto para la navegación de los buques -tanto graneleros como porta contenedores- que, con dimensiones y calados cada vez mayores, operan y están previstos a operar en la región. Le cabe a la ANP esta responsabilidad.

Sólo con la infraestructura adecuada se puede incentivar a las líneas marítimas a hacer del puerto de Montevideo el hub regional con que sueña la comunidad portuaria local. Los inversores privados ya están haciendo su parte con la construcción de muelles que permiten calados de hasta 14m y terminales que podrán atender hasta el triple de la carga que actualmente puede ser atendida en el puerto. Vean si no las obras en ejecución en la terminal de UPM, la ampliación con nuevos muelles de la terminal granelera de TGM y el nuevo Muelle Oeste con la ampliación hasta más de 58 hás. comprometidos en la terminal especializada de TCP.

Avanzan las obras en el puerto

Esta es la hermosa y atrayente imagen portuaria, que muestra al depósito de UPM en su etapa final de construcción, con sus aproximadamente 500m de largo de área de descarga del tren y con avance en la pavimentación de su muelle.

También se observa avances en la obra de construcción del muelle de TGM para la operativa de graneles líquidos, espacio que será también aprovechado por UPM.

En el muelle C-D se observa un buque de grandes dimensiones, un Cape Size pronto para una operativa de carga de troncos y un buque porta contendores operando en los muelles 3-4-5.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error