Fenómenos extremos

Grecia en emergencia por la ola de incendios: 74 muertos

El gobierno sospecha que fueron intencionales; fiscalía abrió investigación.

El gobierno griego sospecha que los incendios fueron intencionales. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

Arboles calcinados, coches carbonizados y casas devoradas por el fuego es lo que queda de Mati, una zona de veraneo y residencial a tan solo 30 kilómetros de Atenas, donde el fuego hasta ayer martes se había cobrado 74 vidas y dejado 182 heridos. En Mati, la violencia de los vientos, con ráfagas de más de 100 km/h, provocó una expansión fulminante del fuego sobre las viviendas.

La cifra de muertos conmocionó a Grecia, con macabros hallazgos como el de 26 cuerpos carbonizados, incluidos niños pequeños, en una casa.

Ayer martes delante de las casas en parte o completamente destrozadas se reunieron grupos de vecinos con lágrimas en los ojos para intentar darse cuenta de lo que les ocurrió y salvar algunas pertenencias. Son los afortunados dentro del desastre, pues aún hay muchos desaparecidos y decenas de edificios a los que las fuerzas de rescate no han podido acceder, por lo que se teme que las cifras de fallecidos aumenten.

Llamas: en el balneario Mati, a unos 30 km de Atenas, el fuego casi no dio tiempo a escapar, avivado por vientos de hasta 100 km/h. Foto: AFP
El fuego casi no dio tiempo a escapar, avivado por vientos de hasta 100 km/h. Foto: AFP

La mayoría de las víctimas mortales perecieron en sus casas o en sus vehículos, arrasados por las llamas que se propagaron con suma rapidez.

"Hoy Grecia está en duelo", declaró el primer ministro Alexis Tsipras, al anunciar en un mensaje televisivo tres días de duelo en el país. La presidencia de la República anuló los actos previstos ayer martes para conmemorar el restablecimiento de la democracia en Grecia, en julio de 1974. Tsipras prometió que "nadie se quedará sin ayuda" y "nada sin respuesta".

De momento la realidad es que muchos vecinos se encuentran sin techo, a merced de la ayuda que reciben, y con la duda de qué es lo que ha causado esta grave tragedia.

La fiscalía abrió una investigación para determinar las causas ante la sospecha de que los incendios podrían ser intencionados o al menos provocados por conductas negligentes.

Grecia, que activó el mecanismo europeo de protección civil, está contando con la ayu- da, especialmente en medios aéreos, de España, Francia, Israel, Bulgaria, Turquía, Italia, Macedonia, Portugal y Croacia.

Devastador: el fuego destruyó todo a su paso. Foto: EFE
Devastador: el fuego destruyó todo a su paso. Foto: EFE

El gobierno griego anunció que correrá con el coste de las exequias y aprobará medidas fiscales a favor de los damni- ficados.

Antes de que empiece cualquier polémica sobre la respuesta del aparato estatal, el gobierno griego subrayó que estaba haciendo frente a un fenómeno "extremo", "asimétrico", indicó Tsipras.

El portavoz del gobierno, Dimitris Tzanakopulos, explicó que hubo "15 focos de incendio simultáneos en tres frentes diferentes" en Ática.

Estos violentos incendios en Grecia figuran entre los más mortíferos en Europa en lo que va del siglo XXI.

En Portugal el año pasado 64 personas murieron en un incendio forestal en Pedrogao Grande, en el centro del país. Portugal ya había sido golpeado en 2003 por graves incendios que arrasaron durante una ola de calor el centro y el sur del país durante semanas, con saldo de 20 muertos.

Hallazgo macabro: cinco cuerpos calcinados a pocos metros del mar. Foto: AFP
Hallazgo macabro: cinco cuerpos calcinados a pocos metros del mar. Foto: AFP

En Rusia, 34 personas murieron en 2015 en los incendios que arrasaron desde mediados de abril 10.000 km2 en Siberia. Cinco años antes, otro incendio en la parte occidental de Rusia, dejó más de 60 muertos.

Y en Grecia, 77 personas murieron a finales de agosto de 2007 en unos incendios forestales sin precedentes en el Peloponeso y la isla de Evia.

Mati, el balneario donde las familias murieron abrazadas

"Mati ya no existe": silencio desolador, la pequeña ciudad costera al este de Atenas ha quedado reducida a cenizas. Por ahora se han encontrado 74 cuerpos calcinados, pero como sucede en todas las tragedias, la cifra de muertos puede ir aumentando a medida que pasan las horas.

Los últimos cuerpos encontrados son de un grupo de 4 o 5 personas, parte de una familia, de un grupo de amigos o desconocidos "que se juntaron en un último intento de protegerse, en tanto intentaban llegar al mar, a 30 o 40 metros de allí", dice Vassilis Andriopoulos, uno de los socorristas de la Cruz Roja que descubrió el horrible espectáculo ayer martes en horas de la mañana.

Deplora la presencia de "niños pequeños" en este grupo.

Los equipos de emergencia encontraron a otro grupo de 26 víctimas fatales, algunas de ellas menores, tendidas cerca de la cima de un acantilado frente a una playa. "Habían tratado de encontrar una vía de escape, pero lamentablemente estas personas y sus hijos no llegaron a tiempo. Instintivamente, al ver que se acercaba el final, se abrazaron", dijo Nikos Economopoulos, el jefe de la Cruz Roja griega, a Skai TV.

En la calle principal todo está negro, en particular los grandes pinos que rodean las casas. El mar está gris, el olor a quemado es omnipresente. Los aviones contra incendios surcan el cielo de manera intermitente, decenas de autos calcinados cubren las calzadas. Se ven cadáveres de perros.

Guardacostas y otros barcos rescataron a casi 700 personas y sacaron del mar a otros 19 supervivientes y cuatro cadáveres.

"Vecinos y turistas de la zona no escaparon a tiempo a pesar de que estaban a pocos metros del mar o en sus casas", dijo la portavoz de bomberos, Stavroula Maliri.

Los vecinos que pudieron escapar del fuego fueron evacuados en la madrugada por lanchas patrulleras que los dejaron en la cercana ciudad portuaria de Rafina, cuyo alcalde, Evangelos Bournous, afirmó: "Mati no existe más".

Cambio climático

Calor excepcional. La ola de calor excepcional que sufre el hemisferio Norte, con varios incendios en Grecia y Escandinavia, es algo que se volverá cada vez más frecuente a causa del calentamiento global, según los expertos. La situación es excepcional en el norte de Europa, donde la Organización Meteorológica Mundial (OMM) prevé temperaturas superiores a las normales hasta comienzos de agosto, desde Irlanda hasta los Países Bálticos. Las temperaturas ya alcanzaron picos de 30ºC en el Círculo polar ártico. Suecia, en particular, padece el mes de julio más cálido en dos siglos y medio. Un fenómeno extraordinario también en Japón, donde las temperaturas han superado los 35ºC, provocando 80 muertos. Siberia también ha sido afectada, así como Estados Unidos, con más de 40ºC en Los Angeles.

Responsable. "Cada suceso individual es muy difícil atribuirlo a las actividades humanas", explica el climatólogo francés Jean Jouzel. Pero los recientes episodios "son compatibles con las tendencias a largo plazo causadas por el aumento de la concentración de gases de efecto invernadero", estima la OMM. Dado que los tres últimos años han sido los más cálidos hasta ahora registrados en la Tierra, "la pregunta más importante es: ¿veremos (estos episodios extremos) más frecuentemente si no reducimos las emisiones de CO2?", pregunta Anders Levermann, climatólogo en el Potsdam Institute for Climate Impact Research. Y responde: "Sí".

Próximas décadas. Según el informe del grupo de expertos sobre el clima de la ONU (GIEC) de 2012, los modelos "prevén una intensificación durante las próximas décadas" de episodios extremos. Inclusive, si se respeta el Acuerdo de París de limitar el calentamiento global medio a 2°C respecto a la era preindustrial, las sequías, olas de calor, inundaciones y huracanes podrían multiplicarse, intensificarse y extenderse hacia nuevos territorios. Según un estudio publicado en 2017 en Nature Climate Change, incluso respetando los compromisos de París, la mitad de la población mundial se vería expuesta a olas de calor mortíferas de aquí a 2100, contra alrededor del 30% hoy. "Cada año, tendremos récords de temperaturas que serán batidos, una vez en Rusia, otra en Francia o Japón (...)", subraya Jouzel. Las olas de calor como en 2003 —70.000 muertos en Europa— "podrían convertirse en la norma después de 2050 o 2060".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º