francia bajo ataque

La mujer más buscada de Francia: la esposa de uno de los terroristas

Hayat Boumedienne tiene 26 años y está  "armada y es peligrosa". Está casada con Amedy Coulibaly, que el jueves asesinó a una policía municipal y el viernes asaltó un supermercado judío mató a cuatro personas y fue abatido por la policía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los dos sospechosos del tiroteo del jueves. Foto: Reuters

Las fuerzas de seguridad francesas buscaban frenéticamente este sábado a la esposa de uno de los tres yihadistas que asesinaron en tres días a 17 personas, 12 de ellas en el ataque a la revista Charlie Hebdo.
Cuando aún resuena la advertencia del presidente francés François Hollande de que "no ha terminado" la amenaza que se cierne sobre el país, las autoridades siguen en busca de Hayat Boumedienne, de 26 años, "armada y peligrosa".

Boumedienne es la compañera de Amedy Coulibaly, que el jueves asesinó a una policía municipal y el viernes asaltó un supermercado judío de la capital francesa, mató a cuatro personas y retuvo durante horas como rehenes a varias personas antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad.

Tanto Coulibaly como su compañera tenían "vínculos constantes" con los hermanos Said y Chérif Kouachi, responsables de la matanza de 12 periodistas, empleados y policías el miércoles en la sede parisina del semanario Charlie Hebdo.

Los dos hermanos fueron abatidos por las fuerzas de seguridad en la localidad de Dammartin-en-Goële, al noreste de Paris, casi al mismo tiempo que Coulibaly.

La mujer más buscada de Francia


La mujer de Chérif Kouachi, Izzana Hamyd, está detenida desde el miércoles por la policía, mientras que la compañera de Coulibaly se ha convertido en la mujer más buscada de Francia.

Según la fiscalía, Izzana Hamyd hizo más de 500 llamadas telefónicas en el año 2014 a la compañera de Coulibaly, Hayatt Boumedienne. De pelo largo y rostro infantil, Boumeddiene es muy religiosa y viste velo integral, lo que la obligó a renunciar a un empleo de cajera, según la prensa francesa.

Hija de un repartidor, Boumedienne forma parte de una familia de siete hermanos. Se casó religiosamente con Coulibaly en 2009. Su madre murió en 1994, según la misma fuente.

Coulibaly, cuyos padres eran de origen malí, justificó su acción ante sus rehenes al referirse a la intervención militar francesa en Malí, y a los bombardeos occidentales en Siria, según una conversación grabada por la radio francesa RTL.

Además, este delincuente reincidente llamó durante su toma de rehenes a otras personas allegadas para que cometieran más atentados en el "extrarradio parisino", según informó una fuente de seguridad.

Por su parte, los dos hermanos Kouachi, franceses de origen argelino, estaban desde hace años en la lista negra estadounidense del terrorismo. Said Kouachi se había entrenado en el manejo de armas en Yemen en 2011.

Ambos figuraban en la "No Fly List" estadounidense que prohíbe a aquellos que la integran volar hacia o desde Estados Unidos.

Reunión urgente el sábado en París


Una reunión de crisis se celebró este sábado por la mañana convocada por el presidente Hollande, en la que se decidió mantener el máximo nivel de alerta "de movilización y vigilancia" en el país, indicó el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

El jefe de Estado francés rindió homenaje a "la valentia y la eficacia" de las fuerzas de seguridad. Calificó además de "horrible acto antisemita" la toma de rehenes en el supermercado kósher y advirtió que "Francia no ha terminado con las amenazas" que la acechan.

Una autoridad religiosa de Al Qaida en la Península Arábiga (AQPA) amenazó a Francia con nuevos ataques en un video difundido el viernes, reveló el centro de vigilancia estadounidense de sitios islámicos (SITE).
El balance de los actos terroristas de estos últimos tres días en Francia no tiene precedentes en los últimos 50 años y abre interrogantes sobre los dispositivos de seguridad.

"Hay un fallo, es evidente. Cuando hay 17 muertos, es que se han producido fallos", reconoció el primer ministro francés Manuel Valls, quien recordó que "cientos de individuos parten hacia Siria o Irak" donde reciben "formación terrorista".

Sin embargo los asesinos "son hijos de Francia" que han sido "fanatizados aquí", constata con amargura este sábado el diario Libération (izquierda) mientras Le Figaro (derecha) asegura que "se hizo justicia" tras la muerte de los yihadistas, pero "este desenlace no supone [...] el fin de la guerra librada contra nuestro país por los fanáticos".

En este contexto una conferencia sobre terrorismo reunirá el domingo en París a doce ministros de Interior europeos y estadounidense.

El viernes, día de oración para los musulmanes, se rindió homenaje a las víctimas del atentado contra Charlie Hebdo en todas las mezquitas de Francia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)