Los sobrevivientes del ataque trabajarán en la sede del diario Libération

Charlie Hebdo volverá a salir con un millón de ejemplares

La revista satírica francesa Charlie Hebdo anunció ayer tras la matanza que devastó su redacción la víspera que publicará la semana próxima una edición de un millón de ejemplares, respaldada por otros medios que cerraron filas para apoyar al semanario, convertido en emblema de la libertad de expresión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rastros de sangre entre papeles: así quedó la redacción de Charlie Hebdo.

Cerca de la sede del semanario, en el distrito XI de París, donde ocurrió el ataque de dos hombres armados que irrumpieron en la redacción y abrieron fuego con fusiles de guerra antes de huir al grito de "¡Alá es el más grande!" y "¡Matamos a Charlie Hebdo!", los parisinos instalaron en la calle retratos de algunos de los caricaturistas más conocidos asesinados.

En toda Francia hubo manifestaciones espontáneas para repudiar el atentado, mientras que periodistas, responsables políticos y ciudadanos anónimos en las redes sociales reclamaron que Charlie Hebdo sobreviva enarbolando por todo el país carteles que proclaman "Je suis Charlie" (Soy Charlie).

Nuevo número.

"Vamos a seguir, decidimos volver a salir la semana próxima. Estamos todos de acuerdo", anunció Patrick Pelloux, uno de los cronistas sobrevivientes, que es además médico.

"Lo vamos a hacer en casa, nos las vamos a arreglar", agregó, precisando que actualmente no tenían acceso a los locales de la sede de Charlie Hebdo a causa de la investigación.

"Es el modo de los sobrevivientes de rendir un homenaje a aquellos que no están más. Es nuestro modo de decir que no nos mataron, que estamos aún de pie, vivos, que no lo lograron", dijo a la prensa el abogado de la publicación, Richard Malka, confirmando la noticia que circuló desde la mañana.

Entre las doce víctimas del ataque al semanario fundado en 1970 y que se hizo famoso por su humor irreverente, figuran cinco dibujantes, Charb, de 47 años, Wolinski (80), Cabu (76), Tignous (57), Philippe Honoré (73), así como otros colaboradores incluyendo el economista francés Bernard Maris, hijo de republicanos españoles refugiados en Francia.

"Es una situación muy dura, estamos todos con nuestra pena, nuestro dolor, nuestros miedos, pero lo vamos a hacer de todas formas, porque la estupidez no va a ganar. Charb (director de la publicación muerto en el atentado) siempre decía que la revista tenía que salir, cueste lo que cueste", agregó el cronista.

El equipo de Charlie Hebdo sostuvo una reunión ayer para hablar sobre el futuro del semanario, explicó a la AFP Gérard Biard, jefe de redacción de la revista satírica.

Al término de la reunión, Pelloux confirmó a la AFP que Charlie Hebdo saldrá a la venta en los quioscos de Francia el próximo miércoles, con una tirada de un millón de ejemplares, contra los 60.000 de la última edición.

"Será una edición de los sobrevivientes" de 8 páginas, dijo, en lugar de las 16 habituales, que comenzará a elaborarse a partir de mañana en los locales del diario Libération.

Apoyo.

Desde el atentado, el semanario que padecía serias dificultades financieras, recibió múltiples propuestas de respaldo, solicitudes de suscripción y donaciones.

Una mayoría de medios franceses apoyaron la iniciativa, desde la prensa a la radio y la televisión. La Unión de los Editores de Diarios y de Google aportarán a los costos de producción del próximo número 250 mil euros cada uno.

La ministra de Justicia Christiane Taubira declaró que "una ayuda pública para Charlie estaría justificada. No se puede concebir que desaparezca Charlie Hebdo".

Christophe Deloire, secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), dijo que el ataque significó cruzar un umbral. "Para un país occidental, es sin duda un nuevo hito", comentó.

"Lo único tranquilizador de la jornada de ayer es hasta qué punto cientos de miles de personas consideran que defender la libertad de la prensa, es defender las libertades de todos", agregó.

Muchos diarios europeos reprodujeron ayer las caricaturas del semanario francés como protesta por los asesinatos y publicando sus propias caricaturas y editoriales, que se diferenciaron de la viñetas más provocadoras de Charlie Hebdo burlándose del Islam.

Los editoriales dejaron de manifiesto las diferencias sobre cómo los medios respondieron a los asesinatos y generaron dudas sobre si muchos no estaban ya autocensurándose por temor a ofender a alguien o, peor aun, provocar un ataque islamista en represalia.

El diario danés Jyllands Posten, cuyo personal tiene protección policial desde que en 2005 publicara dibujos de Mahoma, decidió no publicar las caricaturas de Charlie Hebdo.

FURIA ISLAMISTA CONTRA EL ARTE

Rushdie

El libro "Los versos satánicos", del indio-británico Salman Rushdie hizo en 1988 una relectura propia del episodio de la inspiración diabólica de Mahoma. El ayatolá Khomeini lanzó una fatwa contra el autor: una condena a muerte por blasfemia. Rushdie estuvo años bajo protección policial. Tres años después el traductor italiano del libro, Ettore Capriolo, fue atacado y herido a cuchillazos en su casa.

Caricaturas

El diario danés Jyllands-Posten publicó en 2005 12 imágenes, una de las cuales presentaba a Mahoma con una bomba en el lugar del turbante. Hubo llamados a boicotear productos daneses e incluso eliminar físicamente a los caricaturistas.

Una psiquiatra

La psiquiatra egipcia Nawal Saadawi vio su nombre incluido en una "lista negra" a raíz de una obra de teatro. En 1991 tuvo que exiliarse en Estados Unidos tras recibir amenazas de islamistas radicales.

Asesinado

El director holandés Theo Van Gogh realizó en 2004 la película "Submission", en la que denunciaba el maltrato de las mujeres en el mundo musulmán. Pocos meses después un extremista de origen marroquí mató a Van Gogh en el pleno centro de Amsterdam.

Corán

En 2011, el pastor evangélico estadounidense Terry Jones quemó ejemplares del Corán para protestar contra "el Islam del Diablo". Esto originó el ataque de una turba contra la base de la ONU de la ciudad afgana de Mazar-i-Sharif. Hubo siete muertos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)