VENEZUELA

Revelan planes de Chávez para “inundar” a Estados Unidos de cocaína

Un informe de la DEA detalla cómo Chávez reunió en 2005 a responsables de los servicios de Inteligencia de Venezuela para ordenarles “combatir a Estados Unidos inundándolo de cocaína”.

Partidarios de Maduro levantan un cartel con la imagen del fallecido expresidente Hugo Chávez. Foto: Reuters
Partidarios de Maduro levantan un cartel con la imagen del fallecido expresidente Hugo Chávez. Foto: Reuters

En momentos en que se hace más fuerte la presión de la Casa Blanca y del gobierno de Colombia contra el régimen de Nicolás Maduro, a quien acusan de vínculos con el narcotráfico y de darle apoyo a disidentes de las FARC, el diario español El Mundo reveló ayer viernes documentos de la DEA, el organismo estadounidense para el control de las drogas, que detallan los planes del expresidente Hugo Chávez para “inundar” a Estados Unidos con cocaína.

La Justicia de Estados Unidos remitió esta semana a la Audiencia Nacional de España un informe de la DEA en el que detalla cómo Chávez reunió en 2005 a responsables de los servicios de Inteligencia de Venezuela para ordenarles “combatir a Estados Unidos inundándolo de cocaína”.

Este documento, al que tuvo acceso en exclusiva El Mundo, dice que uno de los asistentes a dicho encuentro fue Hugo Carvajal, alias El Pollo, exjefe de la Inteligencia Militar venezolana, detenido en España en abril pasado acusado de narcotráfico y que está pendiente de que se resuelva su extradición a Estados Unidos.

La DEA se basa, entre otros, en el testimonio de uno de los asistentes a esa reunión, al que bautiza en clave como “testigo uno”, y aclara que se trata de “un exjuez que se desempeñó en un tribunal de Venezuela a partir de aproximadamente 2005”. La reunión se realizó ese año en la casa de Chávez, y acudieron, además de Carvajal, “el general Henry de Jesús Rangel Silva, entonces jefe de una agencia de Inteligencia venezolana conocida como Disip; Diosdado Cabello, en ese momento gobernador de Miranda; y Tareck El Aissami, entonces miembro de la Asamblea Nacional de Venezuela”.

Diosdado Cabello. Foto: Reuters.
Diosdado Cabello. Foto: Reuters

Hoy Cabello es el presidente de la oficialista Asamblea Constituyente que asumió las funciones legislativas, y El Aissami es vicepresidente del Área Económica y ministro de Industrias y Producción. Ambos están en la lista de funcionarios del régimen venezolano sancionados por Estados Unidos.

La DEA explica que “durante la reunión Chávez instó al grupo, en sustancia y en parte, a promover objetivos políticos, incluido el de combatir a Estados Unidos inundando el país con cocaína”, informó El Mundo. “Chávez les ordenó”, a renglón seguido, “coordinarse” con la guerrilla colombiana de las FARC para consumar el plan.

A partir de entonces se realizaron reuniones periódicas, algunas en la casa del entonces vicepresidente venezolano José Vicente Rangel.

“Durante la reunión Cabello describió las rutas terrestres y marítimas de tráfico de drogas a través de Venezuela y Carvajal indicó que la cocaína sería suministrada por guerrillas colombianas, es decir, las FARC”, dice el documento de la DEA.

En otra, Carvajal “le dijo al grupo que la coordinación con los camaradas iba bien y que se había reunido con los cabecillas de las FARC en Venezuela”. Pasando a discutir con ellos “la división de las ganancias de las drogas y el suministro de armas como compensación”.

En el marco de esta hoja de ruta supuestamente diseñada por Chávez, Carvajal, considerado por la DEA como miembro destacado del Cartel de los Soles, al que define como “una organización venezolana de narcotraficantes compuesta por altos funcionarios venezolanos”, fletó en abril de 2006 un avión DC-9 que despegó de Venezuela en dirección a Toluca (México), “pero se vio obligado a aterrizar en Campeche debido a fallos mecánicos”. El avión contenía 5,6 toneladas de cocaína que la DEA atribuye a Carvajal.

Hugo Chávez y Nicolás Maduro en 2012.
Hugo Chávez y Nicolás Maduro en 2012. Foto: Archivo.

En el marco de la colaboración con las FARC, Chávez impuso además que la Justicia venezolana exculpara a los miembros de la guerrilla colombiana de cualquier delito en el que se viera inmersa en territorio venezolano vinculado a “asesinatos, narcóticos, secuestros, tiroteos y extorsión”.

El Mundo agrega que el segundo gran testigo en que se basa la DEA es “un miembro del ejército de Venezuela asignado como seguridad para Chávez entre 2008 y 2013”. Este “testigo dos” sostiene que “proporcionó la seguridad en una reunión organizada por Chávez en un rancho, a la que asistieron, entre otros, el ministro del Interior venezolano Ramón Rodríguez Chacín y el cabecilla de las FARC Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez”. En aquel encuentro, el jefe de seguridad explica que “escuchó a Márquez describir la necesidad de apoyo logístico”. Concretamente, “uniformes, barcos y ordenadores”. Y que, a continuación, “Chávez indicó que los fondos serían provistos a las FARC” por Pdvsa, la petrolera estatal venezolana. Asimismo, según este relato, “Chávez ordenó al testigo dos que le trajera un teléfono” y él mismo “le oyó hablando con Carvajal”. En dicha conversación, el presidente “le ordenó suministrar armas a las FARC que previamente habían sido utilizadas por el ejército venezolano y otras, obtenidas nuevas de Rusia”.

Iván Márquez es el alias del disidente de las FARC que en agosto pasado anunció que retomaría la lucha armada, desconociendo los acuerdos de paz firmados con el gobierno de Colombia.

Media decena más de testigos que figuran en el informe de la DEA, implicados todos ellos en el tráfico de estupefacientes, vinculan a Carvajal en la organización de “aproximadamente siete cargamentos de cocaína” más “que incluían sobornos para funcionarios venezolanos corruptos”.

Carvajal declaró el jueves ante la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, en la vista que revisó la petición de extradición presentada por Estados Unidos y cuya resolución se conocerá la próxima semana, según fuentes jurídicas, informo El Mundo.

Este militar venezolano se defendió asegurando al tribunal que las acusaciones que hicieron las autoridades estadounidenses son falsas y negando haber tenido contactos con la guerrilla colombiana.

“Yo en la justicia de Estados Unidos no confío”, señaló Carvajal al tribunal español.

El bloque digital, la nueva censura de Maduro
Efecto cocuyo

Nacido en un país sumido en una prolongada crisis y con un nombre que evoca más al Caribe que a una redacción, el medio venezolano Efecto Cocuyo acaba de recibir el Premio WOLA de Derechos Humanos en Washington, desde donde su cofundadora Luz Mely Reyes denunció en una entrevista con EFE una nueva manera de censura: el bloqueo digital. “Venezuela vive una emergencia humanitaria compleja, esto tiene varias aristas, hay varias crisis que se están dando en Venezuela en este momento. (...) Hay una lucha que tiene que ver con la libertad de prensa y libertad de expresión”, dijo.

Reyes, quien en noviembre pasado recibió el Premio Internacional a la Libertad de Prensa del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por su sigla en inglés), recogió ahora un galardón que por primera vez se otorga a un equipo periodístico.

Efecto Cocuyo nació hace cinco años. Al referirse a cómo se ejerce el periodismo en su país, Reyes recordó que “hay que siempre repetir que en Venezuela, así como fueron desmantelando la democracia durante 20 años, también hubo desmantelamiento de la industria de medios”.

“A toda esta situación se añade algo que ha sido como la nueva manera de censurar del Gobierno, que es el bloqueo constante a los medios digitales y a las plataformas de redes sociales e incluso de buscadores”, alertó Reyes.

Operativo contra Guaidó

Dos fotografías de Juan Guaidó en compañía de dos hombres que en Colombia asocian a una banda criminal, fueron usadas ayer viernes por el régimen de Nicolás Maduro para denunciar supuestos vínculos del líder opositor con grupos de narcotraficantes.

El ministro del Interior venezolano, Néstor Reverol, dijo que las entregarán como pruebas a la Fiscalía, que abrirá otra investigación contra el líder opositor.

“No pedimos antecedentes para tomar una foto”, dijo Guaidó a periodistas, al reconocer que no sabía quiénes eran las personas que le pidieron una fotografía cuando en febrero cruzó la frontera para llegar a Colombia de forma clandestina. “Me pidieron varias fotos y como ustedes saben y es lamentable, la frontera colombo-venezolana, así como en el sur de Venezuela, está absolutamente plagada de paramilitares, guerrilla, FARC, ELN, amparados por el régimen de Nicolás Maduro”, agregó el líder opositor.

Las fotos que circulan fueron difundidas por el presidente de la chavista Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, en su programa de televisión Con el mazo dando para acusar a Guaidó de estar supuestamente vinculado a “Los Rastrojos”, una banda criminal heredera de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y dedicada al narcotráfico y el contrabando, principalmente en la frontera entre Colombia y Venezuela.

Las fotos se difunden en medio de la creciente tensión entre los gobiernos de ambos países, después de que el presidente colombiano, Iván Duque, acusó a Maduro de dar refugio a guerrilleros de su país, entre ellos a un grupo de disidentes de las FARC, que a finales de agosto anunciaron su regreso a la lucha armada.

A finales de febrero Guaidó cruzó la frontera para recibir un cargamento de ayuda humanitaria, pero el régimen de Maduro bloqueo los pasos fronterizos impidiendo el paso de los camiones. (En base a Reuters y EFE).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)