Polémicas por las tesis universitarias

Las tesis doctorales en España bajo sospecha

El presidente Pedro Sánchez superó la prueba de plagio.

Pedro Sánchez: tres portales especializados verificaron la autenticidad de la tesis que presentó en la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Foto: EFE
Pedro Sánchez: tres portales especializados verificaron la autenticidad de la tesis que presentó en la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Foto: EFE

La tesis doctoral del presidente español, el socialista Pedro Sánchez, superó los análisis antiplagio de portales dedicados a detectar esa posibilidad, descartando las sospechas de plagio, según informó ayer viernes el Ejecutivo.

El Gobierno responde así a las informaciones de algunos periódicos españoles que acusan a Sánchez de haber incluido en la tesis parte de artículos de profesores universitarios o informes ministeriales, sin citar el origen ni la autoría. También trata de salir al paso de las dudas planteadas por la oposición del PP y Ciudadanos, que han pedido la comparecencia parlamentaria de Sánchez.

El gobernante español autorizó el jueves que la tesis fuera accesible en internet desde ayer viernes, pues solo podía consultarse hasta ahora impresa en papel en la biblioteca de la Universidad privada Camilo José Cela de Madrid, donde la presentó.

El Ejecutivo ha hecho públicos los resultados de esa tesis en Turnitin (que se emplea en la Universidad de Oxford) y PlagScan (referencia en Europa), dos de los programas que, asegura, son de los más reconocidos para detectar la posibilidad de plagio de un texto, tanto en el ámbito nacional como internacional.

El Gobierno subraya que los análisis a los que se ha sometido el documento "determinan el contenido original de la tesis, superando ampliamente los estudios de coincidencias".

El diario El País de Madrid también dijo ayer viernes que la tesis doctoral que Sánchez defendió en noviembre de 2012, no contiene trazas de plagio de otros autores, según un análisis realizado por su redacción con la ayuda de los programas Viper, Turnitin y PlagScan.

Estos programas informáticos cotejan el documento sospechoso con bases de datos de Internet en busca de secuencias de palabras coincidentes y facilitan un enlace al texto en el que se encuentran las frases idénticas. El software no discrimina si el texto en el que se encuentra la semejanza es anterior, posterior o contemporáneo al documento cuya integridad se quiere comprobar.

Por su parte, los medios de comunicación que acusan a Sánchez, entre ellos el diario ABC, de haber plagiado se reafirmaron ayer viernes en las informaciones, y le responden que se verán en los tribunales en el caso de que los demande judicialmente si no rectifican, como les advirtió el jueves. Los medios mantienen las acusaciones y añaden nuevas informaciones para avalar las "graves irregularidades" que, aseguran, rodean la tesis, titulada "Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público (2000-2012)".

La polémica sobre la tesis de Sánchez estalló el miércoles, cuando el líder del partido liberal Ciudadanos, Albert Rivera, lo conminó a que publique su tesis. "La tesis está publicada conforme a la legislación", le replicó Sánchez, con semblante duro y visiblemente enfadado.

Este caso se produce en medio de la polémica sobre supuestas irregularidades en los estudios de posgrado de varios políticos, entre ellos la exministra socialista de Sanidad Carmen Montón, que dimitió el martes pasado, la expresidenta de la región de Madrid Cristina Cifuentes (PP), que renunció en abril, y el actual líder del PP, Pablo Casado, pendiente de calificar por el Tribunal Supremo.

Estos tres casos involucran a la universidad pública Rey Juan Carlos, en Madrid, protagonista del "mastergate". Las sospechas no conciernen a toda la universidad, que acaba de anunciar la creación de un nuevo servicio de inspección, sino a un organismo adscrito, el Instituto de Derecho Público (IDP).

En él estudiaron Cifuentes y Carmen Montón. También allí cursó su máster Pablo Casado. Los tres ocupaban cargos cuando cursaron sus respectivos títulos de posgrado: Cifuentes era delegada del gobierno en Madrid, Casado diputado regional y Montón diputada nacional.

Todo ello apunta a que el instituto "presuntamente se había convertido en un chiringuito para regalar posgrados a gente VIP", comentó a AFP Cristina Monge, profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de Zaragoza.

Líder de Ciudadanos sin título en Derecho

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, sacó a luz el tema de la tesis del presidente español Pedro Sánchez, pero los focos se volvieron sobre su currículum. La Universidad Autónoma de Barcelona comunicó ayer viernes que Rivera no es doctorando en Derecho Constitucional como dice su biografía oficial en la web del partido Ciudadanos, informó ayer el diario El País de Madrid. Rivera sí cursó estudios de doctorado entre 2002 y 2004, pero no llegó a hacer la tesis. El partido no ve un error sino una cuestión de "tecnicismo", mientras investiga qué información dio en 2015 al Círculo de Economía, entidad que tiene en su web una biografía de Rivera en la que le atribuye un doctorado y un máster. Según esta institución, el Círculo se limitó a publicar el currículum que les transmitió el equipo de Rivera. En la web de Ciudadanos, Rivera afirma que es "licenciado en Derecho, Máster en Derecho por Esade y Doctorando en Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º