La crisis en Venezuela

El puente que apagó la luz en Maracaibo

Alimentos descompuestos, comercios desolados y personas durmiendo en sus patios es el panorama en la ciudad venezolana de Maracaibo tras seis días de fallas eléctricas, un mal crónico que se agravó con un incendio en un puente gemelo del que colapsó el martes en Génova.

Puente en Lago Maracaibo. Foto: Reuters
Puente en Lago Maracaibo. Foto: Reuters

Los apagones son habituales en el estado petrolero de Zulia, cuya capital es Maracaibo, pero esta vez la pesadilla ha sido más larga.

De 8,6 kilómetros, el viaducto General Rafael Urdaneta cruza el Lago de Maracaibo y fue diseñado por el italiano Riccardo Morandi, creador también del puente que se derrumbó en Génova con saldo de 39 muertos.

La estructura de Maracaibo, inaugurada en 1962, permaneció cerrada entre el viernes y el lunes pasados después de que se incendiara una de las redes eléctricas que van por el puente. El incidente dejó sin luz y prácticamente aislados del resto del país a San Francisco y Maracaibo, donde viven cuatro millones de personas.

El régimen venezolano asegura que se trató de un sabotaje, su tesis recurrente para explicar las fallas eléctricas en el país. El paso por el puente seguía restringido ayer miércoles por las reparaciones del cableado.

Debido a la falta de electricidad, miles perdieron la comida que tenían en sus heladeras, todo un drama considerando los elevados precios de los alimentos por una inflación que el FMI proyecta en 1.000.000% para 2018.

Desde el incendio en el puente, los apagones duran entre 14 y 16 horas diarias. El calor asfixia, con temperaturas que superan los 40 grados centígrados.

"Llevamos seis noches durmiendo en el patio para soportar el calor. No se puede comprar comida que necesite ser refrigerada, estamos haciendo una comprita diaria en un abasto que tiene planta eléctrica", contó a la AFP Lilia Urdaneta, habitante del sector La Floresta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º