Sígalo en vivo

El Huracán Patricia comenzó a golpear la costa Pacífico de México

El país se encuentra en estado de alerta. Han declarado emergencia en 34 municipios de Jalisco, ante la llegada del huracán Patricia, de categoría 5 en la escala Saffir Simpson, que se prevé, traerá vientos de más de 300 kilómetros por hora.

Patricia, el peor huracán en la historia del planeta, comenzó hoy a golpear sin piedad a las costas del Pacífico occidental mexicano, en los límites entre los estados de Colima y Jalisco, de donde fueron evacuadas miles de personas en aldeas pesqueras y hoteles turísticos.

El coloso tocó tierra alrededor de las 15 horas locales (20 GMT) a través de su cuadrante noreste y dos o tres horas más tarde se esperaba el ingreso del ojo del huracán, la parte más peligrosa del fenómeno, informó Alberto Hernández, gerente del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
Hernández señaló que un avión cazahuracanes detectó vientos de 350 kilómetros por hora y una velocidad de desplazamiento de 19 kilómetros por hora al momento en que Patricia empezó a asestar un "hachazo" sobre las costas mexicanas.

Una de las imagenes del sátelite mostró la "muralla" del huracán rodeada de cuatro anillos concéntricos que generarían tornados marinos y olas gigantes de 12 metros de altura, afirmó.
Con ráfagas que rebasaron incluso los 400 kilómetros por hora, el huracán obligó a las autoridades a decretar la alerta máxima en doce estados del país, pero especialmente en Colima, Jalisco y Nayarit.
El huracán de categoría 5 tiene la capacidad de atravesar todo el país, para salir luego por el Atlántico y dirigirse a Estados Unidos.

Sin embargo, se prevé que tras tocar tierra, se degradaría a categoría 2 al estrellarse con dos cadenas montañosas, según los expertos. El director general de la Comisión Nacional del Agua, Roberto Ramírez, afirmó que el fenómeno, al que calificó de "sumamente violento" y "potencialmente catastrófico", es el más poderoso en los anales del mundo.

"No hay un huracán en todo el planeta en toda la historia" semejante a este, dijo Ramírez, indicando que en las próximas 48 horas, podría caer el agua equivalente al 40% de la lluvia que se registra todo el año.
El presidente Enrique Peña advirtió que el país enfrenta una "amenaza a gran escala" y señaló que la prioridad del gobierno es "proteger y salvar vidas", por lo que se tomarían "todas las medidas preventivas necesarias para enfrentar" la emergencia.

Peña dijo que se trabaja con los gobiernos provinciales frente a esta "contingencia sin precedente" y ordenó el despliegue de unos 10.000 miembros de las fuerzas federales en apoyo a la población a la cual llamó a "extremar precauciones" porque "lo más importante es estar en un lugar seguro".

El ministerio de Gobernación declaró situación de emergencia en 34 municipios de Jalisco, entre ellos Guadalajara, la capital y el centro balneario de Puerto Vallarta y estableció una "hot line" para orientar sobre los refugios más cercanos.

El Ejército, la Marina y la Policía Federal desplegaron al menos 10.000 efectivos por tierra y aire para atender la emergencia principalmente hacia el puerto de Manzanillo y el centro veraniego de Puerto Vallarta, ubicadas en la "zona cero", donde se cerraron los puertos y aeropuertos.
Además, se prohibió a la gente salir a la calle desde las 13 locales (18 GMT) y se suspendieron las actividades escolares, y a partir de las 16 locales (21 GMT) la venta de combustibles y el suministro eléctrico.
Habitualmente los huracanes golpean más al noroeste del país, en la península de Baja California o los estados sureños de Quintana Roo, frontera con Belice o de Chiapas, en los límites con Guatemala.
Esta vez, sin embargo, Patricia se desvió a mitad de camino hacia la costa atraída por el frente frío número 8 proveniente de Estados Unidos y dio un golpe devastador en una región ya golpeada antes por catástrofes naturales.

El huracán impacta en las costas del occidente mexicano. Se temen catástrofes.
El huracán impacta en las costas del occidente mexicano. Se temen catástrofes.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

En las grandes ciudades costeras ubicadas en la "zona cero" del huracán, como el puerto de Manzanillo, Colima y el centro balneario de Puerto Vallarta, Jalisco, desde muy temprano comenzaron las "compras de pánico" en los supermercados, aunque en forma ordenada.
En algunas viviendas, restaurantes y hoteles de las áreas turísticas cuadrillas de trabajadores tapiaron puertas y ventanas con láminas de madera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados