CIUDAD DEL VATICANO

El papa Francisco rezó el rosario en conexión con 50 santuarios

El Papa rezó el silencio el rosario frente al lugar de los Jardines Vaticanos donde se realizó una copia idéntica de la gruta de la aparición del santuario de Lourdes.

Sostuvo que se debe terminar la pandemia de la pobreza mundial . Foto: Reuters
Sostuvo que se debe terminar la pandemia de la pobreza mundial . Foto: Reuters

En otra iniciativa para pedir el fin de la pandemia y recordar a fallecidos y aquellos que han estado en primera fila contra el coronavirus, Francisco rezó el rosario ante la gruta de Lourdes representada en los Jardines Vaticanos y en conexión por Internet con unos 50 santuarios marianos de todo el mundo.

El Papa rezó el silencio el rosario frente al lugar de los Jardines Vaticanos donde se realizó una copia idéntica de la gruta de la aparición del santuario de Lourdes, en Francia, en una ceremonia a la que asistieron un centenar de personas, todas ellas con mascarillas y distanciadas de un metro.

Conectadas por Internet, como se pudo ver en las pantallas colocadas en este espacio de los jardines vaticanos, siguieron la oración unos 50 santuarios marianos de todo el mundo. Entre ellos el de nuestra Señora de Covadonga, en España; el de Guadalupe, Nuestra Señora del Remedio y de San Juan de los Lagos en México; de la Chiquinquirá, en Colombia, de Lujan y los Milagros, en Argentina y Maipú en Chile.

Francisco quiso agradecer en español la presencia de los santuarios de América Latina y que hayan estado “unidos en oración” y “por estar cerca” y pidió que “Nuestra Madre de Guadalupe nos acompañe”.

Es una nueva iniciativa de Francisco para pedir la intercesión de la Virgen María ante la pandemia que ha causado muerte y crisis económica.

Siguieron el rosario desde el santuario de Czestochowa de Polonia; el de Fátima, en Portugal; el santuario de la Inmaculada Concepción, en Washington o el de Elele, en Nigeria.

El Papa pronunció la dos oraciones que escribió a la Virgen en este momento de pandemia y en las que pidió: “Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas de los que estamos en juicio, y líbranos de todo peligro, gloriosa y bendita Virgen”.

El Papa suplicó para que María sostenga “a las personas angustiadas, infunda confianza a quienes viven en la ansiedad por el futuro” y para “que termine esta prueba y que vuelva un horizonte de esperanza y de paz”. Rezó por “los responsables de las naciones, para que actúen con sabiduría, solicitud y generosidad”.

En un videomensaje en español enviado con ocasión de la vigilia en línea organizada por la Renovación Carismática Católica, Francisco habló de un mundo que sufre y pidió que “el Espíritu nos dé ojos nuevos, abra nuestra mente y nuestro corazón para enfrentar este momento y el futuro con la lección aprendida: somos una sola humanidad. No nos salvamos solos”.

Explicó que “tenemos por delante el deber de construir una realidad nueva y cuando salgamos de la pandemia, no podremos seguir haciendo lo que veníamos haciendo y cómo lo veníamos haciendo. No, todo será distinto. Todo el sufrimiento no habrá servido de nada si no construimos entre todos una sociedad más justa, más equitativa, más cristiana, no de nombre, sino en realidad, una realidad que nos lleva a una conducta cristiana”.

Francisco consideró que “si no trabajamos para terminar con la pandemia de la pobreza en el mundo, con la pandemia de la pobreza en el país de cada uno de nosotros, en la ciudad en donde vive cada uno de nosotros, este tiempo habrá sido en vano”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados