AFGANISTAN

General de la OTAN dice que se atacó hospital humanitario por error

El bombardeo al hospital de Médicos sin Frontera dejó 22 fallecidos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
MEF siguió trabajando luego del ataque. Foto: AFP

El general que comanda la misión de la OTAN en Afganistán reconoció que se atacó "por error" el hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Kunduz y estimó que después de 2016 se necesitarán en ese país más tropas estadounidenses de lo previsto.

Ante la comisión de fuerzas armadas del Senado, el general estadounidense John Campbell manifestó la expresión más clara de responsabilidad del Pentágono hasta ahora sobre el bombardeo, que mató a 22 personas el pasado fin de semana y fue calificado de "crimen de guerra" por MSF.

La ONG, que reclama enérgicamente una investigación independiente, rechazó la explicación de Washington y Mego Terzian, presidente de MSF France se declaró persuadido de que "desgraciadamente no fue un error".

"Para ser claro, la decisión de realizar un ataque aéreo fue una decisión estadounidense, tomada por la cadena de mando estadounidense", subrayó el general.

El general había subrayado  en una conferencia de prensa que el ataque había sido pedido por las autoridades afganas, provocando la cólera de Médicos Sin Fronteras, que acusó a los estadounidenses "de intentar pasarle la responsabilidad al gobierno afgano".

El secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, declaró  "lamenta profundamente" las muertes registradas en un ataque.

"La investigación sobre cómo pudo esto ocurrir aún continúa, y estamos apoyando por completo a la OTAN y a las pesquisas afganas al respecto", dijo Carter en un comunicado.

La Casa Blanca evitó pronunciarse, alegando el portavoz presidencial Josh Ernest que hay investigaciones en curso sobre el ataque.

Se iniciaron tres investigaciones -de Estados Unidos, Afganistán y la OTAN- para establecer en qué condiciones se resolvió y ejecutó el bombardeo, y el jefe militar de la OTAN prometió "transparencia" sobre sus resultados.

El general estadounidense que se encuentra en Kunduz para realizar la investigación interna recolecta no solo el testimonio de los militares en el lugar sino también el del personal de MSF, según Campbell.

"Habló con algunos" y "sigue acudiendo a los lugares donde puede hablar con médicos, enfermeras, sobrevivientes, para asegurarse de tener toda la historia", declaró.

En sus 14 años de presencia en Afganistán, Washington ha gastado unos 60.000 millones de dólares para constituir un ejército nacional afgano. Pero pese a estos esfuerzos este ejército "no posee la capacidad de combate y las fuerzas para proteger todas las regiones del país", subrayó Campbell.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)