RESULTADOS

Gantz lidera la elección en Israel y da duro golpe a Netanyahu

Ninguno llega a la mayoría de 61 bancas en el Parlamento.

Benny Gantz y su señora Revital saludan a partidarios. Foto: AFP
Benny Gantz y su señora Revital saludan a partidarios. Foto: AFP

El primer ministro Benjamin Netanyahu sufrió un duro golpe en las elecciones y está en la cuerda floja al ser derrotado por su principal rival, Benny Gantz, líder del partido Azul y Blanco.

Al haberse contado el 95% de los votos, el diario The Jerusalem Post informó que Gantz lidera con 25,66%, lo que le adjudica 33 bancas en un Parlamento que se compone de 120, seguido del Likud de Netanyahu con 25,02% (se traduce en 32 bancas), la Lista Unida árabe alcanza 10,73% (12 bancas), Shas, partido del ministro del Interior Arie Deri, que representa a los ultraortodoxos mizrahíes y fomenta el carácter judío del Estado, suma 7,57% (9 bancas) y el partido Yisrael Beitenu de Avigdor Lieberman registra 7,12% (8 bancas).

Es la segunda elección que Israel celebra este año.

Si bien el Likud y Azul y Blanco aguardan que el Comité Electoral Central finalice el escrutinio, queda en claro que el próximo gobierno surgirá de negociaciones muy difíciles.

Ni el bloque de centro-derecha que puede formar Netanyahu, de 69 años, que gobierna Israel desde hace una década, ni el de centro-izquierda de Gantz -ex jefe del Estado Mayor, de 59 años- pueden alcanzar la mayoría de 61 bancas.

Gantz puede reunir los apoyos para sumar 56 lugares en la Knesset (Parlamento), en tanto Netanyahu alcanza una coalición con un total de 55 bancas.

“Vamos a esperar los resultados finales para manifestar nuestro deseo de un gobierno de unión en Israel”, señaló Gantz, quien hasta ahora afirmó que descarta formar una coalición con Netanyahu.

Gantz ha expresado que fundamenta su postura en los cargos de supuesta corrupción a los que se enfrenta Netanyahu. La acusación resta ser formalizada en una vista con el Fiscal General del Estado prevista para el próximo 3 octubre.

Gantz igual indicó que “hemos iniciado las negociaciones y hablaré con todo el mundo”.

Difícil. 

A su vez, el Primer Ministro advirtió: “La opción es un gobierno que yo encabece o un gobierno peligroso junto con los partidos árabes anti-sionistas”.

Netanyahu ya empezó a mover los hilos y ante el complejo escenario que se le presenta anunció la configuración de un bloque de negociación común con el derechista Yamina y los partidos ultraortodoxos, distanciándose así de la idea de un gobierno de unidad. Resulta difícil que alcance la mayoría necesaria pero intenta mostrar fuerza para seguir gobernando.

Las dificultades indujeron al gobernante a cancelar su asistencia la próxima semana a la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York, donde el jueves 26 iba a pronunciar un discurso, en un ámbito en el que le gusta hablar. Asimismo, tenía previsto reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump para continuar analizando un Tratado de Defensa Mutua. Su lugar como orador por Israel ante la Asamblea General lo ocupará el ministro de Exteriores, Israel Katz.

Ahmed Tibi, uno de los líderes de la Lista Unida de partidos árabes declaró: “La era Netanyahu ha terminado. Si Benny Gantz nos llama, le comunicaremos nuestras condiciones para apoyarlo”.

Clave. 

Ante este complejo escenario, en medios políticos israelíes existe coincidencia de que Avigdor Lieberman pasa a ser figura clave para determinar la composición del futuro gobierno.

El exministro de Defensa pidió un gobierno de “unidad nacional” entre su partido, el Azul-Blanco y el Likud, excluyendo de entrada a partidos judíos ultraortodoxos y a las formaciones árabes.

Lieberman ha hecho campaña contra los religiosos ultraortodoxos, aliados del Likud, porque se opone a que Israel se convierta en un Estado religioso. Tampoco escatima críticas contra las formaciones árabes.

Por tanto, su postura tiene aspectos complicados con vista a la integración del gobierno.

Una vez finalizado el escrutinio, entrará en juego el presidente Reuven Rivlin, que convocará a consultas a los cabezas de listas de los partidos con representación parlamentaria para decidir a quién encomienda la tarea de formar gobierno.

Un comunicado de su oficina anunció que Rivlin iniciará la ronda de consultas con los representantes de los partidos elegidos “lo antes posible”, cuando tenga “una perspectiva clara” de los resultados.

Después de las reuniones y una vez haya designado el candidato, este tendrá un plazo de 28 días y otros 14 adicionaeles para formar la coalición gubernamental.

(Con información de AFP, EFE y The Jerusalem Post)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)