LA PUJA DE MACRI CON CRISTINA

Tarifas: el Senado pone a prueba gestión de Macri

Gestiones de último momento para salvar los aumentos de luz, agua y gas.

Mauricio Macri. El presidente encabezó ayer el acto por el 208 aniversario del Ejército argentino.  Foto: EFE.
Mauricio Macri. El presidente encabezó ayer el acto por el 208 aniversario del Ejército argentino. Foto: EFE

En medio de un duro cruce entre el presidente Mauricio Macri y la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, el Senado argentino analizará hoy miércoles el polémico proyecto de ley de la oposición peronista que frena los aumentos en las tarifas de luz, agua y gas. El proyecto, al que el gobierno de Macri considera inconstitucional y un retroceso en la credibilidad de Argentina, lleva los precios de estos servicios públicos a valores de noviembre de 2017.

El proyecto ya fue aprobado en Diputados, por lo que la batalla de hoy en el Senado es la última oportunidad que tiene Macri de salvar el aumento de tarifas antes de verse forzado a vetar la ley.

La sesión llega precedida de una exhortación de Macri a los senadores peronistas de no seguir con las "locuras" de Cristina Kirchner, lo que llevó a la expresidenta a referirse al mandatario como "marichulo".

Ayer martes Macri no ahondó en su polémica con Cristina. Por el contrario, su jefe de Gabinete, Marcos Peña, buscó tender algunos puentes con los senadores peronistas para que no voten el proyecto contra el aumento de tarifas.

Cristina Fernández de Kirchner. Foto: Reuters
Cristina Fernández de Kirchner. Foto: Reuters

Peña ratificó la vocación del Gobierno de "dialogar y buscar alternativas realistas" y "responsables" a lo propuesto por la oposición, que estén "dentro del marco de la Constitución" y con el objetivo de sustentar el crecimiento económico. "Lo importante es evitar que demos una mala señal como sociedad en términos de un retroceso en materia de credibilidad de un país que tiene que decir la verdad", añadió.

Estas declaraciones de Peña no fueron al azar, sino que respondieron a dos factores. Por un lado, el Gobierno tomó nota de que la frase de Macri sobre Cristina había causado malestar entre los senadores y los gobernadores del peronismo. Por otro lado, el Gobierno tiene una negociación en ciernes sobre este conflicto, que contemplaría un encuentro furtivo con Miguel Ángel Pichetto, el jefe de bloque del Partido Justicialista en el Senado.

"Lo que Macri quiso plantear es un concepto, que es el que rigió durante el kirchnerismo mucho tiempo, que es la demagogia en materia energética y tarifaria, que se demostró que era un mentira", aseveró Peña al hacer referencia a la política del anterior Gobierno, que desencadenó una grave crisis energética por los altos subsidios estatales, que prácticamente estancaron durante años el monto de las facturas.

En las últimas semanas, marcadas por una fuerte depreciación del peso y por las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un millonario crédito, Macri ha mantenido reuniones con senadores y gobernadores provinciales oficialistas y opositores —que tienen gran influencia sobre los legisladores— para lograr apoyos y que no se apruebe hoy el proyecto.

"Lo más importante es entender que los debates en el Senado son de los senadores, independientemente de lo que puedan opinar los gobernadores, que la mayoría han opinado en contra" de que el Congreso fije las tarifas, dijo Peña.

Según informó ayer el diario La Nación, de un total de 72 senadores, 40 votarían a favor del proyecto que frena los aumentos de tarifas, 30 lo harían en contra y dos se abstendrían o no asistirían a la sesión.

Macri con militares.

El presidente se reunió ayer en la Casa Rosada con algunos de sus ministros para analizar la situación, pero en público evitó hablar del tema tarifas.

Macri encabezó ayer el acto por el 208 aniversario del Ejército argentino. Allí pidió que las Fuerzas Armadas integren la "innovación" a sus estructuras para adaptarse a "las amenazas del siglo XXI".

"Necesitamos Fuerzas Armadas que dediquen mayores esfuerzos en la colaboración con otras áreas del Estado, brindando apoyo logístico a las fuerzas de seguridad para cuidar a los argentinos frente a las amenazas y desafíos actuales, y también contribuyendo a la política exterior", señaló.

El acto se realizó en el Colegio Militar de la Nación, en la localidad bonaerense de El Palomar, donde se congregaron unos 3.000 soldados ante la presencia de autoridades castrenses y políticas, como el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Durante su discurso, Macri hizo hincapié en que el avance de la tecnología "pone a prueba" la capacidad de afrontar los cambios y las nuevas necesidades de Argentina.

"Necesitamos Fuerzas Armadas que se adapten a las amenazas del siglo XXI y que estén preparadas para enfrentar los problemas que hoy nos preocupan", afirmó.

"Queremos un Ejército con innovación, tanto en materia de capacidades como de organización", porque las Fuerzas Armadas "son un gran instrumento para potenciar nuestra inserción inteligente en el mundo, reforzando nuestra presencia en misiones de paz y continuando con el desarrollo de medidas de construcción de confianza y reconocimiento a nivel regional", agregó.

El presidente insistió en que todo ello debe realizarse "sin descuidar el objetivo principal e irrenunciable" de las fuerzas, como es "proteger la soberanía y la integridad territorial" de Argentina.

Asimismo, avanzó que, pese a la complicada "situación presupuestaria" que atraviesa Argentina, se va a continuar con el "blanqueo" de los salarios del personal militar, una de sus promesas más repetidas desde su llegada al poder, en diciembre de 2015.

INGRESOS

Fuerte inversión de Coca Cola

Coca-Cola invertirá 1.200 millones de dólares en Argentina entre el 2019 y el 2021 para la ampliación y renovación de sus líneas de producción en el país. La inversión —que está entre las mayores anunciadas en los últimos meses— se produce tras semanas de una fuerte turbulencia cambiaria en Argentina que obligó al presidente Mauricio Macri a recurrir al FMI para una línea de crédito preventiva que brinde certidumbre a los inversores.

"Somos conscientes de la responsabilidad que nos toca como sector empresario en este momento trascendental para el país y, por eso, renovamos nuestro compromiso con la Argentina", dijo Joao Marcelo Ramires, presidente de la Unidad Sur de América Latina de Coca-Cola. La empresa informó que está ejecutando tal como había planeado sus inversiones por 1.000 millones de dólares para el período 2016-2018. REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados