TERRORISMO

Jefe del grupo Estado Islámico aparece en video por primera vez en cinco años

El jefe del "califato" yihadista autoproclamado en 2014 dijo que las operaciones del Estado Islámico contra Occidente forman parte de una "larga batalla".

Abú Bakr al Baghdadi
Abu Bakr al Baghdadi

El jefe del grupo Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Bagdadi, apareció por primera vez en cinco años en un video de propaganda difundido este lunes por la organización yihadista.

Por el momento no se dio a conocer la fecha en la cual fue grabado este video, pero Abu Bakr al Bagdadi, jefe del "califato" yihadista autoproclamado en 2014, declaró: "La batalla por Baghuz ahora terminó", en referencia al reducto del grupo ultrarradical en el este de Siria, que perdieron el 23 de marzo de 2019.

Sin embargo insistió en que las operaciones del EI contra Occidente formaban parte de una "larga batalla", y en que el grupo yihadista se "vengaría" de los miembros que fueron asesinados. "Vendrá más después de esta batalla", dijo.

Bagdadi, de 47 años, tenía una larga barba gris que parecía teñida con henna y hablaba lentamente, a menudo deteniéndose durante varios segundos en medio de sus oraciones.

Apareció por primera y última vez en público en Mosul en 2014, donde declaró un "califato" islámico en las franjas de territorio del EI que luego controlaron en Siria e Irak.

Desde entonces fue dado por muerto o herido en varias oportunidades.
Su último audio de voz dirigido a sus seguidores fue divulgado en agosto, ocho meses después que Irak anunció la derrota del EI.

Abu Bakr al Bagdadi
Abu Bakr al Bagdadi

Nacido en Samarra en 1971 como Ibrahim Awad Ibrahim Ali al Badri al Samarrai (su verdadero nombre), cursó Teología islámica en la universidad de Bagdad y ejerció de predicador durante años, antes de unirse a la resistencia armada contra la ocupación estadounidense bajo el paraguas de la filial iraquí de Al Qaeda.

En ese periodo, fue detenido y encerrado cuatro años en el campo de prisioneros de Bucca, administrado por las fuerzas de Estados Unidos, antes de reengancharse de nuevo a la lucha armada.

Ya usando su pseudónimo más conocido, en 2010 ascendió a la jefatura de su grupo terrorista, que entonces usaba el nombre Estado Islámico de Irak (EII).

A sus éxitos militares en Siria, le siguió una fulgurante expansión por Irak, donde los yihadistas llegaron hasta las mismas puertas de Bagdad, gracias a la huida en desbandada del Ejército iraquí.

En un abrir y cerrar de ojos, Al Bagdadi pasó a dominar un amplio territorio en el que el 29 de junio de 2014 proclamó el califato islámico, sistema político nacido en el siglo VII y abolido por Turquía en 1926, y que rigió como un país independiente, en el que hasta acuñó moneda.

El califato se convirtió en un poderoso imán que atrajo a yihadistas de todo el mundo y que propició que sus seguidores, simpatizantes e imitadores hayan ensangrentado las calles de sus países de origen, desde Europa al sureste asiático.

En sus dominios en Siria e Irak, los yihadistas de Al Bagdadi diezmaron las minorías cristiana y yazidí y asesinaron y torturaron a miles de musulmanes que no se plegaron a su interpretación radical del Corán.
Desde la proclamación del califato, Al Bagdadi ha permanecido oculto y ha divulgado muy contados mensajes de audio.

Su anterior "prueba de vida" databa del pasado 22 de agosto, cuando el EI difundió una grabación de Al Bagdadi de unos 54 minutos, cuya autenticidad tampoco pudo ser verificada.

El portavoz del EI, Abu Hasan al Muhayir, se encargó el pasado 18 de marzo de transmitir un mensaje del líder extremista en el que se apuntaba que el autoproclamado "califa" seguía con vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)