ESTE MARTES

España retira la última estatua de Franco cuando se cumplen 40 años del fallido golpe

España cuenta desde 2007 con la llamada Ley de Memoria Histórica, que obliga a la retirada de símbolos y expresiones públicas de apoyo a la dictadura franquista.

Trabajadores locales de Melilla (España) cargan la estatua del ex dictador español Francisco Franco. Foto: Reuters
Trabajadores locales de Melilla (España) cargan la estatua del ex dictador español Francisco Franco. Foto: Reuters

La última estatua que quedaba del dictador Francisco Franco en un espacio público en España fue retirada este martes en Melilla, ciudad española en el norte de África.

Melilla fue una de las primeras ciudades donde se produjo el levantamiento militar de 1936 que desembocó en la Guerra Civil española y posterior dictadura del general Franco, y la retirada de la estatua coincidió además con el cuarenta aniversario del fallido golpe de Estado de 1981 en España.

España cuenta desde 2007 con la llamada Ley de Memoria Histórica, que aprobó el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero para la reparación moral de los perseguidos por la dictadura franquista y que obliga a la retirada de sus símbolos y expresiones públicas de apoyo.

La retirada de la estatua de la vía pública se llevó a cabo sin previo aviso y los trabajos se prolongaron durante más de una hora ante un fuerte despliegue policial y la expectación de algunas personas que se enteraron y acudieron a la zona para inmortalizar el momento con sus cámaras y teléfonos móviles.

Varios operarios aseguraron la estatua con un arnés colgado de una grúa para sacarla de su base de hormigón y ladrillo, donde había una placa con un escudo de la ciudad, otra con la inscripción "Melilla, al comandante de la Legión D. Francisco Franco Bahamonde 1921-1977" y una tercera con un bajo relieve en el que aparecían unos soldados.

La escultura fue depositada en un camión para traslado a dependencias municipales según el presidente de la ciudad, Eduardo de Castro, de Ciudadanos (liberales), quien en redes sociales destacó la coincidencia de la retirada con la conmemoración del fallido golpe militar del 23 de febrero de 1981 en España.

"Se acaba de cumplir el mandato del pleno de la Asamblea de Melilla, que ayer apoyó la propuesta del Gobierno para retirar la estatua de Franco. Era la última en un espacio público de España. Retirada. 40 años después del 23F, damos cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica", tuiteó De Castro.

La estatua fue retirada un día después de que la asamblea de la ciudad lo aprobara con el respaldo de los tres partidos que conforman el Gobierno local, los liberales de Ciudadanos, el Partido Socialista y la agrupación local Coalición por Melilla, y un diputado no adscrito a alguna formación, mientras el conservador Partido Popular se abstuvo y el ultraderechista Vox votó en contra.

Franco fue jefe de Estado desde 1939, tras la victoria de las fuerzas que se rebelaron contra la República, hasta que murió en 1975 y en 1978 España recuperó la democracia, que se vio amenazada por el golpe fallido de 1981.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados