CORONAVIRUS

Francia comenzará a vacunar a su población "a finales de diciembre o comienzos de enero"

El país contempla levantar el confinamiento en diciembre; ya superó los 50.000 muertos por la enfermedad. 

Anuncios del presidente francés Emmanuel Macron en televisión. Foto: AFP.
Anuncios del presidente francés Emmanuel Macron en televisión. Foto: AFP.

Francia volverá a abrir los comercios considerados no esenciales el sábado y contempla levantar el confinamiento impuesto a su población el 15 de diciembre.

En una intervención televisada al país, el presidente Emmanuel Macron avanzó el calendario de salida del confinamiento en vigor desde el 30 de octubre. 

Además, Macron anunció que Francia comenzará a vacunar contra el coronavirus "a finales de diciembre o comienzos de enero", con prioridad inicial para las personas de más edad. La vacunación no será obligatoria, agregó el mandatario. 

También dijo que a partir del sábado se volverán a permitir las ceremonias religiosas con una limitación de 30 personas y se habilitarán los desplazamientos de 20 kilómetros y durante 3 horas, frente a 1 kilómetro y 1 hora en la actualidad.

El 15 de diciembre, si los parámetros de la pandemia siguen bajando, se eliminarán las restricciones en los desplazamientos para las celebraciones navideñas y se permitirá abrir cines, teatros y museos, aunque se impondrá un toque de queda a partir de las 21:00.

Pero Macron multiplicó los llamamientos a la prudencia para "evitar una tercera ola y un tercer confinamiento", por lo que pidió que se mantenga la distancia social y la higiene, que se use la mascarilla y que se eviten las reuniones multitudinarias, incluidas las familiares.

Bares, restaurantes y gimnasios seguirán cerrados, al menos, hasta el 20 de enero, cuando se hará una nueva evaluación y, si la apertura anunciada un mes antes no ha reactivado la pandemia, se tomarán nuevas medidas de apertura.

El presidente fijó en 5.000 contagios diarios y menos de 3.000 pacientes en cuidados intensivos el límite que permitirá seguir avanzando en la desescalada, lo que autorizaría a abrir restaurantes y gimnasios, aunque no citó los bares.

Macron pidió responsabilidad individual, prometió mejorar la estrategia de test y aseguró que harán más obligatorias las cuarentenas de los casos positivos. 

Por otra parte, Sanidad informó este marte que el COVID provocó en Francia más de 50.000 muertos, después de que en las últimas veinticuatro horas se sumaran otros 458 fallecidos.

En total, son 50.237 las personas fallecidas por la COVID-19 en Francia, el séptimo país del mundo con más víctimas por esa enfermedad, solo superado por Estados Unidos, Brasil, la India, México, Reino Unido e Italia, según la universidad Johns Hopkins.

El número de contagios registrados en las últimas horas fue de 9.155, más del doble que la víspera, con lo que se superan ya los 2.150.000 pacientes, lo que sitúa a Francia en cuarta posición en positivos.

En los últimos siete días 12.174 personas ingresaron en hospitales por esta enfermedad, de ellas 1.833 en unidades de cuidados intensivos, señaló Sanidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados