Disparos e intento de acuchillamiento

Inusual ola de violencia pone a Canadá en alerta

Una niña de 10 años y una joven de 18 mueren en un tiroteo en Toronto.

El tiroteo ocurrió en una zona de restaurantes en Toronto. Foto: Reuters
El tiroteo ocurrió en una zona de restaurantes en Toronto. Foto: Reuters

El domingo de noche en Toronto durante un tiroteo un hombre mató a una niña de 10 años y a una joven de 18, además de herir a otras doce personas. Y ayer lunes por la mañana en Ottawa otro hombre intenta apuñalar a un guardia del Parlamento. En menos de 24 horas Canadá vivió dos hechos que pusieron a la nación en alerta en el marco de una ola de violencia especialmente con armas de fuego. Por el momento ambos hechos no están relacionados.

La Policía de Toronto confirmó ayer lunes que las dos víctimas mortales del tiroteo del domingo son una niña de 10 años y una joven de 18 años de edad. El jefe de la Policía de Toronto, Mark Saunders, no identificó al autor de los disparos, que falleció tras un enfrentamiento con agentes inmediatamente después del tiroteo. Saunders añadió que la edad de los heridos, cuya cifra asciende a 12, oscila entre los 10 y los 59 años. El responsable del tiroteo tenía 29 años de edad.

El tiroteo ocurrió en la Avenida Danforth, en el vecindario de Greektown, una zona de restaurantes muy concurrida por las noches.

Saunders también informó que la investigación de lo ocurrido en la noche del domingo está ahora dividida.

Por un lado, la Policía de Toronto se encarga de las pesquisas relacionadas con el tiroteo, mientras que la muerte del autor de los disparos está siendo investigada por la Unidad de Investigaciones Especiales (SIU, por sus siglas en inglés), porque se produjo tras un enfrentamiento con los agentes de policía.

Las leyes locales obligan a que las pesquisas de muertes o graves lesiones producidas durante un enfrentamiento con policías sean realizadas por SIU, que determinará si los agentes actuaron de forma apropiada.

Aunque la Policía de Toronto se ha negado a especular sobre las motivaciones del ataque, el hecho de que la Policía Montada de Canadá no esté participando en la investigación indica que de momento las autoridades no lo consideran como un atentado terrorista.

Los vecinos del barrio contaron que escucharon una serie de disparos seguidos de gritos de personas que salían corriendo. "Hubo muchos disparos, luego una pausa, luego más tiros y de nuevo una pausa. Debe haber habido unos 20 o 30 disparos y nos echamos a correr", declaró un testigo, John Tulloch, citado por el diario Globe and Mail.

Un video publicado en internet, que luego fue suprimido, mostraba a un hombre vestido de negro acercándose a un restaurante y disparando contra el cristal, según informó Radio Canadá.

Un testigo, Andreas Mantzios, declaró al Global News que el atacante descargó su arma sobre una joven que huía y luego continuó disparándole mientras su cuerpo estaba en el suelo.

"Mis pensamientos acompañan a las personas tocadas por la tragedia", escribió el primer ministro Justin Trudeau.

Los ciudadanos de Toronto "son fuertes, resilientes y valientes, y les apoyamos en este período difícil", añadió después desde la Columbia Británica, en el oeste del país, donde pasa las vacaciones con su familia.

El alcalde de Toronto, John Tory, calificó este hecho como una "tragedia" y advirtió que el tiroteo de este domingo es una "evidencia de un problema con las armas" en esta ciudad. El alcalde criticó también que los habitantes de la ciudad pueden conseguir armas con "demasiada facilidad", a pesar de que Canadá tiene una legislación mucho más dura que la estadounidense para la tenencia y porte de armas.

Toronto, la mayor ciudad de Canadá, está sufriendo en los últimos meses un ola de violencia y asesinatos que ha disparado las alarmas entre las autoridades, sobre todo, por el mayor uso de armas de fuego.

En abril, Alek Minassian, un individuo de 25 años de edad, mató a 10 personas y causó heridas a otras 14, al arrollar con una furgoneta a decenas de transeúntes en una de las principales calles de la urbe.

Minassian, que fue capturado sin incidentes tras el ataque, ha sido vinculado a la subcultura misógina de los "incel", un término que significa "célibe involuntario". Tanto en el ataque de abril como en el de ayer, la mayoría de las víctimas mortales eran mujeres.

Canadá históricamente ha tenido bajos niveles de violencia armada, sobre todo si se compara con los altos índices en Estados Unidos, su vecino del sur.

La semana pasada la policía de Toronto comenzó a implementar un plan para reducir los hechos de violencia que se registran con armas.

Esta medida incluye un refuerzo de 200 agentes en el turno de entre las 19.00 y las 03.00 en algunos de los vecindarios donde se registra el mayor número de tiroteos.

Violencia en Canadá

Acuchillamiento.

En plena investigación del tiroteo del domingo, la policía de Canadá arrestó ayer lunes un hombre que poco antes había intentado apuñalar a un miembro de la guardia ceremonial del Parlamento en Ottawa.

"Debido a la rápida reacción de nuestros soldados, de la GRC (la Policía Real Montada de Canadá) y los servicios de protección parlamentaria, la amenaza potencial fue identificada y neutralizada", dijo el ministerio, y agregó que "nadie resultó herido durante el incidente".

Armado con un cuchillo, el hombre fue arrestado poco después de las 10:15 (hora 11.15 en Uruguay) ante el Parlamento, en el momento del cambio de guardia.

En octubre de 2014, un joven canadiense mató a un soldado cerca del Parlamento en Ottawa, antes de recibir un disparo en el corazón del recinto federal. Dos días antes, un radical de Quebec cercano al movimiento islamista había matado a un soldado con su vehículo al sur de Montreal. Esa fue la primera vez que Canadá era blanco de ataques yihadistas.

Las Vegas: demanda a las víctimas

La empresa propietaria del hotel donde ocurrió la masacre en Las Vegas el pasado octubre, interpuso una demanda contra más de mil víctimas del suceso para rechazar su responsabilidad en materia de seguridad.

MGM Resorts International registró denuncias federales contra más de mil víctimas, en los que 58 fueron asesinadas y centenares resultaron heridas después de que el autor del ataque, Ste-phen Paddock, abrie-ra fuego en mitad de un concierto. La empresa argumenta que tomó las medidas de seguridad requeridas y que, por tanto, no puede ser tomada como responsable de cualquier muerte, lesión u otros daños causados por la masacre, razón por la que reclamó que cualquier petición en este sentido sea rechazada. Según la cadena de hoteles, el espacio cumplía con los estándares establecidos por el Departamento de Seguridad Nacional. (EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)