alerta por terrorismo

Grupo islamista pirateó redes sociales del comando militar de EE.UU.

"En ninguna manera compromete nuestras operaciones", dijo el coronel Steven Warren.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cientos de personas preguntan a Google cómo esconder un cadáver.

Un grupo que declaró su apoyo a la organización Estado Islámico (EI) pirateó las cuentas de Twitter y YouTube del Comando militar central de Estados Unidos (Centcom) ayer, en un golpe propagandístico contra el sector castrense en plena guerra contra el EI en Irak y Siria.

"Podemos confirmar que las cuentas de Twitter y YouTube del Comando militar central de Estados Unidos fueron intervenidas hoy más temprano. Estamos tomando las medidas apropiadas para tratar este asunto", dijo a la AFP un funcionario de la defensa.

El Pentágono informó que el ataque duró 30 minutos y que no fue difundido ningún documento clasificado.

Durante el ataque, el escudo del comando central fue reemplazado en su página de Twitter por una cinta en blanco y negro con la imagen de un combatiente encapuchado y la inscripción "CyberCaliphate" (CiberCalifato) y "I love you ISIS" (Te amo EI).

El CiberCalifato "ya está aquí, estamos en tus computadoras, en cada base militar", escribieron los piratas electrónicos en la cuenta de Twitter antes de que fuese retirada por las autoridades.

Además fueron publicados documentos aparentemente oficiales, como una lista de direcciones personales de policías estadounidenses.

Vandalismo y propaganda.

El Pentágono trató de minimizar el impacto del ciberataque, argumentando que éste trascendió a poco más que un vandalismo digital y que no penetraron redes militares sensibles, ni se lograron publicar documentos clasificados.

"Es importante mantener esto en perspectiva. Es un poco más que una broma cibernética. Es una molestia", afirmó. "En ninguna manera compromete nuestras operaciones", dijo el coronel Steven Warren a reporteros.

"Centcom no fue hackeada. Twitter fue hackeado", añadió.
Warren explicó que los datos personales publicados sobre los oficiales estadounidenses eran "públicos", accesibles a todos.

Después de haber suspendido las cuentas atacadas, los militares estadounidense se dedicaron a identificar los documentos publicados.
"Nuestra evaluación inicial es que no fue publicada ninguna información clasificada y que ninguna información posteada proviene del servidor de Centcom o sus redes sociales", dijo en un comunicado el Comando, que supervisa los ataques aéreos liderados por Estados Unidos contra el grupo EI en Irak y Siria.

"Estos sitios están en servidores comerciales, y no en servidores del Departamento de Defensa, y ambos sitios fueron brevemente dados de baja mientras estudiábamos el incidente", dijo el comunicado.

"Las redes operativas militares del Centcom no fueron afectadas y no hubo impacto operativo en el comando central estadounidense", añadió.
El hackeo a las cuentas del Centcom en las redes sociales se produjo al mismo momento en que el presidente Barack Obama ofrecía un discurso sobre seguridad cibernética.

La administración de Obama descartó por su parte que haya señales de que información sensible haya sido expuesta. "Hay una diferencia significativa entre una gran violación de datos y el hackeo de una cuenta Twitter", dijo el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, a periodistas.
"Estamos examinando e investigando el alcance de este incidente", acotó.

Altos oficiales y comandantes estadounidenses han dicho previamente que el grupo EI ha mostrado gran agudeza para la propaganda y para buscar nuevos reclutas.

Algunos de los documentos publicados se parecían a capturas de pantalla de otros sitios de internet.

Por ejemplo, uno de los mensajes incluía una lista de sitios nucleares en Corea del Norte, en realidad publicado por la Federación de Científicos estadounidenses, una ONG norteamericana que difundió este documento para informar al público sobre las cuestiones científicas y nucleares.

El poderoso Centcom, cuya base está en Tampa (Florida, sureste), controla la guerra aérea guiada por Estados Unidos contra la organización Estado Islámico en Irak y Siria, así como otras fuerzas estadounidenses en Medio Oriente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)